miércoles 29 de junio de 2022
POLITICA CONGRESO

¿Por qué fracasaron las sesiones extraordinarias?

La polarización entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio que se profundizó después de las elecciones, sumado a los conflictos internos en el oficialismo y la postergación del acuerdo con el FMI complicaron la convocatoria a sesionar durante el verano.

24-02-2022 17:00

"Convócase al HONORABLE CONGRESO DE LA NACIÓN a Sesiones Extraordinarias desde el 1° hasta el 28 de febrero de 2022".

Este fue el artículo 1° del decreto 51/2022 que firmó el presidente Alberto Fernández para habilitar el trabajo el Congreso durante el receso de verano pero hasta este jueves, en la víspera del último día hábil de ese período, ninguna sesión fue convocada. 

El temario enviado por el Presidente al Parlamento constaba de 18 temas, algunos con fuerte contenido político como el Consenso Fiscal y la reforma del Consejo de la Magistratura y otros con mayor consenso como las medidas de reactivación económica, la creación de universidades y parques nacionales y otras iniciativas ligadas al ámbito de la salud. 

Sin embargo, el posible entendimiento con el FMI y la requerida autorización de parte del Congreso para el endeudamiento fueron ejes de los conflictos durante todo el verano, más allá de que el asunto no aparecía en la lista elaborada por Alberto Fernández. 

En el análisis de la actividad parlamentaria, surgen varios puntos que permiten determinar por qué no hubo ninguna reunión en el recinto desde las últimas dos sesiones a finales de diciembre en ambas cámaras para aprobar la modificación del impuesto a los Bienes Personales.

En primer lugar figura la polarización entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio que se profundizó luego del resultado electoral de noviembre y de la modificación en la conformación de ambas cámaras. 

"En este Congreso sin una mayoría clara, donde nadie puede asegurar el quórum, es alto el riesgo de fracasar con una convocatoria a sesión especial y pagar costos por eso. En ese contexto, sólo pueden avanzar las iniciativas con un alto grado de consenso", evaluó un diputado opositor en diálogo con PERFIL, ilustrando un panorama de lo que es la estructura actual en la Cámara baja.

118 diputados por el oficialismo, otros 116 legisladores de JxC y una veintena de representantes de varios partidos minoritarios que son clave en la construcción del número mágico para lograr la aprobación de cualquier ley. 

En ese escenario, ningún tema que no venga previamente charlado por los distintos sectores tiene posibilidades de lograr la aprobación. En rigor, la reforma del Consejo de la Magistratura era el único que tenía el carácter de urgente y que merecía el tratamiento en extraordinarias, ante la imposición del plazo por parte de la Corte Suprema de Justicia, pero los temas judiciales son los que precisamente generan mayores obstáculos al momento de las discusiones entre oficialismo.

Así, esta modificación, que implica la redefinición de los integrantes del organismo, así como las proporciones y las jerarquías, se suma a la lista de temas pendientes como la reforma judicial, la designación del Procurador General de la Nación, junto con la modificación de la Ley de Ministerio Público Fiscal y la cobertura de la vacante de la Corte Suprema, entre otros items. 

Máximo Kirchner y Alberto Fernández

La explosión interna en el Frente de Todos

Apenas tres días después de anunciado el primer hito en la negociación con el FMI, el 31 de enero pasado Máximo Kirchner dio a conocer su renuncia a la jefatura del bloque del Frente de Todos y revolucionó el ámbito interno, en el marco de un descontento con la estrategia del propio Poder Ejecutivo. 

"He tomado la decisión de no continuar a cargo de la presidencia del bloque de diputado del Frente de Todos. Esta decisión nace de no compartir la estrategia utilizada y mucho menos los resultados obtenidos en la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI), llevada adelante exclusivamente por el gabinete económico y el grupo negociador que responde y cuenta con la absoluta confianza del Presidente de la Nación (Alberto Fernández), a quien nunca dejé de decirle mi visión para no llegar a este resultado", dijo Kirchner en un comunicado.

"Liberar al presidente": las razones de Máximo Kirchner para renunciar a la presidencia del bloque

En ese contexto, la prioridad del oficialismo pasó a ser la reconstrucción del frente interno, la designación de Germán Martínez como nuevo jefe y el inicio del operativo para convencer a quienes amenazan con abstenerse o incluso votar en contra del entendimiento. 

"Voy a trabajar para convencer a todos. No sé si lo voy a lograr, pero no doy por perdido ningún voto", admitió el santafesino en medio de las conversaciones que encaró con todos los sectores que integran el bloque mayoritario. 

La demora del acuerdo

La postergación del entendimiento con el Fondo Monetario Internacional tuvo en vilo al Congreso desde diciembre de 2021, a la espera de que se cumpliera la promesa que el propio ministro de Economía Martín Guzmán había anticipado: el envío del Plan Plurianual, casi en simultáneo con el fallido Presupuesto 2022.

"Lo que queremos presentar es la base del acuerdo con el FMI", señalaba el funcionario luego de que fracasara la aprobación del Presupuesto en el Congreso, ya sin aventurar una fecha cierta que hasta el momento se sigue demorando y sigue generando incertidumbre.

Martínez "hará lo posible" para convencer a Máximo

Es que el oficialismo dejó trascender en varias oportunidades posibles fechas de envío del proyecto al Congreso, condicionado por el cierre del acuerdo con el organismo internacional. El último pronóstico indicaba que el texto llegaría mañana a la Cámara de Diputados pero lo cierto es que no hay indicios de que se cierre el entendimiento en las próximas horas.

"Esperamos que lo lleguen a presentar antes que termine el Gobierno", chicanean desde la oposición. 

La discusión sobre este punto y las diferencias internas en los distintos sectores que conforman el Parlamento, obligaron a relegar el debate sobre otros temas que vienen esperando su momento para ser tratados, sumado a la pelea sin resolución por el reparto de las comisiones que será el primer round entre el oficialismo y la oposición después de la Asamblea Legislativa del próximo martes.