lunes 06 de febrero de 2023
POLITICA Apunt contra el sector procesista que manifest en plaza San Martn

Kirchner había culpado a quienes quieren una amnistía para los represores

En cadena nacional, el Presidente denunció una “extorsión para obtener impunidad”. Sugirió cambios drásticos para las fuerzas armadas y de seguridad, “que tienen que recorrer un largo camino para superar la descomposición”.

30-12-2006 01:45

El presidente Néstor Kirchner calificó de "mano de obra desocupada" a los responsables de la desaparición de Jorge Julio López y el secuestro Luis Gerez, y de "elementos paramilitares y parapoliciales", quienes utilizan, dijo, la misma metodolgía que la ejercida durante la última dictadura militar. "Intentan mantenernos en un estado de zozobra e inquietud social, envían a la sociedad una suerte de metamensaje donde nos quieren hacer sentir como que todos estamos en libertad condicional".

López fue testigo del juicio al represor Miguel Etchecolatz, y por dos días no se conoció el paradero del testigo Gerez, quien declaró en el Congreso contra el ex policía Luis Patti, que no pudo asumir como diputado.

Kirchner dirigió anoche un discurso por cadena de radio y televisión desde su despacho de la Casa de Gobierno, donde enfatizó su decisión de "defender el Estado de derecho" y sus "convicciones" y aseguró que no cederá "ante la extorsión".

El Presidente criticó la lentitud de la Justicia en los juicios contra represores y consideró que las "fuerzas armadas, de seguridad y policías provinciales tienen que recorrer un largo camino para superar la descomposición" que implicó su participación en la represión ilegal.

En otro párrafo de su discurso, Kirchner, que habló por segunda vez en cadena de radio y TV desde que asumiera en 2003, apuntó contra el sector que hizo un acto en plaza San Martín y que congregó a quienes reivindican una amnistía para los responsables del terrorismo de Estado. Son sectores que "reclaman imponer una amnistía tal como manifestaron públicamente en Plaza San Martín", dijo el santacruceño.

Para el Presidente, los aparentes secuestros de López y Gerez obedecen a "la misma metodología que realizaron tras el histórico juicios" y puntualizó que en aquel entonces, esas "extorsiones" lograron el beneficio de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final.
Ambas herramientas, sumadas a los indultos presidenciales otorgados por Carlos Menem, demuestran para Kirchner la inutilidad que ha tenido su implementación. "La historía acredita que cualquier concesión es nefasta. Es el camino que se eligió recorrer durante largos años....sacrificando la Justicia", evaluó.

"Algunos interesados tratan de hacernos creer que resutaría mejor un acto de olvido. Ocultan la importancia que el castigo a los impunes tiene en el orden nacional e internacional", agregó Kirchner. Para el mandatario, "el respeto de los derechos humanos se encuentra en la base de la creciente recuperación de la dignidad a nivel internacional".

" Sepan todos que este presidente no avalará que se dicte ningún tipo de ley de amnistía, la sociedad argentina toda es la perjudicdada de un accionar mafioso" como el de las desapariciones de testigos, advirtió el Presidente.

"Si los argentinos queremos vivir en estado de derecho no podemos ceder a esa extorsión. Es un imperativo moral ineludible redoblar los esfuerzos para que los derechos humanos se afirmen con el accionar de la justicia", enfatizó Kirchner, que en un párrafo especial pidió a quienes testificaron en los juicios que se siguen a los culpables de la violación de los más elementales derechos humanos, que acepten la protección que el Estado quiere brindarles.

Kirchner dedicó un párrafo especial a la Justicia. Criticó a jueces por la lentidad en los procesos y "algunas libertades concedidas a conocidos y contumaces delincuentes". El mandatario vinculó los  secuestros de tipo político como el de López y de Gerez, a hechos delictivos comunes que logran una "llamativa difusión y espectacularidad".

En esta Nota