miércoles 08 de febrero de 2023
POLITICA la estrategia del jefe comunal

Larreta le pidió a su ministro que salga a contraatacar al kirchnerismo

El jefe de Gobierno reunió a su mesa chica en un Zoom para evaluar la situación política. Hubo coincidencia en apoyar a D´Alessandro ante la presunta filtración de su teléfono celular. El funcionario además denunció penalmente a un diputado del Frente de Todos por “espionaje” y acusó al oficialismo de una “operación de inteligencia”. La evaluación íntima del larretismo y los ecos de una movida política a meses de la campaña 2023.

31-12-2022 00:52

“Hay que cambiar la narrativa, tenemos que pasar al frente”. La frase se escuchó en el Zoom que encabezó Horacio Rodríguez Larreta junto a sus colaboradores más cercanos para evaluar cómo seguir tras la nueva filtración de presuntos chats entre el ministro de Seguridad porteño, Marcelo D´Alessandro, y funcionarios judiciales, fiscales y empresarios.

Según pudo saber PERFIL en ese encuentro virtual – la mayoría ya está en sus destinos de vacaciones para esperar el año nuevo – se tomó la decisión de abroquelarse detrás del ministro y se le pidió que salga a redoblar la apuesta: entrevistas, denuncias públicas y una judicial contra el diputado nacional del Frente de Todos, Rodolfo Tailhade, por presunto espionaje ilegal.

El jueves el diputado K había advertido que se iban a conocer nuevas filtraciones del celular del ministro de Seguridad y lo difundió en sus redes sociales. “Dicha circunstancia llama poderosamente mi atención en cuanto a cómo está persona tuvo a su alcance tales conversaciones antes que cualquier otra”, planteó D´Alessandro en la denuncia.

Con todo en el encuentro virtual larretista hubo coincidencias en que se trataba de una “amenaza” contra el jefe de Gobierno y, por otro lado, contra el presidente de la Corte Suprema, Horacio Rosatti.

Allí se le pidió al ministro de Seguridad que salga a defenderse, que exponga sus argumentos y que se presente como damnificado de un hackeo. En rigor, ya existen dos causas al respecto que había denunciado el funcionario cuando le “pincharon” su celular y la aplicación Telegram. Una está en manos de la Justicia federal y la otra de la porteña.

Por ahora, Larreta no va a realizar ningún comentario público al respecto. Ni por redes sociales. Esperará a ver qué ocurre en la Justicia y si el tema continúa escalando o no. “No podemos levantar más el tema, Horacio no puede validar un hackeo del kirchnerismo”, le dice a este diario uno de los participantes del Zoom. Es más: lo comparó con la causa de la efedrina que tuvo a maltraer a Francisco de Narváez en 2009 o la falsa cuenta en el exterior de Enrique Olivera en 2005, ambos casos vinculados al kirchnerismo.

El diputado Diego Santilli, el jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel y el vicejefe porteño, Emmanuel Ferrario, fueron tres de los que más defendieron la continuidad de D´Alessandro en su cargo en medio de la polémica por los presuntos chats. Más callados estuvieron otros de los participantes, aunque la coincidencia sobre salir “al ataque” para “defenderse mejor” fue unánime.

En el entorno del ministro de Seguridad afirman que esas conversaciones no son ciertas. Incluso aportan un documento donde se ve una presunta manipulación explícita del contenido de unos chats de Telegram.

Ayer, en diálogo con el canal de noticias TN planteó que eran conversaciones “falsas”, dijo, además, que el kirchnerismo “no tiene límites”. Los acusó de “revisar las redes sociales de mi familia, incluso de menores” y advirtió que “irá hasta las últimas consecuencias”.

“Son capaces de cualquier cosa, hasta de inventar chats para confundir”, expresó el ministro.

“Esos chats son falsos, esos supuestos chats fueron creados. ¿Esto cómo empieza? El 19 de octubre me roban la línea y a unos cuantos más, a Santilli (Diego), a jueces, fiscales, empresarios. Nos roban la línea y después aparecen los supuestos chats inventados”, explicó. “Digo que estos chats son falsos: es fácil, cuando hablan del supuesto chat con el empleado de la Corte, hablan de la descripción de un fallo que tienen muchos periodistas”, argumentó.

Con todo, Larreta tuvo que suspender sus vacaciones en la casa que alquiló su suegro en el country Cumelén para despedir el año para ocuparse del tema. Tuvo múltiples intercambios de llamados con funcionarios y dirigentes por el tema. Tiene pensado pasar fin de año en el sur, reunirse con Mauricio Macri y encara en enero una gira por la costa y el Interior en el marco de su campaña. Espera que este tema se diluya para que no opaque sus actividades proselitistas.

En esta Nota