martes 21 de enero de 2020 | Suscribite
POLITICA / aumentos a trabajadores, jubilados y planes sociales
sábado 23 noviembre, 2019

Entusiasma a la CGT la idea de un decreto "nivelador"

Los líderes sindicales entienden que el proyecto de Alberto Fernández no incluye un aumento generalizado de salarios, sino una compensación para los sectores más relegados. Surgió en encuentro con el futuro ministro.

Confianza. Héctor Daer, líder de la CGT, con el futuro ministro Moroni, la semana pasada, en un evento. Foto: cedoc
sábado 23 noviembre, 2019

“Muy buena impresión”, “contentos” o hasta “entusiasmados”. Tales fueron las descripciones de varios dirigentes que participaron de los primeros contactos con el mundo gremial del futuro ministro de Trabajo, Claudio Moroni, un hombre de extrema confianza del presidente electo Alberto Fernández. La promesa de un decreto para “nivelar la cancha” antes de iniciar el diálogo social fue lo que más entusiasmó, además del compromiso de mejorar de manera inmediata el ingreso de jubilados y receptores de planes sociales. La mejora no sería generalizada, sino que apuntaría con un criterio general a beneficiar a los sectores más relegados.

El cumpleaños de Héctor Daer, organizado en la sede de Sanidad hace dos semanas, había sido la ocasión del primer contacto informal. Esta semana, luego de un ida y vuelta con la mesa chica de la central por diversas vías, se dio la primera reunión ampliada este miércoles, también con Daer como anfitrión. En este caso estuvieron representados todos los sectores que integran la mesa chica de la central, además de tres agrupamientos gremiales que se han unido de manera informal a la conducción cegetista, el MASA de Omar Viviani, los gremios de la energía, representados por Oscar Mangone (Gas) y los Sindicatos en Marcha para la Unidad Nacional (Semun), representados por Sergio Sasia (Unión Ferroviaria) y Antonio Caló (UOM).

Según pudo reconstruir PERFIL, durante la reunión y los contactos previos que tuvo Moroni con un grupo reducido de gremialistas se perfiló en trazos gruesos los datos más importantes de la política salarial del futuro gobierno. En primer lugar, se dispondrá de forma rápida de una mejora para jubilados y receptores de planes sociales. El alivio para los trabajadores bajo convenio sería el segundo paso y se daría en los primeros meses de gestión, antes de que se inicien las deliberaciones del nuevo Consejo Económico y Social que se creará por vía parlamentaria.

En este punto aparece la idea de un decreto que no sería, en rigor, una medida de aumento generalizado como dejó entender Viviani este jueves. Diversas fuentes coincidieron en señalar que, sin hacer referencia a números y advirtiendo que se asumiría en un contexto complicado, el futuro ministro se comprometió a generar un marco de compensación para los sectores más rezagados. La idea es nivelar el campo de juego, razón por la cual la medida no comportaría una mejora en los casos donde se ha compensado la inflación con aumentos.

En consecuencia, no habría un bono generalizado o un decreto que aumente todos los salarios, sino una norma excepcional que ayude a equilibrar el campo de juego antes de iniciar la discusión central del pacto social: un acuerdo de precios y salarios que permita dar una respuesta política a la escalada inflacionaria. El decreto sería un puente para asistir a los sectores más golpeados por la crisis y aquellos que, por despidos o por un contexto complicado en su rubro, no lograron negociar acuerdos en línea con el aumento generalizado de los precios que a fin de año alcanzaría un 50% acumulado.

Los empresarios piden analizar caso por caso

Al conocerse la idea de un decreto compensador, que algunos leyeron erróneamente como una propuesta de aumento generalizado, varios empresarios alertaron sobre las dificultades que enfrentará esta idea. “No confundamos al empresariado con Papá Noel”, dijo ayer el vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Daniel Funes de Rioja, al ser consultado en CNN Radio por un posible bono de fin de año o aumento generalizado. Pidió, en este sentido, estudiar los aumentos “caso por caso, empresa por empresa” y recordó que algunas firmas deberán endeudarse “al 40 o 60%” para lograr pagar un eventual plus salarial.

Por su parte, el empresario Martín Cabrales fue muy duro y dijo, a Radio Continental, que “habrá empresas a las que esta medida las puede llevar a la quiebra”. Y agregó: “No sé cómo está planeada pero me parece que es difícil de aplicar. No se incentiva el consumo por decreto”.

Ante estas inquietudes, la idea es pedir una reunión con el equipo económico de Fernández para pedir más detalles.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4881

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.