sábado 24 de septiembre de 2022
POLITICA dólar, acciones y bonos

El mercado especula cuál será el rumbo del Gobierno el 15-N

Economistas consultados por PERFIL descuentan que se repetirá el resultado de las PASO. Dudan si el Ejecutivo se radicalizará o acordará con el FMI. Esperan rally en el Merval si se fortalece la oposición.

13-11-2021 01:59

El mercado da por descontado un resultado similar al de las PASO o incluso que la oposición amplíe su ventaja sobre el oficialismo en las elecciones legislativas del domingo en base a encuestas. De ser así, los analistas prevén que el lunes las acciones suban y los bonos en dólares se recuperen, aunque aguardan un rally de la magnitud del día posterior a los comicios primarios, porque alegan que ésta vez los inversores se mantendrán “prudentes” a la espera de definiciones sobre el rumbo político, y por ende, del horizonte económico que pueda vislumbrarse para los próximos dos años.

“El mercado permanecerá expectante a ver cómo se digieren los resultados en el Frente de Todos y si hay un cambio de rumbo. Tras las PASO, el rally duró pocas horas”, recordó Javier Casabal, de AdCap, en alusión a la interna dentro de la coalición gobernante, que derivó en cambio de gabinete, y medidas como control de precios y mayor emisión monetaria.

En sintonía, Pedro Siaba Serrate, de PPI, remarcó que “más allá del resultado, lo que el mercado va a esperar es la reacción del Gobierno, qué pasa con el núcleo duro kirchnerista, si Cristina Fernández trata de impulsar una nueva radicalización, un nuevo cambio de gabinete, o si se vuelca a una postura más amena”.

Porcentajes en tensión: 50%, 100%, 40%
 

Fernando Baer, de Quantum Finanzas, coincidió que “el mercado estará  atento a cómo el Gobierno internalice el resultado, y quién toma el liderazgo para enfrentar los próximos dos años en una economía que no genera dólares”. Además, consideró que la marcha de los activos financieros en los próximos días  “dependerá de si el Gobierno cambia el rumbo, o redobla la apuesta y se radicaliza”.

Sebastián Menescaldi, de Eco Go, concordó que “el problema es quién gobierna, si Alberto o Cristina Fernández, la semana próxima van a tener que dar una definición, si el rumbo se radicaliza, o si hay un plan razonable hacia 2023”.

En ese marco, Menescaldi  explicó que “radicalizarse implica que el kirchnerismo asuma el liderazgo, tomen un discurso antiFMI y cueste cerrar mucho más el acuerdo”.

¿Qué puede pasar entonces con bonos, acciones, y los dólares el lunes tras las elecciones? Ésta es la mirada de los analistas.

Bonos y acciones. Para Diego Martínez Burzaco, de Inviú, “que la oposición salga más fortalecida del resultado de las PASO, sería el escenario más positivo para el mercado, al menos de corto plazo, con una extensión de la suba de las acciones y algo de recuperación en bonos”.

Emilio Monzó: "Macri y Cristina tienen una relación en muchos aspectos simbiótica"
 

Lucas Yatche, de Liebre Capital, también estimó que “el lunes con un resultado similar a las PASO veamos una recuperación de los bonos GD35, que son los más castigados en relación a sus paridades, y las acciones podrían subir”.

No obstante, aclaró que “mantener una recuperación sostenida de los títulos dependerá de que después haya un acuerdo con el FMI, un plan económico con medidas austeras en lo fiscal, y más ortodoxas en lo monetario con alguna suba de tasas de interés que hoy están en negativo respecto a la inflación”.

Consideró que las acciones del sector energético y bancario serían las más favorecidas “en un escenario donde se apunte a un acuerdo con el FMI,  y cierta liberación de tarifas”.

De igual diagnóstico, Santiago Ruiz Guiñazú, de AdCap, afirmó que “el rumbo del precio de las acciones estará determinado por el nivel de consenso que pueda aportar el nuevo Congreso”. “En un escenario donde se logren alcanzar esos consensos, las acciones que pueden subir son Pampa Energía, porque creemos que se seguirá beneficiando de los incentivos del Plan Gas y de los contratos de abastecimiento mayorista de electricidad”, y Banco Macro, que cuenta con un alto exceso de capital, escasa mora, y bajo apalancamiento”.

Por su parte, Baer indicó que “desde las PASO hubo bajas en los bonos en dólares de entre 10% y 15% , en el mercado ven pisos más que una tendencia a que sigan cayendo, si se repite el resultado de las PASO, el upside puede ser alto, pero para eso hay que despejar incertidumbre, nadie va a poner un peso en Argentina sin un programa creíble, básicamente acordar con el FMI y encarar un plan de ajuste, ahí se empieza a construir valor”.

A su vez, Siaba Serrate planteó que “en un escenario de radicalización los bonos pueden  caer hasta un 6% promedio a lo largo de la curva”, mientras que un contexto “de moderación” con precios que están muy baratos “tienen mucho espacio para subir, 5% o 6% si vuelven a los valores de fines de septiembre, o hasta el 10-11% si vamos a los niveles pre PASO”.

Dólar. La mayoría de los economistas cree que, ante la escasez de reservas netas y los vencimientos de deuda que hay que afrontar, de 2022,  “a partir del lunes” el Banco Central acelerará gradualmente el ritmo de ajuste del dólar oficial y “bajará” el nivel de intervención diaria (unos US$ 30 millones diarios en las últimas ruedas) a través de la compraventa de bonos para mantener a raya a Contado Con Liquidación y MEP. Para Serrate “eso es lo primero que habría que recortar para suavizar la salida de reservas”.

Fernando Marull auguró que “el dólar oficial empieza a subir ya el mismo lunes, pero gradual, sin salto ni desdoblamiento, y el blue lo veo descomprimiendo un poquito”.

"El dólar oficial empieza a subir ya el mismo lunes, pero gradual, sin salto"

Brecha y FMI. Marull enfatizó que “después del lunes, el gobierno tiene dar señales sobre el acuerdo con FMI, qué hará con las tarifas, se va a tener que ordenar porque si no, no pasa el verano, las reservas netas aguantan hasta marzo, antes del 22 de marzo que hay un  vencimiento tiene que tener un acuerdo”. Para Menescaldi un programa creíble con el FMI es lo que “puede traer más confianza” y podría comprimir la brecha que ya supera el 100% entre el dólar mayorista y el blue.

Los analistas también consideran que la brecha seguirá en ascenso debido al excedente de pesos. Claudio Caprarulo, de Analytica, fundamentó: “No hay condiciones para una reducción de los dólares paralelos y de la brecha cambiaria. Para eso tiene que haber un aumento considerable en la oferta de dólares, y que el Gobierno logre modificar las expectativas respecto a una devaluación de shock, y acordar con el FMI un programa sostenible y gradual puede ayudar”.

En esta Nota