jueves 02 de abril de 2020 | Suscribite
POLITICA
viernes 6 diciembre, 2019

Con Transporte y Aysa en su poder, ahora Massa negocia por las segundas líneas

Meoni se hará cargo del Ministerio que deja Dietrich y Malena Galmarini de la empresa estatal. Raúl Pérez iría a Empleo y Ferraro dependerá de Arroyo en Desarrollo Social.

por Rosario Ayerdi

ACUERDO. Massa logró sumar al ex intendente de Junín, Mario Meoni, al gabinete de Fernández. Foto: CEDOC.
viernes 6 diciembre, 2019

En pleno cierre de la alianza electoral, Sergio Massa no solo negociaba dejar su candidatura presidencial de lado para convertirse en candidato a diputado del Frente de Todos. Ante el posible triunfo, Alberto Fernández (a quien conoció en 2002) le prometía la presidencia de la Cámara de Diputados y la conformación de un gabinete amplio en el que el Frente Renovador se viera representado.

Con el 11% de los votos que había sacado en 2017 y la alerta de que podría aliarse con María Eugenia Vidal, antes de firmar su pase Massa había conseguido más de lo que otros dirigentes fieles terminaron obteniendo. Meoni, Pérez, Galmarini y Ferraro son algunos de los nombres que estarán en el gabinete nacional.

Después del amplio triunfo, distintos sectores se arrogaron haberle dado la victoria al Frente de Todos. Los intendentes del Conurbano pelearon por este título con los gobernadores del norte, como Formosa, Chaco y Santiago del Estero. Pero también con Massa, quien hacía cuentas y mostraba que en el territorio bonaerense aportó la totalidad del 11% de los votos que obtuvo en 2017.

Massa no solo negoció por la cantidad de votos que consiguió, sino por el costo que le significó aliarse a quienes había enfrentado.

En plena negociación, Massa había acordado un lugar en el Ministerio del Interior que comandará Eduardo “Wado” de Pedro. Estaba previsto que el diputado Raúl Pérez ocupara este lugar, aunque después se especuló con que se haría cargo del Ministerio de Transporte. Finalmente, estaría al frente de la Secretaría de Empleo, que dependerá del Ministerio de Trabajo.

El ex intendente de Junín, Mario Meoni (que responde al mismo espacio) será quien comande Transporte. El argumento de Fernández para que sea Meoni y no Pérez el ministro tuvo que ver con que para esta etapa se necesitaba experiencia en el Ejecutivo y un dirigente “menos pegado a la rosca política”.

Para la discusión por los lugares para el Frente Renovador que también incluyen segundas y terceras líneas, Massa no solo negoció por la cantidad de votos que aportó sino también por el costo que le significó aliarse a quienes venía enfrentando. “Vamos a barrer a los ñoquis de La Cámpora”, decía cuatro años atrás de quienes hoy son sus principales aliados en el Congreso. También, junto a su mujer, Malena Galmarini, debieron excusar a Cristina Kirchner del robo que sufrieron en su casa en plena campaña 2013 cuando denunciaban la intencionalidad política y acusaban al entonces gobierno de meterse con su familia. Todo quedó atrás.

Aysa es un lugar estratégico no solo por el presupuesto, sino también por el vínculo con intendentes y gobernadores

Massa guardó para Galmarini uno de los presupuestos más importantes ya que estará al frente de Aysa (Agua y Saneamientos Argentinos). Fue electa legisladora bonaerense pero prefirió un cargo nacional y no tener que viajar a La Plata desde Tigre. Al quedar afuera del Ministerio de la Igualdad y al haber perdido el Ministerio de Seguridad que iba a comandar Diego Gorgal, }

Massa mostró más dureza en las negociaciones para conseguir este lugar que también lo pedían los intendentes. Venía de sumar a tres diputados nacionales que fueron por Cambiemos e hizo valer esta jugada que provocó la furia de Mauricio Macri y sus dirigentes. Aysa es un lugar estratégico no solo por el presupuesto, sino también por el vínculo con intendentes y gobernadores a quienes le llegan las obras. Pero el kirchnerismo asegura que Massa no tendrá el manejo total, sino que habrá segundas y terceras líneas que controlen y también tomen decisiones. Lo mismo que en el Congreso el secretario administrativo, Rodrigo “Rodra” Rodríguez hará con Massa.

Micaela Ferraro será otra massista en Nación. Trabajó en la Secretaría de Política Sanitaria y Desarrollo Humano de Tigre comandada por Galmarini y ahora se ocupará del abordaje territorial bajo el ala del ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo.

Quedan tres días para la jura de funcionarios. Hasta entonces, Massa seguirá negociando espacios.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4953

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.