lunes 02 de agosto de 2021
POLITICA Otro frente de conflicto
15-05-2020 23:30

Axel Kicillof presiona por un aislamiento inflexible en el AMBA

El gobernador bonaerense critica la reapertura de comercios porteños y reclama que haya mayores restricciones en la circulación.

15-05-2020 23:30

Lo que pasa en Capital Federal no queda en Capital Federal. En el gobierno bonaerense grafican con esta frase el escenario de los últimos días, en el que la apertura comercial de la ciudad de Buenos Aires repercutió en los distritos del conurbano bonaerense. La flexibilización del aislamiento en el territorio gobernado por Horacio Rodríguez Larreta alertó al gobernador Axel Kicillof y a los intendentes que comandan municipios cercanos, que advierten un aumento de circulación en sus distritos en momentos en que Capital muestra un mayor índice de infectados de coronavirus que la Provincia.

Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta intensificaron los llamados entre el jueves y el viernes. El jefe provincial se mantiene estricto en cuanto a la apertura de comercios y solo habilitó locales de cercanía para que los ciudadanos no deban trasladarse a otros distritos ni a la Capital. Pero el regreso de la actividad comercial en la ciudad de Buenos Aires incrementó el tránsito en estas localidades, ya que muchos de los trabajadores de CABA llegan del Conurbano.

En estas conversaciones, el jefe de Gobierno porteño le dijo al bonaerense que estaba pensando en volver a imponer algunas restricciones levantadas en los últimos días. Este fin de semana, con la habilitación de las salidas recreativas por una hora, Larreta tendrá su mayor desafío. Kicillof le reiteró que en los distritos con mayor cantidad de habitantes, la posibilidad de estos paseos por ahora seguirán prohibidos, pero le aseguró que su mayor preocupación tiene que ver con el funcionamiento de los negocios.

Fotos: mirá como luce Buenos Aires en esta "nueva normalidad"

El intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, detalló que el 40% de los infectados en su distrito se contagiaron por tener vínculo con Capital Federal. Se trata de trabajadores de la salud y hasta de un menor de 11 años, que podría haberse contagiado por su padre, que trabaja en una oficina de correo de la Ciudad, o por un tío que es empleado de un estacionamiento también de Capital. En este distrito, de 27 casos, seis son menores de edad. Allí la cuarentena se mantiene estricta y con fuertes controles en los ingresos, pero este viernes la estación de tren de Monte Grande, ubicada a 500 metros de la plaza principal, tuvo un fuerte movimiento. De allí parten los trenes hacia Constitución.

En Florencio Varela ayer se conoció un nuevo caso positivo: es de un trabajador de la Ciudad. Por esto, fueron varios los intendentes peronistas que pidieron hoy una marcha atrás de las flexibilizaciones porteñas.

El gobernador y el jefe de Gobierno porteño hablan por teléfono a diario para seguir los casos

En la Provincia insisten en mantener una “cuarentena comunitaria”, en la que los municipios que tienen pocos infectados puedan mantener sus índices bajos. Evalúan que Capital Federal puede ser un cuarto foco de contagio. “El primero fueron quienes viajaron al exterior, el segundo el personal de salud, y el tercero, los contactos estrechos con infectados. Ahora vemos que quienes tienen vínculos con Capital Federal pueden hacer aumentar los casos”, detallan en La Plata. Ayer, el 87% de los nuevos casos confirmados se concentraron en estas dos jurisdicciones, y la Ciudad volvió a mostrar la mayor cantidad de infectados, ya que tuvo 214 contra 86 de provincia.

Kicillof se sentía cómodo con la primera etapa del aislamiento decretado el 20 de marzo, en la que había fuertes restricciones en todas las provincias, pero comenzó a mostrarse molesto ante el avance de algunas flexibilizaciones. En su entorno explican que una reactivación no podría ser evaluada donde reside la mayor cantidad de habitantes, y mostró su molestia cuando el Presidente, Alberto Fernández, anunció que se podrían habilitar salidas. Hoy, de los tres funcionarios, es quien más firme se mantiene frente al cumplimiento de una cuarentena con pocas habilitaciones.

Fernández prefiere mantenerse al margen de las discusiones entre las dos administraciones y que el diálogo para coordinar futuras medidas ante la pandemia quede entre ambos distritos. Ayer recibió a Larreta y al vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, quienes detallaron el resultado de la nueva etapa de la cuarentena que se inició el lunes pasado.

Las tres fases de la Ciudad de Buenos Aires en cuarentena en 24 fotos

Además del diálogo entre Kicillof y Larreta, los jefes de Gabinete, los ministros de Salud y los de Transporte hablan a diario para evaluar la continuidad de la cuarentena. Pero ayer, los funcionarios del área de salud bonaerense se encargaron de hacer pública la postura de la Provincia. El viceministro de Salud, Nicolás Kreplak, dijo que “la decisión de la Ciudad de abrir los comercios nos preocupa, creemos que tiene que estar funcionando solo lo esencial y los locales de cercanía”. Y remarcó: “Que la ciudad de Buenos Aires habilite el comercio, que es el paradigma histórico de movimiento de gente, es preocupante porque aumenta el tránsito, ya que la gente de la Provincia va a trabajar, a vender o a comprar a ese distrito”.

También habló la subsecretaria de Gestión de la Información, Educación Permanente y Fiscalización del Ministerio de Salud bonaerense, Leticia Ceriani: “En Capital Federal, el rol del Estado de contener el aislamiento se ha ido relajando; sin duda hay responsabilidad estatal”.

Los intendentes, contra la apertura porteña

Distintos intendentes peronistas del Conurbano coincidieron en señalar que la ciudad de Buenos Aires, gobernada por Horacio Rodríguez Larreta, no debería haber flexibilizado el aislamiento preventivo, social y obligatorio, debido al aumento de casos positivos de coronavirus en el AMBA, zona que abarca Capital Federal y cuarenta distritos bonaerenses.

El jefe comunal de Esteban Echeverría y vicepresidente del PJ bonaerense, Fernando Gray, consideró que el gobierno de la ciudad de Buenos Aires “debería reformular rápidamente las medidas que ha tomado”. Sostuvo que “nosotros hemos hecho una cuarentena muy estricta y creemos que hay que mantenerla, pero cuando la ciudad de Buenos Aires flexibiliza el comercio y empieza a haber más tránsito y afluencia de público, eso impacta negativamente en nuestro territorio”.

El Presidente se mantiene ajeno a la discusión entre ambas jurisdicciones

La intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, dijo que la decisión del gobierno porteño de habilitar comercios en el marco de la nueva fase de la cuarentena que comenzó a regir el lunes último es un “acto de irresponsabilidad”, y pidió que “se apele a la responsabilidad colectiva y que sepa que lo que sucede allí tiene consecuencias en el Conurbano”.

En esta misma línea, el jefe comunal de Florencio Varela, Andrés Watson, sostuvo que “la Ciudad se apuró en abrir, y algo que no es menor es que hay mucho movimiento desde el Conurbano y los distritos de la Provincia que van hacia ahí a trabajar. Mirás los números de contagios en ese distrito y te horrorizás. ¿Cómo van a abrir los negocios? ¿Por presión? Presiones tenemos todos”, afirmó. Este intendente se sumó así a la posición del jefe del bloque de diputados del Frente de Todos, quien le pidió a Larreta que no ceda ante las presiones de quienes priorizan la economía.