viernes 27 de enero de 2023
POLITICA críticas opositoras

La condena a muerte de un jugador iraní fue foco de nuevos cruces

Desde Juntos por el Cambio exigieron mayor reacción de la Cancillería argentina ante la sentencia a la horca de un futbolista iraní que apoyó las protestas de mujeres en su país. Gerardo Morales habló de “vergonzoso silencio” y Patricia Bullrich acusó a los K de “estar siempre del lado incorrecto de todo”. Esta semana hubo votación en la ONU.

17-12-2022 05:52

Sectores de la oposición salieron ayer a reclamarle al gobierno nacional por lo que consideran que es un “vergonzoso silencio” ante la condena a pena de muerte de un jugador de fútbol en Irán por apoyar la protestas de mujeres contra el régimen de ese país. Tanto el presidente de la Unión Cívica Radical, Gerardo Morales, como la titular del PRO, Patricia Bullrich, dejaron en claro los posicionamientos de sus partidos ante la posición oficial.

“Repudio el vergonzoso silencio de la Secretaría de Derechos Humanos frente a la aberrante situación por la que está pasando el futbolista iraní Amir Nasr-Azadani y todas las personas condenadas a muerte por defender los derechos de las mujeres de su país”, tuiteó el gobernador de Jujuy ayer por la mañana.

Además, también apuntó contra el ministro de Relaciones Exteriores, Santiago Cafiero. “Como presidente de la UCR solicito que la Cancillería eleve un reclamo formal ante la ONU para arbitrar medidas que frenen estas ejecuciones”, aseveró. Y continuó: “En nombre de la defensa de los derechos humanos en el país desde la recuperación de la democracia, no podemos ser cómplices a través del silencio”.

El secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla Corti, acusó recibo y le respondió, también por Twitter. Ellos arrastran un enfrentamiento por las posiciones vinculadas al caso Milagro Sala, y eso fue parte de la respuesta: “Gobernador Morales, mi intervención como secretario tiene injerencia solo en temas locales. Más allá de mi opinión personal en contra de la pena de muerte. Ahora viendo su “compromiso” con los derechos humanos pido que respete las medidas provisionales dictadas por la Corte Interamericana y mantenga el arresto domiciliario a Milagro Sala, ya que la comisión ordeno proteger su integridad física y psíquica, y poner fin a la persecución penal arbitraria. Y deje de presionar para que la trasladen a un penal común”.

Las exigencias de Morales no se quedaron allí, y en el mismo hilo de tuits planteó que el gobierno nacional “debe poner a disposición de Amir Nasr-Azadani su Embajada en Irán para garantizar su seguridad y la de su familia, a través del derecho internacional al asilo político”. “Los Organismos Internacionales de Derechos Humanos deben activar de inmediato acciones que protejan la vida de los iraníes condenados por defender los derechos de las mujeres”, agregó.

Esta semana, en ese sentido, el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas votó una resolución por la cual se expulsó a Irán de la Comisión sobre la Condición de la Mujer, el principal organismo sobre género de la organización. La propuesta de Estados Unidos obtuvo 29 votos a favor, 8 en contra y 16 abstenciones. Argentina estuvo entre los que votaron a favor.

Bullrich también salió ayer a criticar al Gobierno y vincular directamente al kirchnerismo con el régimen iraní, un vínculo que viene cuestionado desde el memorándum de entendimiento firmado en relación a la causa AMIA y que este año tuvo un punto de tensión con el secuestro de un avión con pasajeros iraníes y venezolanos.

“El régimen iraní, aliado del kirchnerismo, condenó a la horca a un jugador de fútbol solo por defender los derechos de las mujeres. No falla: los K están siempre del lado incorrecto de todo”, expresó la exministra de Seguridad.

En esta Nota