4th de March de 2021
POLITICA
30-11-2018 18:14

Macri en el G20: intimidad de su fanatismo por Nelson Mandela

El Presidente volvió a nombrar al líder sudafricano. En qué se identifica con él.

30-11-2018 18:14

“Quiero recordarlo, es alguien que siempre he admirado mucho y que nos invitó a que terminemos con la pobreza. Él siempre fue un promotor del diálogo, y les agradezco por estar aquí”. En plena alocución, al abrir la Cumbre del G20, el presidente Mauricio Macri no se quiso olvidar de uno de sus héroes de la vida real: Nelson Mandela.

El vínculo, y la pasión, que despierta en el jefe de Estado el fallecido líder sudafricano fueron una constante en su vida política. De hecho, uno de sus libros de cabecera es “La sonrisa de Mandela” del periodista inglés John Carlin, una biografía sencilla que, en menos de 200 páginas, refleja cómo fue mutando la actitud de Mandela desde que fue liberado por el régimen del apartheid -por el cual se instaló un sistema de segregación racial- en 1990 hasta la llegada a la Presidencia en 1994.

El libro, que fue publicado en 2013, fanatizó al entonces jefe de gobierno porteño y no sólo lo recomendaba sino que le regaló varios ejemplares a ministros de su gabinete en la Ciudad.

En agosto de este año, el artista Javier de Aubeyzon junto al diario La Nación le obsequiaron un cuadro con la sonrisa de Mandela que hoy está colgado en la pared de la oficina presidencial en la residencia de Olivos. La excusa: el cumpleaños número 100 del líder sudafricano.

En su intimidad, Macri confiesa que siente una gran admiración, desde joven, por Mandela. En especial por su capacidad de resiliencia -un motor que, desde que fue secuestrado en los '90 conoce a la perfección- y, sobre todo, la vocación de poder que mostraba el sudafricano para cambiar el sistema de exclusión y esclavitud de la mayoría negra con la convivencia y el diálogo como camino.

En su última visita al Papa Francisco, hace dos años ya, el Presidente también recurrió a su héroe para afrontar el encuentro, en medio de la tensión reinante del Gobierno con el Vaticano. Cuando, desde Roma, fue consultado por los medios por cómo afrontaría el diálogo con el Papa, Macri respondió: “Leyendo la Sonrisa de Mandela. Ese libro muestra cómo es posible relacionarse, aunque no se compartan todos los puntos de vista”. Para el G20 esas lecturas volvieron a su mente.

En esta Nota