viernes 23 de julio de 2021
POLITICA ALARMA MUNDIAL POR EL CORONAVIRUS
15-03-2020 19:02

Alberto Fernández anunció el cierre de las fronteras y la suspensión de clases

El presidente anunció nuevas medidas para evitar la propagación del virus. Además, se cancelarán las actividades no esenciales y habrá licencias para mayores de 65 años.

15-03-2020 19:02

Tras la reunión del presidente Alberto Fernández con parte de su gabinete en la Quinta de Olivos y el análisis junto a expertos de la comunidad científica, el Gobierno decidió suspender el ciclo lectivo desde este lunes 16 de marzo hasta el 31 de marzo, con el objetivo de frenar el avance del coronavirus en Argentina. La medida se aplicará para los tres niveles: inicial, primario y secundario.

"Hay que minimizar la circulación del virus. Hay que ganar tiempo, tomar medidas drásticas y atacar en conjunto para impedir la proliferación del virus. Analizamos el caso de las clases y decidimos suspenderlas hasta el 31 de marzo, lo hacemos con el propósito de minimizar el tránsito de estos alumnos y del virus", explicó el Presidente en conferencia de prensa desde Olivos, junto al jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta y al gobernador bonaerense, Axel Kicillof.

No obstante, el jefe de Estado aclaró que "las escuelas estarán abiertas atendiendo obligaciones colaterales como alimentar chicos", y que habrá "colaboración para que los maestros puedan dar a los que lo necesiten". 

Entre otras de las medidas, anunció además la decisión de cerrar las fronteras de la Argentina, "durante los próximos 15 días porque el coronavirus no viene solo de Europa: afecta a limítrofes y a nosotros mismos".

Alberto Fernández dijo que se detectó que por las fronteras terrerestres "vienen turistas que vienen de las zonas de riesgo", por lo que "hemos tomado la decisión de que durante los próximos quince días nadie podrán ingresar salvo los nativos o residentes". Por otro lado, desde el Gobierno se anunció el "licenciamiento de los mayores de 65 años, que es la edad de mayor riesgo".

Por el coronavirus, Alberto Fernández analiza con su gabinete y expertos la cuarentena obligatoria

Sobre las posibles medidas futuras, aclaró que no se evalúa que cierren comercios porque "la gente tiene que seguir comprando cosas", aunque aclaró que "no se descarta que se cierren los shoppings", pero no hubo anuncios concretos al respecto. "Las consecuencias económicas ya las evaluamos, y estamos decididos a que no se perjudique, pero tampoco que esto se convierta en un padecimiento mayor", dijo en relación a la pandemia. 

Tras reunirse con su gabinete, el gobernador bonaerense Axel Kicillof y el jefe porteño Horacio Rodríguez Larreta junto a especialistas científicos, el Presidente anunció que este lunes se conocerán más detalles de cómo se instrumentarán las medidas tomadas. La reunión que se mantuvo en Olivos tuvo una imagen simbólica: los ministros y el jefe de Estado separados en la mesa por una distancia prudencial. 

Un funcionario de alto rango en el gabinete le había anticipado a PERFIL que se cancelarán todas las actividades que no sean necesarias. Esto excluye a la seguridad y la salud. El transporte, por ahora, no será alcanzado, según informaron desde la cartera. Otra de la medida que se tomará es el endurecimiento de las fuerzas de seguridad y de la justicia para el control del cumplimiento de la cuarentena.  

A la quinta presidencial llegaron hoy el ministro de Hacienda, Martín Guzmán, la titular de Seguridad, Sabina Frederic y el titular de Salud, Ginés González García. También llegó pasadas las cinco de la tarde el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el ministro de Educación, Nicolás Trotta.

Axel Kicillof también estuvo en Olivos: "Lo invité a Axel con sus ministros de Educación y Salud, porque (Buenos Aires) es la provincia más afectada de todas por esa decisión (de suspender clases)", dijo el Presidente en horas de la mañana. 

El mandatario nacional adelantó hoy que el Gobierno analizaba detener toda circulación para que las personas se queden en sus casas y eviten la propagación del virus, que hasta ahora ya suma 56 infectados y dos muertos. "Si la gente no circula, el virus tampoco", dijo Alberto Fernández en declaraciones radiales. No obstante, hasta el momento recomendó que quienes puedan se queden en sus casas, pero no se dispuso una cuarentena obligatoria.