2nd de March de 2021
POLITICA alternativa en analisis
24-11-2018 00:49

Economía, imagen de Macri y CFK, las claves para que Vidal decida si desdobla

En el gobierno bonaerense reconocen que adelantar la elección a gobernador está en estudio. Se definirá en febrero o marzo. Hoy el Presidente le resta 5 puntos a Vidal.

24-11-2018 00:49

La sola mención de que el plan de adelantar las elecciones bonaerenses estaba en análisis puso en estado de ebullición al mundillo político. Esa definición, no obstante, hoy está atada a tres factores: la evolución de la situación económica, la imagen e intención de voto de Mauricio Macri y el rearmado opositor con epicentro en Cristina Kirchner. Y de una manera u otra, esas tres variables están atadas entre sí.
En el Gobierno bonaerense reconocen que el plan está en estudio. Algunos funcionarios de la Casa Rosada, también. Sin embargo, las definiciones recién se tomarán pasado el verano, a fines de febrero o principios de marzo. “Nosotros tomamos todas las decisiones desde la razón, y lo vamos a hacer solamente si aporta a la campaña nacional”, explican cerca de María Eugenia Vidal.
“Ella no quiere gobernar con Cristina de presidenta”, insisten en su entorno, con el objetivo de desestimar las interpretaciones de que el plan es para que la suerte de la gobernadora no quede atada a la de Macri y corra el riesgo de perder la gobernación. Es que en Provincia no hay ballottage, así que si Cristina sacara más votos que Macri y traccionara a su candidato a gobernador, la reelección de Vidal podría correr riesgos. “Quienes dicen eso no nos conocen, no entienden cómo funciona este espacio”, replica un funcionario bonaerense.
Los números, finalmente, serán la clave para definir si se adelanta o no la elección para gobernador e intendentes. Hoy esos números muestran que Vidal le suma cinco puntos a Macri, pero que a su vez él le resta cinco a ella. Por lo menos eso es lo que ven en las usinas bonaerenses: cuando se mide la intención de voto de Vidal sola llega a 40 puntos, mientras que Macri solo está en 30, pero cuando se los mide como boleta unificada se quedan en 35.
Con esos números presentes, los oficialistas que ponen el adelantamiento en la mesa de discusión creen que puede favorecer por dos motivos principales: rompería el vínculo de los intendentes del Conurbano con Cristina Kirchner y le daría un triunfo clave a Cambiemos en la previa a la Presidencial.
¿Y si Cristina decide ir para gobernadora? “Ojalá, comentería un error grave”, responden en la gobernación bonaerense, con un optimismo desmedido. Hoy, en lo peor de la crisis, creen que Vidal le gana.
Esa respuesta esconde uno de los factores que inclinará la balanza de la mesa chica que definirá la estrategia: qué pasa con la economía. En Cambiemos se esperanzan con que para marzo ya empiecen a verse los nuevos brotes verdes, y si hoy los sondeos muestran a Macri competitivo creen que la recuperación lo fortalecerá.
“Es clave ver cómo evoluciona la economía en el primer trimestre, y si se ven algunos valles verdes a partir de diciembre”, aseguran desde la Casa Rosada.
Algunas encuestas que miran en Casa de Gobierno muestran a Cristina ganándole por poco margen a Macri un eventual escenario de ballottage. Lo cuenta un dirigente que mantuvo reuniones esta semana en la Rosada. “Los vi mucho más tranquilos y optimistas”, dice. ¿Cómo es posible con esos números? Porque consideran que es el techo de Cristina, al que llega en el peor momento del Gobierno. Una vez más, un supuesto que se debe confirmar: que tanto la economía como la imagen gubernamental hayan encontrado su piso.
En la Provincia coinciden con la lectura de la imagen de Cristina. Tienen un tracking diario que va mostrando las subas y bajas de en los números, según el impacto de los acontecimientos públicos. “Son como electrocardiogramas, con subas y bajas. Pero si mirás a Cristina es el electro de un muerto: todo en línea recta”, describen.
Esa línea, de todas formas, la miran con atención. Y será el tercer factor a considerar. Una Cristina fortalecida, y con todo el peronismo unido detrás, puede ser demasiado para el optimismo cambiemita. “Depende de nosotros esa unidad también, intentaremos que no suceda”, dicen en la Rosada.
Entre tanto optimismo hay un temor en un estratega oficialista: que la economía cerca de las elecciones sufra cimbronazos si los mercados creen que CFK tiene chances de ganar.

Otras hipótesis que se barajan
El adelantamiento de las elecciones bonaerenses no es la única hipótesis que se está barajando en las mesas de Cambiemos de cara al año electoral. Los intendentes oficialistas, por ejemplo, vienen impulsando que se eliminen las PASO, por lo menos en la elección provincial. Aducen que es mostrar un ahorro en medio de tanto ajuste, pero detrás esconden la idea de poder esperar hasta octubre para que la economía llegue más fortalecida.
Algunos, en tanto, plantean la posibilidad de adelantar solo las elecciones municipales, con la intención de que los barones del Conurbano no se vean obligados a jugar con Cristina para retener sus distritos. En la Gobernación descartan de plano esa opción.
En el radicalismo también evalúan si conviene adelantar las elecciones en Mendoza y Jujuy. Un dirigente de peso le quita relevancia a esas decisiones: “Si lo que querés es influir con triunfos en la opinión pública tenés que tener una estrategia ya en los primeros desafíos. Ejemplo concreto: La Pampa”. Ahí  en febrero son las PASO y Carlos Mac Allister competirá contra el radical Juan Carlos Marino. “Si resolvemos bien esa interna, podemos ganar”, dicen.

En esta Nota