viernes 30 de julio de 2021
POLITICA incertidumbre de empresarios
21-03-2021 04:30

Se agrava el clima de negocios en Argentina por controles de precios y presión tributaria

21-03-2021 04:30

El clima de negocios y posibilidades de captar inversiones en el país se agravó en las últimas horas, tras los recientes movimientos del Gobierno por un mayor control y presión fiscal sobre la actividad privada, lo que ha generado un panorama de mayor tensión con los dirigentes empresarios y un horizonte oscuro para la llegada de capitales al país en el corto y mediano plazo.

En las últimas horas se multiplicaron las reuniones y las quejas de los dirigentes de algunas de las entidades empresarias más importantes como la Unión Industrial Argentina, la Cámara de Comercio y CAME por lo que consideran una fuerte avanzada del Estado sobre la actividad privada, particularmente con más controles sobre las empresas y aumento de la presión tributaria.

“La evaluación del contexto para las inversiones es cada vez más negativo. Mientras por un lado el Gobierno busca atraer inversores y que lleguen capitales al país, por otro se intensifica el control de precios, las restricciones para importar insumos o se quiere aumentar los impuestos, cuando países limítrofes los están bajando en plena pandemia para atraer un mayor ingreso de dólares”, resumió uno de los principales dirigentes de la Unión Industrial Argentina (UIA).

Particularmente, en la última semana se dieron situaciones insólitas, como la videoconferencia realizada desde la Quinta de Olivos convocando a fondos de inversión para que vengan a la Argentina, o el ministro de Economía, Martín Guzmán, reuniéndose con inversores en Nueva York, y por otro lado, el anuncio de un férreo control sobre determinadas empresas para monitorear costos, stock de producción y volúmenes de venta, y a la vez, el objetivo de llevar la tasa máxima del impuesto a las Ganancias a un 40%.

“Es muy difícil que vengan inversiones al país en estas condiciones. Uno no puede convocar a que inviertan y salir casi al mismo momento con más controles y más impuestos”, resumió Fausto Spotorno, de la consultora Orlando Ferreres.

En las últimas horas, esto generó un “cierto contrapunto” entre la UIA cordobesa y el Gobierno. La central fabril de Córdoba exigió “máxima prudencia en este tipo de decisiones y ponderamos la construcción de consensos para allanar el camino del crecimiento, resaltando que sin previsibilidad y seguridad jurídica no hay inversión privada y sin ésta no hay futuro alguno para nuestra sociedad”. Precisamente, los ejecutivos apuntaron sus dardos a los cambios en Ganancias. “No sólo implica una nueva carga administrativa, sino que también nos alerta sobre el ejercicio de la libertad comercial y la intervención en las decisiones de las empresas”, dijeron los industriales cordobeses.

Semejante declaración generó malestar en el Ejecutivo y el propio ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, afirmó estar “sorprendido” por el comunicado emitido por la Unión Industrial de Córdoba (UIC), al señalar que “hoy la industria argentina está produciendo y tiene un nivel de empleo no sólo superior al del inicio de la pandemia sino a 2019, el momento en que empezamos el gobierno”.

Tanto dirigentes empresarios como consultores coinciden en que el cepo cambiario, la elevada inflación, la falta de un programa de equilibrio fiscal y monetario, sumado a la indefinición de un acuerdo con el FMI, un riesgo país por encima de 1.500 puntos básicos, una mayor presión impositiva y los controles hacen que el panorama de la inversión sea sombrío.

Tampoco ayudan los últimos informes que se conocieron a nivel internacional. La prestigiosa publicación The Economist ubicó a la Argentina en los primeros lugares en materia de riesgo para los inversores. Solo Venezuela, Haití y Cuba tienen niveles de riesgo superiores.

Según ese informe, Venezuela y Argentina presentan el peor panorama en los estudios de riesgo macroeconómico y de comercio exterior. En el caso argentino, The Economist advierte que “si no se corrigen los desequilibrios macroeconómicos se producirá un fuerte ajuste monetario y inflacionario”.

Otro dato poco alentador es que Argentina ocupa el penúltimo puesto del ranking y adquisiciones de grandes empresas a nivel regional, según la plataforma financiera Transactional Track Record. A esto se agrega la advertencia formulada por un informe del Banco Mundial, que ubicó a Argentina como la segunda nación de mayor presión impositiva sobre las empresas, mientras que el primer lugar lo ocupó el Archipiélago de las Islas Comoras, en las costas de Africa.

En esta Nota