POLITICA
conflicto en la central obrera

Furia en la CGT por una cumbre reservada entre Javier Milei con Gerardo Martínez, de la Uocra

20230903_pablo_moyano_na_g
Bronca. Pablo Moyano fue una de las voces en contra. | NA

La conversación reservada que mantuvieron en las últimas horas Javier Milei con Gerardo Martínez, el líder de la Uocra, generó rápidas consecuencias en la CGT, con dirigentes que salieron a desmarcarse del proyecto libertario y elevaron críticas. Hubo dos nombres que entraron en escena: el de José Luis Lingeri, el referente de Obras Sanitarias, y Pablo Moyano, de Camioneros.

Las charlas entre referentes sindicales y opositores no suelen ser gratuitas porque a cada encuentro le corresponde una reacción. Lo supo Héctor Daer, líder de Sanidad y cabeza de los denominados “gordos”, un sector de aceitado vínculo con el oficialismo, que armó un encuentro con Horacio Rodríguez Larreta en la previa al acto del Día del Trabajador que originó la furia del hijo de Hugo Moyano. También, cuando mantuvo un cara a cara con Cristina Kirchner en su despacho del Senado sin previo aviso a sus compañeros de la central.

El encuentro del sindicalista con el libertario despertó todo tipo de críticas

Y ahora lo sabe Gerardo Martínez, uno de los principales armadores del colectivo sindical, quien habló con Milei sobre sus planes de gobierno el último viernes y ve cómo dos de sus compañeros salieron a marcar distancia. Un dato que recalcó el hombre fuerte de la Uocra: su cónclave con el postulante de La Libertad Avanza fue a título personal y no en nombre de la CGT.

Moyano eso lo destacó en declaraciones radiales por un motivo: con Martínez tiene diálogo y convivencia, a diferencia de Daer, por ejemplo. Pero recalcó que no puede existir interacción con Milei. “Ni loco me reuniría con un personaje que permanentemente ataca a los trabajadores, a las organizaciones gremiales, su candidata a vicepresidenta reivindica a la dictadura militar, la privatización de empresas del Estado, cerrar ministerios. Yo me desligo de esas reuniones. No tengo nada que ver con ese espacio y no me juntaría nunca”, lanzó el triunviro.

Estilo Moyano: "Si gana la derecha voy a ser el primero que va a estar en la calle, enfrentándola"

Con horas de distancia, Lingeri, un peso pesado de la central, también aprovechó el momento para dejar claro que con el diputado nacional de LLA solo puede existir distancia.

Según pudo saber PERFIL, y aprovechando una declaración polémica de Milei en torno a la contaminación del agua, el dirigente sindical comentó que no se pueden privatizar los servicios públicos como pretende el libertario. Fue la primera crítica explícita al candidato.

“Durante la privatización, solo se amplió el servicio a quienes podían pagar, excluyendo a los sectores vulnerables y desfavorecidos. El agua es un derecho y no una mercancía. Es nuestro deber, como trabajadoras y trabajadores sanitaristas, defender ese derecho de la gente. Vamos a cuidar el agua”, dijo.