1st de March de 2021
POLITICA Perito Moreno, Santa Cruz
11-05-2020 14:06

El festejo clandestino de la familia de un intendente terminó a las trompadas con la policía

El domingo 10 por la tarde, en el club Hípico, un festejo que violaba la cuarentena, terminó con agresiones al personal policial. Uno de ellos terminó hospitalizado.

Roberto Torres
11-05-2020 14:06

Todo ocurrió el domingo 10 de mayo por la tarde, en una chacra particular ubicada en el sector del Club Hípico de Perito Moreno, en la ciudad santacruceña ubicada en el extremo noroeste del territorio, cuyo intendente es el dirigente del Frente para la Victoria, Mauro Casarini. Personal policial fue alertado que en el lugar se estaba desarrollando una fiesta, de manera clandestina, lo cual está prohibido en el marco de la cuarentena que impuso el coronavirus en toda la Argentina. Si bien gran parte de los presentes, accedieron a dejar el lugar y se retiraron, otro grupo continuó pretendió continuar con el festejo.

Al intentar persuadir nuevamente de que desistan de continuar con la fiesta, el personal policial de la Comisaría de Perito Moreno, procedió a detener a una mujer de 40 años que se negaba a colaborar con los uniformados, a pesar de que se le advirtió sobre la violación que estaba cometiendo. En ese momento, intervino de forma violenta la pareja de dicha mujer, identificada como Omar Casarini (40), quien le propinó golpes de puño a dos efectivos, una Oficial de Servicio Ayudante y un Cabo de la Policía Provincial.

Sin permiso de circulación intentaron violar la cuarentena escondidos en un camión

Como consecuencia de los golpes, la oficial quedó desmayada con pérdida de conocimiento y tras ser trasladada al Hospital local, se decidió su derivación al Hospital Zonal de Caleta Olivia de mayor complejidad, para la realización de estudios por presentar tumoración en región axiomática izquierda.

Fiesta clandestina: imputaron a funcionaria por organizar un cumpleaños para sus hijos

Para sorpresa de los efectivos, otra de las presentes en la fiesta era la concejal Valeria Casarini (32), también prima del jefe comunal peritense, quien por ser funcionaria pública, no debiera haber estado presente en dicha fiesta clandestina, en cumplimiento de las restricciones del aislamiento social, preventivo y obligatorio impuesto en todo el territorio. La madre de ambos también fue trasladada a la dependencia policial, no así un grupo de menores que se encontraban en el predio rural.

Conforme a las directivas del Juzgado interviniente las personas de sexo femenino recuperaron su libertad esta madrugada previa fijación de domicilio ambas por infracción al Articulo Nº 205 del Código Penal Argentino, mientras que el restante permanece hasta su indagatoria en causa por atentado contra la autoridad.

En esta Nota