jueves 29 de septiembre de 2022
POLITICA la liga oficial

Gobernadores apoyaron a Massa pero ponen un ojo en inflación y obra pública

Axel Kicillof fue el anfitrión de un nuevo encuentro del que participaron 10 jefes provinciales, dos vices y un legislador. Fue una reunión mucho más distendida de la que tuvieron tres semanas atrás, cuando fueron a plantearle a Alberto Fernández que debía hacer cambios. Avalaron las primeras medidas de Sergio Massa como ministro de Economía pero pidieron “acciones concretas” contra la suba de precios y que ante el ajuste no se toque la obra en sus territorios.

20-08-2022 02:36

La última vez que se habían visto fue en el despacho de Alberto Fernández el miércoles 27 de julio. Venían de reunirse en las oficinas porteñas del Consejo Federal de Inversiones en un encuentro  tenso en el que se debatió cómo la crisis económica ya afectaba a las provincias y ponía en duda los triunfos electorales aún cuando planearan separar los comicios de la elección presidencial. La invitación de Alberto Fernández a almorzar sirvió para plantear que ya no habría más tiempo. No hubo almuerzo, pero sin eufemismos le dijeron que debía implementar un cambio de gabinete inmediato que significaba el desembarco de Sergio Massa en el gobierno. Este viernes, el ánimo fue otro y, asado de por medio, decidieron avalar algunas medidas del nuevo ministro de Economía aunque también le marcaron que la obra pública no se debe tocar y debe haber un “acciones concretas” para bajar la inflación.

El anfitrión esta vez fue el gobernador bonaerense, quien recibió en la residencia de La Plata a 10 jefes provinciales, dos vice y un legislador. “Nadie hizo más que los gobernadores para que Massa llegue a donde está hoy”, dijo un dirigente peronista al recordar la reunión de los jefes provinciales con Alberto Fernández que terminó horas después con la oficialización del tigrense al frente del ministerio de Economía. El jueves, Kicillof había hablado con el ahora funcionario nacional, con quien tiene diálogo a diario. Además de gobernar la provincia más poblada, el mandatario bonaerense es en quien más confía Cristina Kirchner en materia económica, por lo que sigue de cerca las cuentas nacionales.

"Nadie hizo más que los gobernadores para que Massa llegue a donde está hoy"

Sin hacer declaraciones públicas, decidieron emitir un comunicado firmado por trece provincias en el que se planteó la “necesidad de aunar esfuerzos y voluntades para reducir la inflación”. Aún no ven una secretaría de Comercio Interior activa ante la suba de precios. En este sentido, plantearon “Promover la disponibilidad para nuestro pueblo de la producción de alimentos de buena calidad y precios accesibles, coordinando acciones entre los distintos niveles estatales a través de redes de proveedores locales y mercados populares”. Se trata de replicar el reciente lanzamiento del mercado de Lomas de Zamora con precios populares.

Ante el mensaje de Massa de no gastar más de lo presupuestado y ante la necesidad de un ajuste, los gobernadores remarcaron la necesidad de garantizar la continuidad de los programas de obras públicas y viviendas”. No hubo mención a los superávit provinciales que el ministro de Economía pide poner a disposición.

Se acompañó a la actual gestión nacional al apoyar la reconversión de planes sociales en trabajo, la necesidad de resolver las asimetrías en materia de subsidios de transporte público y ratificar un sendero de tarifas energéticas compatibles con el mayor consumo en zonas específicas del país. Los que llegaron al asado fueron Gildo Insfrán (Formosa), Gustavo Melella (Tierra del Fuego), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Sergio Raul Ziliotto (La Pampa), Osvaldo Jaldo (Tucumán), Alberto Rodríguez Saa (San Luis), Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Ricardo Quintela (La Rioja), Jorge Capitanich (Chaco), Sergio Uñac (San Juan), Rubén Dusso, vicegobernador de Catamarca en reemplazo de Raúl Jalil y Eugenio

Quiroga, vicegobernador de Santa Cruz en reemplazo de Alicia Kirchner. El gobernador de Santa Fe, Omar Perotti puso como excusa de la ausencia la firma de un convenio con el Presidente en la Casa Rosada.