domingo 05 de febrero de 2023
POLITICA MASSA LO CONFIRMÓ ANOCHE

El Gobierno intenta apaciguar el fuego de la economía con nueva edición del dólar soja

El lunes se publicará en el Boletín Oficial una nueva versión del dólar soja que tendrá una cotización de 230 y con la que el Gobierno espera al menos recuadar unos 3.000 millones de dólares hasta el 31 de diciembre y evitar un fin de año que con desmanes y que haga agua el “Plan del Mundial” que viene instrumentado el equipo económico para tener un diciembre calmo. Las cerealearas celebraron el anuncio y cuando se supo la decisión oficial la ronda porteña logró repuntar una jornada muy caliente donde las cotizaciones llegaron a valores máximos en los últimos cuatro meses.

26-11-2022 05:26

En el cierre de una semana rojísima para el dólar blue pero también para todas las cotizaciones, el Gobierno lanzó un manotazo de ahogado para garantizarse, al menos 3.000 millones de dólares de acá a fin de año.

 A pesar de que en muchas ocasiones se dijo desde el Gobierno que no habría segunda edición del dólar soja; ayer se supo que lo habrá desde el lunes y hasta el 31 de diciembre, aunque aun se aguarda el anuncio formal y la publicación de la resolución.

Al cierre de esta edición, el ministro ratificó que “el día lunes va a salir publicado un DNU que va a poner en vigencia desde la publicación del decreto el programa”. También que “el tipo de cambio con el que vamos a poner en marcha este programa es de 230 pesos”.

El equipo económico sostiene que se lanza esta segunda edición porque se la actualizó por inflación. Desde el Palacio de Hacienda desinflan el impacto de la suba cambiaria de los últimos días y el temor que en el mercado no esconden sus  principales jugadores sobre el eventual traslado a precios. Esto en un contexto inflacionario que se encamina inexorablemente hacia los tres dígitos anuales y que augura nubarrones para el programa Precios Justos.

El ministro apuesta a reducir a la mitad la inflación mensual para abril llevándola al 3%. Sin embargo, las consultoras privadas vislumbran un piso consolidado de 6%, como el actual. Si fuera asi en los primeros tres meses del año electoral podría acumularse una suba de precios del 20% como reveló PERFIL en un informe especial el fin de semana pasado.

En este contexto todo lo que pase con el dólar no enfría ese clima caliente. Por eso esta nueva versión del dólar soja tiene tres objetivos por mayor recaudación, financiamiento de promoción para economías regionales, subsidios a las cadenas de valor avícola, bovina, lechera y porcina para aumentar producción y un fondo para mantener valor de las asignaciones familiares.

En este contexto tal vez deba mirarse el almuerzo que mantuvieron ayer el presidente, Alberto Fernández, y Massa en el Palacio de Hacienda donde se debatió la modalidad que debiera tener un bono de fin de año, que reclama el sector más duro de la coalición gobernante y que responde a la vicepresidenta CFK. (ver página 9)

El dólar soja también prevé un premio a la industrialización de soja para aumentar la incidencia de aceites y harinas en las exportaciones del complejo agroindustrial.

El objetivo es batir el record de exportaciones del complejo agroindustrial histórico, a los efectos de ponerlo sobre la mesa en el debate de la agenda de seguridad alimentaria global que se discute en el G20.

Desde el punto de vista fiscal el Gobierno se asegura el cumplimiento de la meta de reservas que se espera, así superar en un 15%. Esto termina siendo un financiamiento sin necesidad de emisión.

En la versión anterior, el Gobierno recuadó mucho más de lo que esperaba. Con un tipo de cambio más favorable los productores liquidaron por encima de los 8.000 millones de dólares. Fueron divisas que duraron poco ya que se utilizaron rápidamente para importar energía y  sostener las mejoras en la asistencia social.

“A partir del día lunes, vamos a reestablecer el programa de promoción de exportaciones para el complejo agroindustrial de lo que todo lo que es soja y sus derivados”, ratfició Massa al cierre de esta edición.

“Lo hacemos con la convicción de que tenemos que lograr, al 30 de diciembre, de batir el récord de exportaciones argentinas en lo que es el complejo agroindustrial, entendiendo que Argentina es parte de la agenda de la agenda de la seguridad alimentaria, al igual que el debate y la pelea por las proteínas a nivel global es una de las grandes peleas”, argumentó el titular del Palacio de Hacienda

Massa enfatizó que  si este nuevo porgrama funciona, “durante el primer trimestre del año, vamos a usar parte de los recursos para generar un mecanismo de mayor impulso a las exportaciones”.

Ayer, CIARA, salió a celebrar el anuncio. El presidente Gustavo Idígoras dijo que “vemos a esta nueva condición como una mejora que , aunque sea temporal, tendrá un impacto directo en el precio de la soja en el mercado interno”.

Para el equipo económico es importante aclarar que el objetivo central del programa es que Argentina consolide su situación fiscal. Massa ratificó que “vamos a cerrar el año cumpliendo esa meta que nos propusimos del 2,5% de déficit” y que se cumplirá la meta en materia de acumulación de reservas.

Sobre este punto el gabinete económico sabe que el Fondo Monetario pondrá la lupa en su próxima revisión y también en la inflación.

En esta Nota