martes 15 de junio de 2021
POLITICA SENADO
27-05-2021 18:00

Oscar Parrilli advirtió que el kirchnerismo no bajará la reforma del Ministerio Público por la opinión de Daniel Rafecas

El senador neuquino reforzó la estrategia K que apunta a modificar los requisitos de selección del procurador general de la Nación.

27-05-2021 18:00

La reforma del Ministerio Público Fiscal avanza a paso lento en el Congreso pero pese a las trabas que encuentra el proyecto impulsado por el ala dura del kirchnerismo, no hay intenciones dentro de ese sector de dar de baja la iniciativa. Así lo indicó el senador por Neuquén del Frente de Todos, Oscar Parrilli, uno de los principales armadores del cristinismo en temas judiciales: "Nosotros diagramamos nuestra propia estrategia política y vamos adelante con lo que pensamos, independientemente de lo que pueda pensar (Daniel) Rafecas o la oposición", sentenció. 

El proyecto de reforma del Ministerio Público Fiscal cambia las condiciones de selección del procurador general de la Nación, elimina su carácter de vitalicio y le otorga un plazo máximo en el cargo de cinco años, con posibilidad de una renovación. 

El pliego del juez federal Daniel Rafecas, propuesto por el propio presidente Alberto Fernández para ocupar el cargo de Procurador General de la Nación hace más de 15 meses que se encuentra estancado en el Senado y la Comisión de Acuerdos nunca convocó una reunión para debatir la postulación.

La postura de Daniel Rafecas respecto de la reforma

Ante dicho escenario, Rafecas salió a aclarar en varias oportunidades que no estaba dispuesto a ocupar el lugar si es que el oficialismo finalmente avanzaba con la modificación del Ministerio Público Fiscal: o lo logra con los dos tercios o no es candidato, dijo. 

Daniel Rafecas bajará su postulación a procurador general si avanza la reforma

"Más allá de que el cargo sea vitalicio o temporario, es indispensable que el Procurador General de la Nación tenga el consenso político suficiente para ejercer un cargo de tanta relevancia institucional, para lidiar con la Corte Suprema y para encarar reformas estructurales a nivel federal", dijo semanas atrás Rafecas a través de su cuenta de Instagram.

Asimismo, explicó que "ese consenso recién se pone en juego en la audiencia pública, a la que todos los candidatos anteriores accedieron (con distinta suerte), y que no se cumplió en mi caso. De haberse concretado esa audiencia en el Senado, estoy seguro que ese consenso hubiese sido alcanzado".

Sin embargo, esa situación fue puesta en duda este jueves por Parrilli quien "no hubo nunca dos tercios, es una mentira". Es que al ver que el Frente de Todos avanzaba con una estrategia alternativa, Juntos por el Cambio dejó trascender a través de varios de sus máximos referentes, entre ellos Elisa Carrió, que estaba dispuesto a dar los votos para lograr la selección de un postulante con acuerdo político. 

"Cuando el presidente envió el pliego, al poco tiempo empezó la pandemia” y “en las negociaciones para las sesiones virtuales, el bloque de Juntos por el Cambio exigió de que en sesiones virtuales no se tratara el pliego de Rafecas, puso como condición ese tema”, recordó Parrilli y sostuvo que como no se podía resolver el asunto "retomamos proyectos que habían presentado legisladores de Juntos por el Cambio, donde planteaban que el procurador podía votarse por mayoría absoluta y tener cinco años en el cargo”. 

"No hubo nunca dos tercios, es una mentira", dijo Parrilli.

Parrilli, quien encabeza la Comisión de Justicia en la Cámara alta, aclaró que "la opinión de Rafecas es respetable, él puede pensar lo que sea conveniente, pero nosotros más allá de Rafecas consideramos que el procurador debe tener mandato a cinco años, la designación debe ser por mayoría absoluta y que la remoción sea por los dos tercios". 

Ley del Ministerio Público Fiscal: ¿cuáles son los cambios que impulsa el Gobierno?

Cómo está el trámite en el Congreso

El proyecto para la modificación del Ministerio Público Fiscal se encuentra trabado en la Cámara de Diputados, a la espera de que el bloque que comanda Máximo Kirchner logre conquistar primero las 129 voluntades para el quórum. Luego de un fuerte trabajo del ministro de Justicia Martín Soria, el texto logró dictamen con cambios en la Cámara baja, por lo que en el caso de que se logre la aprobación en el recinto deberá volver al Senado. 

Por el momento, al oficialismo le faltan al menos seis diputados para lograr el quórum ya que varios espacios que en algunas ocasiones brindan su respaldo al oficialismo como Córdoba Federal, que responde al gobernador Juan Schiaretti, los lavagnistas de Consenso Federal, los santafesinos Luis Contigiani y Enrique Estévez y el propio jefe del Interbloque Federal Eduardo "Bali" Bucca, ya dieron su negativa a avalar la propuesta.

La izquierda, que tampoco suele acompañar las movidas del oficialismo ya dejó en claro su rechazo, al igual que Juntos por el Cambio. 

IDEA: la reforma del Ministerio Público Fiscal busca "condicionar el Estado de Derecho"

Las modificaciones al proyecto oficial

Dentro de los cambios que propone el proyecto de reforma se encuentra la posibilidad de limitar el mandato del Procurador General de la Nación a cinco años y también las mayorías necesarias para su designación, uno de los puntos más discutidos por Juntos por el Cambio. En ese marco, la reforma propone la elección del jefe de los fiscales por mayoría absoluta a cambio del mecanismo actual de elección con el voto de dos tercios del Senado.

También se propone cambiar el viejo esquema del Jurado de Enjuiciamiento que garantice las mayorías para destituir a un procurador y la paridad de género en ese Jury, algo que el oficialismo aceptó cambiar del proyecto original y que prevé sumar un integrante del Ministerio Público Fiscal en reemplazo de un legislador. 

De esa forma, el Jury quedaría compuesto por dos representantes de la Comisión Bicameral del Congreso, uno del Poder Ejecutivo, un representante del Consejo Interuniversitario Nacional, un abogado y dos fiscales.

En caso de darse un voto para destituir a un Procurador, se establecerá un total de cinco votos para poder expulsarlo, llegando a un total de dos tercios.