domingo 02 de octubre de 2022
POLITICA un cierre inesperado

El FdT enfrenta la elección en un escenario adverso

El oficialismo no pudo instalar su propia agenda y debió correr detrás de la inseguridad, inflación, suba del dólar y una pelea con Córdoba. Una “derrota digna” para la provincia y la mirada sobre territorios que puede mejorar.

13-11-2021 02:02

El Frente de Todos no tuvo el cierre que esperaba. La última semana pretendían mostrar signos de recuperación y confrontar con un macrismo que dejó peores números económicos que los que podía empezar a mostrar Alberto Fernández después de la pandemia, pero no consiguieron ganar la agenda. Una disputa con Córdoba, la inseguridad, la inflación y la suba del dólar terminaron irrumpiendo en los últimos días de la campaña. Sin embargo, y aunque admite un escenario de derrota, el Presidente mantiene un “moderado optimismo”.

Nadie quiere dar números de encuestas pero que circulan, circulan. Desde las PASO, la atención se la llevan la provincia de Buenos Aires, La Pampa, Tierra del Fuego, Chaco, Río Negro y Neuquén. En algunos distritos creen que la elección se puede revertir, en otros pelear por el segundo lugar y en el territorio bonaerense el objetivo es un empate técnico. Un importante funcionario lo bautizó de otra manera: derrota digna.

La Argentina que viene
 

“No se modificaron los números desde la semana pasada. Estamos en un margen de derrota más chico que el de las PASO pero depende mucho de la noticia del día. Ya se disipó lo de La Matanza y lo que vemos es que los indecisos y el voto en blanco va mayoritariamente a Juntos por el Cambio y el FdT recibe del no votante”, detalla un dirigente del oficialismo sobre los últimos números que comparten en el búnker oficial.   

La última semana de campaña comenzó con una disputa con Córdoba. En un video con dirigentes cordobeses en el Centro Cultural Kirchner (CCK), Alberto Fernández describió a Córdoba como “un terreno hostil, pero sé también que hace falta de muchos cordobeses y muchas cordobesas como ustedes para que Córdoba de una vez por todas se integre al país. Para que Córdoba de una vez y para siempre sea parte de la Argentina. Y no esta necesidad de siempre parecer algo distinto”. Esta frase reavivó la pelea que el gobierno peronista mantiene con esta provincia en la que el 12 de septiembre apenas cosechó el 12% de los votos.

Al mismo tiempo, el crimen de Roberto Sabo, el kioskero asesinado en La Matanza, comenzaba a resonar en los medios. Para el oficialismo, el crimen tuvo una “utilización política de la oposición”. Según las estadísticas, en la provincia de Buenos Aires hay tres homicidios por día pero recién a una semana de la elección, la inseguridad se metió en la campaña. Aunque algunos aseguran que esto no influirá en el resultado del domingo, un ministro  evalúa ante PERFIL que “tuvo un gran impacto y tiene efecto dominó en otros distritos del Conurbano”.

Lo que no sorprendió fue el índice de inflación. El oficialismo sabía que el número de octubre no iba a ser bueno, por lo que la asunción de Roberto Feletti debía mostrar que el Gobierno estaba ocupándose de los precios más allá del 3,5%  de inflación que dejó octubre.

La otra cifra que la gestión de Alberto Fernández buscó controlar sobre el final de la pelea electoral fue la del dólar blue. El objetivo estaba puesto en que esta última semana el dólar paralelo no supere los $ 200. Después de que el jueves haya registrado su máximo histórico de $ 207, el viernes cerró a $ 200.

“Son todos temas que ya venían, no creemos que cambie nada demasiado. El impacto que tienen todos estos temas tiene que ver con un microclima de CABA”, detallaron en la intimidad presidencial. Y agregaron: “Los problemas ya existían, y eran parte de las preocupaciones de la gente. Lo que vemos mejor desde las PASO a hoy es el trabajo que hicimos contactando a la gente, ordenando el territorio, con los intendentes a la cabeza. La sensación es que esta vez hicimos todo lo que había que hacer”.

Alberto Fernández se mueve por estas horas con un “moderado optimismo”. “En estos 40 días reaccionamos a las demandas de la ciudadanía, hay mayor consumo, se aceleró la reactivación y a pesar del alto número inflacionario, los salarios la superan”, es la evaluación final que hacen desde la Quinta de Olivos. “Ahora solo queda esperar el resultado”, concluyen.