Despejado
Temperatura:
19º
Ciudad:
Buenos Aires
sábado 15 de diciembre de 2018 | Suscribite
POLITICA / de casera a maritima
domingo 21 enero, 2018

Heredia aún es empleada del gremio y reclama indemnización a su ex patrón

Compartió su tarea en la quinta de Triaca y en el SOMU. Sus abogados pedirán un resarcimiento de al menos $ 600 mil al ministro de Trabajo.

por Andrés Fidanza

Intimidad. Heredia vivía en la quinta de Triaca en Boulogne. Era una experta asadora y recibía a sus amigos y familiares en el quincho. Foto: cedoc

Cuando les contaba sobre su cercanía con Jorge Triaca, sus nuevos compañeros sindicales no se lo creían. Sin experiencia gremial previa, Sandra Heredia se había convertido en la interventora delegada del SOMU en San Fernando. En abril pasado, la empleada del ministro de Trabajo aterrizó de golpe en las tres oficinas que tiene el sindicato en esa seccional bonaerense, eslabón de los barcos areneros que van de Zárate a La Plata.

En sus primeros dos meses de trabajo, Heredia se mostró presente y activa, incluso escuchando los reclamos de los afiliados por las irregularidades en el manejo de la bolsa de trabajo gremial. Pero al poco tiempo relajó ese rigor, según recuerda un compañero, y sus ausencias fueron cada vez más notorias. La “prioridad”, según reveló ella misma, la tenía la quinta familiar de Triaca, donde realizaba asados y atendía a las visitas.

Al igual que Heredia, por la seccional de San Fernando pasaron otros empleados sin demasiada experiencia. Si bien en esas oficinas solía haber cuatro o cinco empleados, el año pasado la lista se estiró a ocho. Además de la asistente de Triaca, según averiguó PERFIL, ahí trabajaba (ahora tiene licencia médica) un dirigente ligado al histórico mandamás del SOMU, Omar “Caballo” Suárez: se trata de Esteban Pardo, ex mano derecha de la hijastra de Suárez, María del Carmen Cabrera Peña, a su vez empleada de la obra social del personal marítimo.

Otra de las empleadas en San Fernando es una joven bailarina, cuyo nombre figura en la lista de trabajadores del SOMU. Según la versión de Heredia, fue puesta ahí a partir de su relación con el actual diputado bonaerense y ex subsecretario de Políticas de Seguridad Social del Ministerio de Trabajo, Gustavo Vélez. “La conoció en la reunión (una especie de fiesta en homenaje a Miguel del Sel) y la citó en el Ministerio para ofrecerle trabajo como secretaria”, explicó Heredia al sitio Opi Santa Cruz. “Después le ofreció otro trabajo”, profundizó. Y remató: “Jorge la mandó al SOMU para que la piba no hablara”.

Desde el Ministerio, sin embargo, refutaron ese relato.

Si bien ya no se presenta en esa sede gremial, Heredia tiene contrato en el SOMU hasta el 12 de febrero próximo. Ahora está concentrada en reclamar su indemnización a la familia Triaca. Según detalló, el 6 de enero el cuñado del ministro y abogado de Carlos Triaca, Sergio Borsalino, le dijo: “te vamos a indemnizar con 66 mil pesos”.

Las abogados de Heredia pretenden un monto mucho mayor. “Lo que le corresponde por ley. Diez veces más como mínimo”, comenta una persona cercana a la delegada del SOMU con mandato vigente.

Heredia afirmó que fue casera en la quinta de los Triaca en Boulogne desde 2012 a 2018. Pero aclaró que estuvo en “en negro” hasta 2015. Según dijo, 20 días antes de las elecciones presidenciales le blanquearon parcialmente la relación de dependencia con Carlos Triaca, hermano del ministro. En las redes se difundió un recibo de sueldo que así lo acredita. De acuerdo a los cálculos de los abogados de Heredia, considerando una parte del sueldo que supuestamente cobraba en mano, su salario real devengado era de unos 20 mil pesos.


Una situación financiera comprometida

El análisis de los datos bancarios de Sandra Heredia evidencia una situación muy comprometida. A partir de la información que ofrece el Boureau de Crédito del Banco Central, PERFIL identificó que, con cinco tarjetas de crédito diferentes, la ex empleada de Triaca fue acumulando deudas desde febrero de 2017 hasta noviembre de ese mismo año que ascendieron a 143 mil pesos.

El inicio de sus problemas económicos coincide con su entrada al gremio, en abril de 2017. En la nota de OPI Santa Cruz que dio a conocer su caso, ella habla también de una deuda con la familia Triaca que se habría sumado a su mora con los cinco bancos que tenía.

Tal vez aquí esté la clave de un divorcio que costó caro a la familia del ministro de Trabajo.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4479

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard