jueves 27 de febrero de 2020 | Suscribite
POLITICA / el primer reducto macrista
sábado 26 octubre, 2019

Las tensiones electorales también llegan hasta la interna de Boca

.

por Andrés Fidanza

Macri junto a Angelici, dos de los impulsores de las SAD. Foto: Dyn
sábado 26 octubre, 2019

El angelicismo busca desengrietar a Boca. A menos de un mes y medio para las elecciones presidenciales en el club, la actual conducción pretende despegarse de la política nacional, ante una más que probable caída de Mauricio Macri. Incluso quieren sumar dirigentes peronistas a su lista. Con un Macri ocupado en la campaña, el oficialismo apostará a movilizar su estructura de peñas, socios y organizaciones para conseguir la continuidad.

Se trata de una votación en la que, de máxima, participarán unos 30 mil socios. Los millones de hinchas influyen, pero no definen. Tras poner en riesgo la Presidencia nacional y la alcaldía porteña, Macri podría ver cómo se le escurre su primer trampolín hacia la política, iniciado en 1995.  

Daniel Angelici y su candidato para la sucesión xeneize, Christian Gribaudo, a su vez celebraron como un gol propio que la derrota ante River no haya derivado en desbandes. Tanto el “Tano” como su apadrinado, ambos radicales-PRO, cuentan con otro dato en su favor: el astillamiento de la oposición, que al momento parece lejos de alcanzar una unidad amplia. Y cuando pueden, ambos dirigentes azuzan esa dispersión.

Angelici y Gribaudo además les prenden velas al imprevisible San Román: el actual presidente y el ex secretario general del club (Gribaudo renunció para dedicarse a la campaña) esperan que Juan Román Riquelme se mantenga prescindente de las roscas xeneizes. El ídolo de Boca es la única persona capaz de, por un simple pronunciamiento, desviar el curso de la elección. Pero hasta ahora no lo hizo.

Si bien se reunió con los distintos referentes del club, Riquelme prefirió no alzar la voz. Su partido de despedida se realizará en La Bombonera, pocos días después de la votación: será el 12 de diciembre, mientras la elección se concretaría el 8.

En el angelicismo existen algunas tensiones, potenciadas por la eliminación en la Copa y por el clima a la baja del macrismo. El mítico Enrique “Coti” Nosiglia es uno de los oficialistas que pasa facturas atragantadas.

“No queremos encasillar la gestión con un color partidario. Mauricio fue el mejor presidente del club y su opinión es importante, pero él no está interfiriendo en la vida de Boca”, asegura un dirigente del angelicismo.

En la oposición, reina la atomización. Presidente de Boca desde 2008 a 2011, el empresario Jorge Amor Ameal se presenta como el adversario con mejores chances. Su compañero de fórmula será, como en 2015, Mario Pergolini. Ameal ya se gestionó dos apoyos de peso: el de Roberto Digón y el del colombiano Jorge “Patrón” Bermúdez.

Ex vice de Boca, José Beraldi mantiene sus ambiciones, y no se resigna a ser una figura que acompañe a Ameal. El jefe de los porteros, Víctor Santa María, a su vez protagonista en el armado del albertismo porteño, también se anotó. Su segundo será el kirchnerista Santiago Carreras. “Todavía buscamos una unificación más amplia, con Ameal, Beraldi y Crespi. Así podríamos ganar”, dice Carreras.


Temas

Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4918

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.