POLITICA

Cristina cerró la campaña con su firma: "Yo no soy neutral"

La Presidenta dio un discurso de agradecimientos y llamó a la oposición a que apruebe el Presupuesto. El abrazo con sus hijos. Fotos.

La Presidenta, en el acto de cierre de una campaña con poco brillo y que, según los sondeos, la catapulta a la reelección.
| Télam

Cristina Fernández entró emocionada a un Teatro Coliseo colmado, al borde del llanto, después de ver un video sobre Néstor Kirchner y sus logros como ex Presidente. Arropada por  sus hijos, su madre, funcionarios, gobernadores y aliados K, la Presidenta cerró la campaña electoral más opaca desde 1983 con un discurso de agradecimiento y anuncios económicos.

Cristina dijo que espera que el Congreso Nacional, a diferencia del 2010, le apruebe el presupuesto nacional del próximo año y anunció que en el tercer trimestre del año "la desocupación es de 7.2", en comparación al 7.3 del trimestre anterior.

Esto no les gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

Plagado de logros de la gestión, cerró el discurso con una impresión de su política: "Siempre voy a estar del lado del combate a la desigualdad, en la defensa de los sectores mas vulnerables y la integración social, porque esta no es una lucha de imparciales, yo no soy neutral".

Gracias. "Le doy las gracias a quienes me dijeron "Cristina no aflojes", gracias a todos. Pero quiero agradecer especialmente a Florencia y Máximo, los que me hicieron posible seguir. Yo sé que él está en todas partes, pero sé que está en ellos dos como en ninguna otra", expresó muy emocionada Cristina.

Desde las tribunas bajaron los gritos clásicos de las juventudes K: "Borombombón, para Cristina, la reelección""Néstor no se murió, Néstor no se murió, vive en todos nosotros la puta m..." o  "tomala vos, damela a mí, el que no salta, es de Clarín".

Desde luego, mensajes indirectos a los medios hubo: "Esta es una Argentina que democratiza los medios y da acceso a todos los argentinos", afirmó. Y también sostuvo que "a veces los que gobernamos nos enredadamos en discusiones inútiles, pero lo importante es que el país real siga creciendo". Igual aclaró que ella "no le guarda rencor a nadie".

Cristina Fernández también tuvo una mención especial al candidato a vice que ella eligió a dedo: Amado Boudou. "Es la fuerza de la alegría y el trabajo que realizó como ministro, fundamentalmente apoyándonos en un proyecto que es parte, se siente parte. El también logró que los argentinos tengamos mayor institucionalidad, no solo en los discursos".

Entre los presentes se encontraban los gobernadores de Buenos Aires, Daniel Scioli; de Córdoba, Juan Schiaretti; de Tucumán, José Alperovich, y del Chaco, Jorge Capitanich, entre otros mandatarios provinciales.También todo su Gabinete, Hebe de Bonafini, el secretario genenral de la CGT, Hugo Moyano y artistas kirchneristas.

Respaldada por una internas que auguran un amplio triunfo el domingo, Cristina Fernández de Kirchner hasta citó un aforismo antigüo: "Los tontos son aquellos que cuando alguien señala con el dedo la luna, miran el dedo... Bueno, miremos la luna, eso es lo importante".

Al terminar su discurso la Presidenta se acercó al borde del escenario y se abrazo con Máximo y Florencia Kirchner sus dos hijos a quienes mencionó apenas comenzó a hablar. Luego se confundió en un abrazo con su madre.