sábado 10 de diciembre de 2022
POLITICA En Charata

Dengue: casi le pegan a un ministro de Capitanich

Oscar Domingo Peppo (foto), titular de la cartera de Gobierno, insistia en que "está todo controlado", lo que indignó a los vecinos.

26-03-2009 05:19

CHARATA.- Un grupo de enardecidos  vecinos de Charata empujó e insultó ayer al ministro de Gobierno del Chaco, Oscar Domingo Peppo, durante una visita del funcionario a esa localidad chaqueña, la más afectada por la epidemia de dengue con (más de 6 mil personas).

Los vecinos, indignados por lo consideran una total inacción del gobierno de Jorge Capitanich en el tema dengue hicieron pasar un pésimo momento a Peppo, que se refugió en la Municipalidad y debió esperar varias horas para poder abandonar Charata. La agresión se registró esta noche, cuando Peppo salía del Municipio local. Había ofrecido una conferencia de prensa y en el exterior un grupo de vecinos se manifestaba contra la gestión de Capitanich.

El funcionario debió refugiarse de nuevo en la sede comunal en medio de empellones e insultos de los pobladores. "La gente quiere que alguien se haga responsable de esta situación, porque hace 60 días denunciamos los cien primeros casos de personas con síntomas similares al dengue y la ministra de Salud Pública (Sandra Mendoza) dijo que se trataba de un brote de fiebre", explicó a la prensa chaqueña el intendente local Miguel Tejedor.

Peppo, quien también encabeza el Comité Provincial de Emergencia para la Prevención y Lucha Contra el Dengue, fue ayer el primer funcionario provincial en llegar a Charata.

El intendente Tejedor repudió la agresión al funcionario provincial, aunque sostuvo que "la gente quiere que se explique por qué se demoró tanto en reconocer esta epidemia y fundamentalmente por qué se escondió la información a la gente".

"Diferente hubiera sido la situación si esto su hubiese reconocido mucho antes y fumigado en el barrio donde se inició el foco, que estaba bien identificado, pero esta actitud incomprensible del gobierno provincial generó malestar y malhumor entre la gente", dijo el jefe comunal, quien reclamó la presencia de la ministra Mendoza en esa localidad.

En tanto, el gobernador Capitanich pidió desde Buenos Aires calma a la población, aunque negó se trata de una epidemia e insistió en hablar de "brote". El mandatario se defendió diciendo: "es mentira que no hayamos hecho nada, estamos trabajando desde hace mucho con el dengue y no ocultamos nada", aunque admitió en su despedida que "si nos equivocamos, vamos a corregir el tema". En declaraciones a TN, el gobernador chAqueño reconoció "en muchos casos nos ha superado la situación".

Fuente: DYN

En esta Nota