domingo 27 de noviembre de 2022
POLITICA Proyecto de ley

El edificio que quiere demoler García Moritán también lo había querido tirar abajo Carlos Menem

Ya en 1995 el entonces presidente había dicho que el edificio era un "adefesio" y que era poco funcional. Un recorrido por su interior y por su historia rescata el valor de un solar rodeado de polémicas.

31-08-2022 19:11

La idea de demoler el edificio de Desarrollo Social que presentó el diputado Roberto García Moritán no es nueva. Si bien el legislador porteño argumenta que ese lugar fue el centro  de más de 600 piquetes en lo que va de este 2022 y que la Ciudad de Buenos Aires de alguna manera, hereda conflictos que dependen de Nación, con su iniciativa intenta que  “resuelvan sus conflictos en otro lado y no le jodan más la vida a los demás”, según sus palabras. Entre sus argumentos, también explica que su demolición permitiría hacer más fluido el tránsito por la avenida 9 de julio.

Esa era la misma intención del entonces presidente Carlos Menem, que había definido al edificio como un “adefesio” y había intentado convencer a la opinión pública de la conveniencia de demolerlo.

Una de las voces que en aquel ya lejano 1995 se alzó contra la demolición fue la de Eloísa Blanco, arquitecta e hija del constructor del edificio, Alberto Belgrano Blanco. La arquitecta explicaba con argumentos estéticos y prácticos por qué se oponía a la demolición, más allá del valor historico.

Ministerio de Obras Públicas 20220831
Eloisa Blanco, hija del arquitecto que erigió el edificio del Ministerio de Obras Públicas.

Terremoto en la 9 de julio

“Ni es un adefesio, ni es poco funcional”, decía entonces la hija del constructor. Blanco recordaba que su padre había trabajado en Astilleros de Río Santiago por lo que pensó su trabajo de manera práctica y funcional. “En un barco todo tiene que estar sujeto a una serie de elementos que ocupen poco espacio. Cuando diseñó este edificio, mi padre sabía que debía tener suficiente flexibilidad como para resistir los cambios” explicaba la arquitecta. 

Otro de los motivos, que esgrimió entonces Blanco, y que siguen vigentes, es el impacto que una demolición así puede provocar en los edificios vecinos. “La implosión causaría un impacto tremendo sobre los edificios de la vecindad. Por la zona pasan dos líneas de subtes y no quedaría un vidrio sano en los edificios linderos. Sería como un terremoto”, explicaba la experta, en tiempos en que todavía no existía el Metrobus.

La historia del edificio del Ministerio de Obras Públicas

El edificio fue erigido en tiempo récord en apenas 14 meses, entre 1933 y 1934, cuando se inauguró. La idea original era construir del otro lado un edificio gemelo que se levantaría del otro lado de la avenida, algo similar al Palacio Barolo en Buenos Aires, que tiene un hermano mellizo en Montevideo, el Palacio Salvo. Pero el edificio gemelo no llegó a construirse nunca.

El edificio del Miinisterio de Obras Públicas (como se llamó originalmente), a la hora de su inauguración, era el más alto de la ciudad de Buenos Aires. Se trata de un típico exponente de la arquitectura racionalista,que privilegia la función y el uso por sobre las formas. Sobrio y austero, sólo está decorado por dos altorrelieves en su entrada. Uno de ellos es popularmente conocido como “monumento a la coima”, por la forma en que tiene el brazo y la mano. El edificio tiene 23 pisos y data de la misma época y tiene el mismo estilo que los edificios Kavanagh y Alas.

En su construcción se utilizó la tecnología de punta de aquellos tiempos y los materiales que predominan en su interior son la madera, el bronce y el mármol de Carrara.

Ministerio de Obras Públicas 20220831
El edificio del Ministerio de Obras Públicas en 1995, cuando lo quería demoler Carlos Menem-

El edificio que está ubicado en plena avenida 9 de julio, de hecho, es el único solar que tiene dirección en la avenida, y  fue escenario de varios acontecimientos históricos, más allá del uso que se le dio para albergar a diferentes ministerios a lo largo de su casi centenaria historia. 

El Ministerio de Obras Públicas en la historia argentina

Desde un palco levantado junto al edificio, se produjo el “renunciamiento histórico” de Eva Perón, cuando la central obrera quería que fuera candidata a vicepresidenta para la reelección de Juan Perón en 1952, pero allí dijo la famosa frase “Renuncio a los honores pero no a la lucha”.

También desde las instalaciones del edificio se realizó la primera transmisión de televisión, gracias a la antena emisora que está en la terraza.

El edificio fue atacado con bombas y ametralladoras cuando el 16 de junio de 1955 aviones de la Armada Argentina bombardearon la Plaza de Mayo buscando matar al presidente Perón.

Desde 2011 el exterior del edificio tiene dos gigantescos murales que recuerdan a Eva Perón.