sábado 14 de diciembre de 2019 | Suscribite
POLITICA / NEGOCIOS CON EL ESTADO
domingo 5 abril, 2015

La constructora favorita de Randazzo reapareció en una obra sospechada

Ignacam quedó en primer lugar en una licitación de $ 12 millones en un centro atómico. Las irregularidades.

por Redacción Perfil

Foto: Marcelo Silvestro
domingo 5 abril, 2015

La constructora favorita del ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, comenzó a expandir sus contratos a otras áreas y ganó la pre-adjudicación de una sospechosa licitación en la Comisión Nacional de Energía Atómica. PERFIL había revelado la estrecha relación entre Ignacam, de los hermanos Marcos y Andrés Massaccesi, y el funcionario y precandidato presidencial.

La licitación por $ 12 millones para terminar el subsuelo del Centro Atómico Constituyentes presenta irregularidades que habrían favorecido a Ignacam. Así surge del expediente al que accedió PERFIL. La oferta más barata fue presentada por Paleco SA por $ 11.117.778, casi un 16 % menos que los $ 12.857.460 que ofreció la constructora “randazzista”. Sin embargo, esa firma quedó en segundo lugar.

Hay varios puntos llamativos en el expediente. Tal vez el más sugestivo es el análisis de los antecedentes de las empresas competidoras. Paleco quedó segunda porque su mano de obra en la construcción de la “Escuela Infantil José Barros Pazos 3610” fue calificada como “regular”. Ignacam obtuvo buen puntaje, pero no informa en qué obra. El principal antecedente presentado por los Massaccesi es la “Construcción de Centro de Entrenamiento y Capacitación” por $ 10 millones y $ 24 millones. La empresa se olvidó de especificar cosas básicas. No aclara si es una obra pública, requisito necesario para calificar. Tampoco señala la ubicación ni de qué “centro de entrenamiento” se trata. A la comisión evaluadora no le importó y lo tomaron como válido.

Cuando pre-adjudicaron la obra a Ignacam, la comisión evaluadora notificó a la competidora Paleco que tenía cinco días para impugnar la decisión. Pero la notificación fue enviada a un mail inexistente, según informó la empresa ante la consulta de PERFIL. Paleco afirmó que desde enero reclamó tres veces que se revea la decisión de darle la obra a Ignacam.

El crecimiento de Ignacam va a la par del de Randazzo. Gracias al ministro consiguió sus primeros contratos y durante los últimos seis años le facturó a su ministerio al menos $ 56,6 millones para la reparación de edificios y puesta en marcha de aire acondicionado, según la Oficina Nacional de Contrataciones. Interior y sus áreas eran sus únicos clientes.

El nexo de los Massaccesi con Randazzo es el empresario Eduardo Wassi, otro proveedor estrella del ministro. Marcos Massaccesi fue director suplente de la principal empresa de Wassi: Dinatech. Muy cerca de Randazzo desmintieron cualquier relación con Wassi, Dinatech y sus miembros. “Son un proveedor más”, aclararon. Ignacam se negó a responder las consultas de PERFIL. En la Comisión de Energía Atómica respondieron que para ver los antecedentes de Ignacam que le valieron ganar esta obra es necesario hacer un pedido por escrito y aguardar si el organismo responde.

La presidenta de la Comisión de Energía Atómica, Norma Boero, reporta directamente a Cristina pero entregó el control de las licitaciones al vicepresidente, Mauricio Bisauta, y al gerente de Administración y Finanzas, Ricardo Addis. Bisauta y Addis, quienes en 2012 habían sido señalados por el meteórico ascenso de sus salarios, siempre se presentaron como soldados del ministro de Planificación, Julio De Vido. Pero en los últimos dos años, Cristina postergó sigilosamente a De Vido y favoreció el protagonismo de Randazzo. Bisauta y Addis tomaron nota del cambio de época y comenzaron a acomodarse a los nuevos tiempos, según relataron funcionarios de la Comisión. La expresión más clara del viraje de Cristina en cuanto a sus favoritismos en el área atómica se expresó en febrero, en su discurso de inauguración de la Central Nuclear Atucha II: no mencionó ni una vez a De Vido.

El viento en contra motivó a los funcionarios a buscar la tibieza de otros jugadores influyentes del Gabinete. Randazzo, el candidato a presidente promovido por el secretario Carlos Zannini, apareció en el horizonte.

 

De la mano del ministro

La constructora Ignacam comenzó a funcionar entre 2008 y 2009, e inmediatamente consiguió contratos por más de $ 7,5 millones para obras en el Registro Nacional de las Personas (Renaper), el área de Interior que lleva adelante las políticas de los nuevos DNI y pasaportes. También fue contratada por el Ministerio del Interior y la Agencia Nacional de Seguridad Vial, que implementa las políticas viales y las licencias nacionales de conducir del ministerio. Además, consiguió ese año un contrato con el Ministerio de Gobierno bonaerense, que Randazzo acababa de dejar en diciembre de 2007.

En 2012 y 2013, el Renaper, el Ministerio del Interior y la Agencia de Vialidad siguieron siendo los únicos clientes gubernamentales de la constructora. Cada año que pasa, Ignacam va multiplicando lo que factura: $ 14,2 millones en 2012 y $ 34,8 millones en 2013. El año pasado superó los $ 42 millones.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4843

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.