domingo 20 de junio de 2021
POLITICA Intendente armado
13-10-2020 18:20

Barbijo de "Sheriff" y el relato de un tiroteo que distendió a Alberto Fernández

Alejandro Granados apareció en un acto presidencial usando un barbijo con la estrella de la policía estadounidense. La anécdota que hizo reír al Presidente.

13-10-2020 18:20

No reniega de su apodo y lo luce con orgullo. Se ganó el sobrenombre a fines de los años 90 después de un tiroteo con delincuentes y desde entonces es conocido como “El sheriff”. Esta vez, quien se sorprendió con la historia fue el presidente Alberto Fernández, al ver llegar al intendente de Ezeiza, Alejandro Granados con un barbijo con la estrella de seis puntas, insignia de la autoridad policial de Estados Unidos.

El jefe distrital no pasó desapercibido en uno de los actos de entregas de viviendas en el que participó el Presidente. Se llevó todas las miradas por su tapabocas con la insignia de sheriff y ante Fernández recordó la anécdota por la que desde 1999 es conocido por “ser un justiciero”.

Granados había ganado la intendencia en 1995 luego de conseguir dividir el distrito de Esteban Echeverría bajo la presidencia de Carlos Menem y crear el municipio de Ezeiza que tendría bajo su control el aeropuerto. Cuatro años después, sufrió un asalto en su casa que terminó en un tiroteo con los delincuentes. “Ojalá le hubiera pegado. Lamentablemente tuve mala puntería”, insiste desde entonces.

“Estamos en guerra con ellos y la guerra hay que librarla. Es a matar o morir”, fue la declaración que dio el intendente en 1999 por la que lo apodaron como “El Sheriff”. Fernández escuchó la anécdota días atrás mientras se agarraba la cabeza y se reía. El Presidente suele disentir con los dirigentes que piden “mano dura” para combatir la inseguridad y no dejó de asombrarse con el relato de Granados.

Alberto Fernández apuntó contra Macri tras el banderazo: "En cuatro años se olvidó de la gente"

El intendente oficio de anfitrión después del acto de entrega de viviendas del plan Procrear en Ezeiza con un asado en un salón cerrado. Al estar cerrado El Mangrullo, se aseguró que la carne sea de la misma calidad que la tradicional parrilla de Ezeiza que es de su propiedad. Del almuerzo también participaron otros jefes distritales de la tercera sección electoral que aprovecharon la ocasión para escuchar de boca del ministro de Economía, Martín Guzmán, las proyecciones económicas para los próximos meses.

Hombre del Partido Justicialista porteño, Fernández nunca cultivó el vínculo con los jefes distritales del conurbano. En 2019, dos semanas después de que Cristina Kirchner lo oficialice como candidato del espacio, tuvo su primer encuentro con los intendentes en el que también participó el jefe de bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner, quien hoy lidera esa relación.

Desde entonces, Fernández busca mantener el contacto directo con algunos de los intendentes de los distritos más populosos y suele recibir a algunos en la Quinta de Olivos. Esta vez, se reencontraron, con asado de por medio, en Ezeiza.

Tras el 12O, convocan para el 8N a otro banderazo contra el Gobierno

Cristina Kirchner tampoco mantuvo el diálogo constante con los intendentes durante sus dos presidencias como sí lo hizo Néstor Kirchner. Fue después de la derrota de 2015 cuando la actual Vicepresidenta comenzó a recibir a los jefes distritales en el Instituto Patria. Hoy, el armado político del territorio bonaerense es dominio del kirchnerismo y se descuenta que las listas bonaerenses del próximo año sean completadas con la lapicera de los Kirchner.