POLITICA
Ecos de la negociación

María Eugenia Vidal y Cristian Ritondo quebraron las resistencias del Gobierno a cambios en la Ley Ómnibus

El jefe del bloque del PRO y la exgobernadora fueron dos jugadores clave para arrancar una negociación con el oficialismo, tras semanas con diálogos prácticamente nulos con la oposición por la ley ómnibus que envió la Casa Rosada. La trastienda de las charlas y el rol de Santiago Caputo, el hombre de Milei.

María Eugenia Vidal y Cristian Ritondo 20240120
María Eugenia Vidal y Cristian Ritondo | CEDOC

El PRO se transformó en una pieza clave para el oficialismo. A la buena sintonía histórica que mantuvo el jefe de la bancada, Cristian Ritondo, se sumó María Eugenia Vidal, quien encabezó una comisión técnica del bloque para evaluar qué puntos se podían negociar para acompañar la ley ómnibus.

En ese marco, el jueves Vidal y Ritondo se reunieron con Guillermo Francos, el ministro del Interior, el estratega presidencial Santiago Caputo y Martín Menem, titular de Diputados, para avanzar en un proyecto concreto que permita que, la semana que viene – seguramente el martes – se apruebe un dictamen de mayoría que pueda ir al recinto con consenso.

El semáforo que armó Vidal, junto a la ayuda de la bullrichista Laura Rodríguez Machado, el pampeano Martín Ardohain (el primo de Pampita) y la siempre laboriosa Silvia Lospennato, fue clave. En él se estableció que más del 60% de las iniciativas iban a ser acompañadas, un 15% aproximadamente en amarillo y un 20% en rojo, que no podían ser admitidas.

Entre otras iniciativas en rojo, la uninominalidad para la reforma del código electoral o el índice jubilatorio sin una cláusula vinculada a la inflación para que los jubilados no tengan haberes a la baja.

CONGRESO LEY 20240109
Foto: Télam

En ese marco, Vidal y Ritondo lograron quebrar las resistencias que había entre los libertarios y abrieron el primer canal de diálogo, que siguió con la UCR y luego por el variopinto bloque que conduce Miguel Pichetto.

Por ello sorprendió la presencia de Caputo: ¿Francos no tenía el poder suficiente de presidente para dilucidar qué era primordial? La pregunta quedó picando en la bancada, donde ya sabían que Menem es un mero transmisor de inquietudes, pero lejos de tomar decisiones.

Por lo pronto, Ritondo y Francos se habían reunido a solas un día antes luego de que el ministro del Interior fuera una de las principales causas de por qué Menem quedó al frente de Diputados y no el jefe del bloque PRO.

Con todo, uno de los primeros temas que se logró consensuar es eliminar las retenciones a las economías regionales, un pedido de los gobernadores de Juntos por el Cambio. El limón en Tucumán, la industria vitivinícola en Mendoza y Cuyo (un pedido desesperado del radical Alfredo Cornejo), el maní en el sur de Córdoba, entre otros.

En el caso de la soja y el maíz, aunque en el PRO están en contra, intentarán no voltear esa iniciativa. Caputo les transmitió que el déficit cero incluía ese ingreso de divisas: ese gravamen cubre un 20% del déficit que desean eliminar.

Así, el martes podría haber dictamen. Aunque al cierre de esta edición la versión oficial del proyecto no había vuelto al PRO. El jueves podría haber sesión.