miércoles 10 de agosto de 2022
POLITICA pelea sindical

El divorcio de los gastronómicos que calentó la interna

La separación de Barrionuevo y Camaño se tradujo en una batalla electoral en la seccional del gremio en la Ciudad. El jueves la votación terminó judicializada.

04-12-2021 03:46

La elección del gremio de gastronómicos Uthgra (Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina) en la Ciudad de Buenos Aires tuvo todos los condimentos posibles: un divorcio en el medio de dos dirigentes sindicales históricos como Luis Barrionuevo y Dante Camaño, denuncias de fraude por parte de la oposición que responde al ex dirigente de Chacarita y un oficialismo que espera la decisión de la Justicia para seguir conduciendo el sindicato.

Los comicios se realizaron el jueves pasado, pero existe final abierto: luego de las acusaciones de la Lista Azul, liderada por Humberto Ballhorst, un hombre de suma confianza de Barrionuevo, la Junta Central Electoral suspendió la jornada “por las irregularidades producidas en la sede de la Seccional CABA”. El órgano precisó que “se pudo advertir el retiro de urnas sin la debida fiscalización por parte de esta junta a través de su veedor, ya sea el control de idoneidad de los presidentes como la seguridad de que las urnas se retiraran sin contenido en su interior”.

El oficialismo, conducido por Camaño, hermano de Graciela, la diputada nacional de Consenso Federal, impugnó la decisión y ahora espera la definición de la Justicia. Advierten a su vez que la Junta Central Electoral está en manos de un ex chofer de Barrionuevo, Juan Carlos Otero, por lo que era previsible el desenlace de las elecciones.

“Ya sabían que perdían y armaron toda la movida el día anterior, ni siquiera llevaron fiscales. Fue algo descarado”, lamentó ante PERFIL Camaño, quien asegura que ganó de forma contundente, “por amplio margen”, gracias a la gestión que llevó adelante y que el jueves último “valoró el afiliado”.

Mientras espera la sentencia judicial sobre los comicios, el referente sindical redobla la apuesta: afirma que si la Justicia lo requiere, “hacemos las elecciones de vuelta. Incluso si quieren votamos en una cancha de fútbol, a la vista de todos, así queda todo transparentado”. Y recuerda que “Barrionuevo nunca ganó una elección: en aquéllas en las que terminó primero fue porque había lista única. Cada vez que compitió, perdió por escándalo”.

Divorcio. Camaño y Barrionuevo supieron ser aliados durante décadas. Sin embargo, la relación se dinamitó cuando el líder gastronómico se separó, el año pasado, de la actual legisladora nacional. Un divorcio del que no trascendieron motivos y del que los protagonistas y sus entornos prefieren no hablar. Las diferencias en cuanto al rol del gremio también salieron a la luz: en un contexto marcado por la pandemia y el cierre de bares y restaurantes, acusaron a la actual conducción que “hizo entre poco y nada” para proteger fuentes laborales. Los números muestran que antes de la llegada del coronavirus al país, había 64 mil afiliados, de los cuales quedaron 39 mil.

Desde el oficialismo, indicaron que el barrionuevismo solo “busca la caja” de la seccional de la Uthgra más importante del país. No están errados, ya que el ex representante del club funebrero mencionó esta semana que piensa “incautar todos los fondos porque son de la Uthgra y no son de él (por Camaño), que es un afiliado. Como en la UOM o en la Uocra, está todo centralizado y el sindicato nacional les paga hasta a los dirigentes. Yo soy más aperturista: dejo que ellos recauden la cuota sindical y la cuota solidaria, y yo les hago las obras y los tengo como bacanes. Si se portan mal, como Dante, les cierro la canilla”.