viernes 24 de septiembre de 2021
POLITICA Pandemia
17-04-2020 09:30
17-04-2020 09:30

Eugenio Semino cuestionó el permiso para mayores de 70: "No es un débil mental"

El Defensor de la Tercera Edad fue muy crítico con el permiso que empezará a regir a partir del lunes 22 de abril.

17-04-2020 09:30

El Gobierno porteño dispuso que, partir del lunes 20 de abril, los adultos mayores de 70 años que vivan en la Ciudad de Buenos Aires deberán tramitar un permiso de circulación obligatorio y específico para poder salir a la calle. La medida despertó la crítica del Defensor de la Tercera Edad Eugenio Semino, quien manifestó: "El adulto mayor no es un débil mental".

El Permiso de Circulación Obligatorio y Específico deberá ser tramitado por los mayores de 70 años a través de una comunicación a la línea 147. El certificado tendrá validez para el día otorgado y contempla excepciones para cobro de jubilación, tratamientos médicos y vacunación.

En la Ciudad de Buenos Aires, uno de los distritos más afectados en el país por el coronavirus, 8 de cada 10 fallecidos por la enfermedad son adultos mayores y, pese a ello, muchos "aun salen a la calle en el marco de la cuarentena". "Las salidas más frecuentes durante la cuarentena estuvieron relacionadas con el aprovisionamiento de comida y medicamentos", dijeron fuentes del Gobierno porteño.

Para circular en CABA, los mayores de 70 necesitarán un permiso

En el distrito viven más de 650.000 adultos mayores de 65 años, es decir más del 22% de la población porteña. De esa cifra, cerca del 70% reside solo o en hogares mono generacionales. Los que tienen más de 70 años son 490.000 adultos.

Semino opinó que "el adulto mayor no es un débil mental". "Explicándole los riesgos y beneficios de la medida es la mejor forma para que las acate y las comprenda", comentó en diálogo con radio La Red.


FOTOS | La "abuela fitness" de 76 años enseña gimnasia a sus vecinos en cuarentena

"Desde el punto de vista gerontológico es anacrónico: es tratar de tutelar casi en forma absurda al adulto mayor", agregó el defensor de la tercera edad y añadió: "Además, desde el punto de vista del derecho es absurda. El exceso normativo no genera conductas responsables ".

"Es un error. No contribuye. Es una subestimación al concepto de responsabilidad que tienen los adultos mayores. Va a generar una nueva incomodidad para el adulto mayor que ya tiene que llamar a mil lugares para comer, para cobrar", señaló el abogado y gerongólogo.

"Son teorías de viejismo absolutamente superadas que no sirven de nada. Tienden a generar la violación de la norma, que de hecho se va a dar", concluyó Semino.

FeL/FF