jueves 20 de febrero de 2020 | Suscribite
POLITICA / el próximo procurador
domingo 15 diciembre, 2019

El pliego de Rafecas llega al Senado para convertirse en el nuevo jefe de los fiscales

En pocos días, el Ejecutivo enviará su postulación para ser tratada en la Cámara Alta. Resultará clave el acuerdo con la oposición, ya que es necesaria una mayoría especial.

Rosario Ayerdi y Cecilia Devanna

Juez. Podría ocupar un cargo que está vacante desde 2017 cuando el macrismo hizo renunciar a Gils Carbó. Foto: telam
domingo 15 diciembre, 2019

El pliego con el nombre del actual juez federal Daniel Rafecas ingresará en los próximos días al Senado en busca de aprobación para ocupar el cargo de Procurador General de la Nación. La información fue confirmada a PERFIL por altas fuentes de la Casa Rosada, las cuales confían tener la mayoría especial para lograr la aprobación. De este modo, Rafecas se encamina a ocupar el cargo de jefe de los fiscales que, en octubre de 2017, quedó vacante tras la salida de Alejandra Gils Carbó, quien debió renunciar a su cargo tras varias denuncias y presiones del macrismo.

Rafecas, de 52 años, ocuparía así un cargo vitalicio y clave, cuyo impacto es aún mayor en vistas a las reformas que quieren introducirse en la Justicia, donde la aplicación del sistema acusatorio ocupa un rol fundamental. En ese sistema, los fiscales son los principales protagonistas de las investigaciones penales y para la celeridad que se busca imponerle a la introducción total del sistema (ya está en vigencia en algunas provincias) el rol del jefe de los fiscales es central.

Para conseguir acuerdo en la Cámara Alta, la postulación de Rafecas debe conseguir una mayoría formada por dos tercios de los legisladores. Es decir, debe conseguir más votos que los del justicialismo. Y entonces se abre uno de los posibles focos de conflicto: el radicalismo. El movimiento no olvida el caso de coimas en el Senado, que involucró al gobierno de la Alianza y que fue investigado por el magistrado.

Uno por uno, quiénes son los integrantes del Gabinete de Alberto Fernández

En tanto que otro punto que algunos advierten como de posible resistencia es el que tiene que ver con la decisión del magistrado de desestimar la denuncia del fiscal Alberto Nisman, por el Memorando de Entendimiento con Irán.

Cerca de Rafecas coinciden en que ninguno de esos dos puntos sería un inconveniente para lograr su ratificación. Sostienen que ambos hechos fueron superados con el paso del tiempo. Incluso, que en el del caso del Memorando, su presencia en el Consejo de la Magistratura, donde explicó su decisión, ayudó a disipar las dudas que había sobre la resolución. También sostienen que posee buen vínculo con gran parte de la comunidad judía local por sus trabajos sobre el Holocausto, en lo que incluso basó su tesis doctoral.

En el oficialismo tampoco ven una problema en los votos, en tanto que fuentes de la oposición aseguraron no tener conocimiento de nada aún. “Primero que lo manden”, sintetizaron.

Referente. Tal como explicó este diario en noviembre pasado, Rafecas y el presidente Alberto Fernández compartieron el departamento de Derecho Penal en la Universidad de Buenos Aires (UBA), pero en distintas cátedras de teoría del delito. Rafecas en las de David Baigún y Edmundo Hendler y Fernández en la del ex Procurador, Esteban Righi.

La última vez que se vieron personalmente fue en noviembre del año pasado, en un almuerzo. En tanto que, en julio, el juez federal le hizo llegar una publicación con la despedida que escribió para Righi, fallecido en marzo de este año. A lo que Fernández respondió con un agradecimiento.

Righi fue y sigue siendo un referente para ambos.

Quién es quién en el Gabinete de Axel Kicillof

Puesto clave y vacante

En octubre de 2017, el macrismo logró uno de sus objetivos más complejos y deseados en materia judicial: que la entonces titular de la Procuración General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, renunciara a su cargo. Acorralada por el  oficialismo del momento, Gils Carbó dio un paso al costado y dejó el cargo, que aún hoy es vitalicio. Se abrió entonces una enorme oportunidad para el Ejecutivo, que dos años después dejaría la Rosada sin haberlo cubierto.

Tras la salida de Gils Carbó quedó como Procurador interino Eduardo Casal, quien logró conducir sin sobresaltos la transición. En paralelo, el macrismo postuló e insistió con Inés Weinberg de Roca, del Tribunal Superior de Justicia. Pero la falta de negociación que demostró Cambiemos no logró que el pliego de Weinberg de Roca pase el Senado.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4911

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.