POLITICA
la interna en juntos por el cambio

Bullrich y Larreta, a todo o nada: guerra de spots, encuestas y pelea territorial

Los primeros sondeos de opinión que ordenaron los dos precandidatos de Juntos por el Cambio tras el cierre de listas, el “efecto Milei” y la furia de los intendentes que tienen que ir a unas PASO en territorio bonaerense. Las provincias en disputa, el peso de la estructura y los secretos de las nuevas campañas que se verán en televisión y en redes sociales desde hoy. Agendas y estrategias para el último mes de una campaña para las primarias sin diálogo ni interlocutores que logren apaciguar los ánimos. La última charla a solas de los dos referentes del PRO.

20230709_pichetto_larreta_santilli_espert_bullrich_grindetti_jxc_cedoc_g
Campaña. Larreta con Pichetto, Santilli y Espert en una recorrida por Vicente López. Bullrich con su precandidato a gobernador Néstor Grindetti en Junín, Buenos Aires. | cedoc

A fines de 2022 fue la última vez que se reunieron a solas. Apenas un puñado de asesores sabían del encuentro. Esa charla fue corta: hablaron mucho del rol de Mauricio Macri –aún no había decidido bajarse de la carrera presidencial– y de armar un acuerdo que les permitiera competir en paz. Sin embargo, Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta no retomaron nunca ese nivel de conversación y ni siquiera avanzaron en poner interlocutores que permitieran calmar los ánimos. Ella lo acusa en privado de “mentiroso”; él la acusa en privado de criticar “debajo de la línea”. Ella piensa que él salió a comprar dirigentes y él asegura que ella les ha complicado la vida a intendentes y precandidatos del PRO obligándolos a competir en unas PASO porque no jugaron exclusivamente para ella.

Con todo, la guerra política entre los dos precandidatos del PRO, a casi un mes de las primarias, promete seguir creciendo al calor de las distintas encuestas, una serie de spots electorales que comenzarán a verse hoy en los medios tradicionales de comunicación y una pelea subterránea en el territorio, en especial en la estratégica provincia de Buenos Aires.

“Fuerza, orden y coraje”, las tres ideas que resumen el spot televisivo de Bullrich

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

En el pool de encuestas –donde se promedian los números– que atesora el jefe de Gobierno porteño, bajo la tutela del poderoso secretario de Comunicación, Federico Di Benedetto, surge una elección cerrada en todo el país con un presunto triunfo en la provincia de Buenos Aires, en especial en el sur del conurbano bonaerense y apalancado por los intendentes del PRO, que en su gran mayoría terminaron en la boleta de Larreta y Diego Santilli.

En el larretismo creen que el cierre de listas, con José Luis Espert y Cynthia Hotton en la boleta bonaerense para el Senado, puede ser clave. Aunque admiten que van a ser unas PASO cerradas, con no más de tres o cuatro puntos de diferencia. No está claro si el neolarretista Miguel Pichetto traerá votos pero sí una imagen potente de armado político como primer diputado nacional. Eso sí: Macri sigue disgustado con su excandidato a vice por no haber cerrado para jugar con Bullrich.

A nivel nacional, el larretismo cerró acuerdos con buena parte de la UCR y el PRO con base territorial: calculan un 80% de la estructura partidaria acompañando. Un dato adicional: solo en cuatro provincias hubo acuerdo para una boleta de legisladores nacionales compartida: Mendoza y Corrientes (UCR) y Chubut y Entre Ríos. Las dos últimas por la fuerza de los precandidatos del PRO, Ignacio “Nacho” Torres y Rogelio Frigerio, quienes tienen serias chances de ganar.

JxC 20230709
CONURBANO. Larreta con Pichetto, Santilli y Espert en una recorrida por Vicente López. Foto: Prensa PRO

En el resto habrá competencia. Algo similar ocurre en Provincia: solo en Vicente López, Ayacucho y Mar del Plata hay una “V” con los dos presidenciales. Eso llevó a la furia de un grupo de intendentes del PRO. Incluso Macri se oponía a que intendentes como Julio Garro, de La Plata, o Javier Martínez, de Pergamino, tuvieran que ir a internas. Pero Bullrich siempre fue clara: o jugaban con ella o con Larreta. No había espacio para una “V” puesto que, sentía, podían terminar jugando con el jefe de Gobierno pero llevando su boleta también.

En este contexto, Larreta lanza hoy su primer spot oficial. En él se observan trabajadores, jóvenes y jubilados con un papel con una frase sobre la crisis económica, que es quemado. Al final, Larreta arroja su propio papel al fuego y apunta: “Este país sí tiene arreglo”.

El spot surgió luego de una convocatoria del equipo de campaña donde se preguntó a ciudadanos comunes: “¿Qué perdieron en los últimos cuatro años?”. Llegaron más de diez mil respuestas. Muchas con audios angustiantes con historias de la crisis. Hoy el jefe comunal dedica seis de los siete días –y a veces domingos también– a recorrer el país. Tres veces mínimo el área metropolitana, y otros tres el interior. En pocos días se sumará Elisa Carrió junto al radical Gerardo Morales, quien como precandidato a vice viene llevando su propia agenda. Morales es más fuerte en el NOA y en el NEA, con lo cual concentrará su tiempo en las provincias del norte. Hoy ambos viajarán a Tucumán para festejar el 9 de Julio.

“Este país sí tiene arreglo”, dice Larreta en su primer spot de campaña

JxC 20230709
Campaña. Bullrich con su precandidato a gobernador Néstor Grindetti en Junín, Buenos Aires. Foto: Prensa PRO

Por su lado, el último sondeo que llegó a manos de Bullrich es de Trespuntozero, de la socióloga Shila Vilker, quien viene observando una tendencia sostenida con la precandidata ganando por un margen de más de 5 puntos la interna. Incluso, a nivel nacional, ve una derrota del oficialismo pero por poco margen, y a Javier Milei apenas pasando los 20 puntos, tercero.

En Provincia, su especialidad, Sergio Massa aparece primero pero Juntos por el Cambio muy cerca con Bullrich duplicando a Larreta. Medido por dirigente, Santilli está primero pero la marca JxC está en franca paridad con Axel Kicillof.

Vilker trabaja desde hace años con el precandidato a gobernador bonaerense bullrichista Néstor Grindetti y con el precandidato a intendente de Lanús Diego Kravetz, a quien el larretismo le plantó unas PASO. Buena parte de la estructura de la UCR bonaerense, un sector del PJ Republicano más la UCR mendocina y un sector de la formoseña, la salteña y la cordobesa, entre otros, la acompañan en su campaña. Aunque ella siempre apela a su “contacto directo con la gente”, donde se siente más cómoda.

Larreta 20230709

Patricia Bullrich 20230709
Cruzados. Los dos precandidatos tienen una intensa agenda y suman kilómetros.

Ayer Bullrich estuvo en Junín, donde tiene su propio precandidato para enfrentar al intendente del PRO, Pablo Petrecca, acompañada de Grindetti. “Lo más importante que tenemos es nuestra líder, la futura presidenta de los argentinos y, a partir de ahora, la historia va a hablar del gobierno de Patricia, que llegó para transformar en serio”, dijo el precandidato a gobernador en un acto.

Paralelamente, el spot oficial que comenzará a verse masivamente hoy, aunque fue difundido el viernes, fue el primero de una serie donde se refuerza la idea de “cambio total o nada” y las ideas claves de la campaña bullrichista: fuerza, orden y coraje. Lo realizó la agencia de publicidad La Chola y todos los spots seguirán la impronta de la figura de la precandidata en primera persona y con su presencia como eje central.

Hoy la precandidata estará en La Matanza junto a Grindetti y Lalo Creus, su precandidato a intendente. Con un dato adicional: habrá más de 200 jóvenes con banderas argentinas, bombos y platillos para festejar el 9 de Julio. El jefe de la campaña bullrichista, Juan Pablo Arenaza, busca sumar a la juventud en este tramo de la campaña. “No todos están con Milei”, apuntan. Es más: ante la coincidencia entre ambos búnkeres en que el líder de LLA sufrió una sensible baja en las encuestas, la extitular del PRO cree que se le abre una oportunidad de sumar votos que jamás podrían haber terminado con el jefe de Gobierno.