POLITICA

Unidad del Bicentenario: polémica por millonarias transferencias

Las grandes beneficiarias fueron universidades provinciales y fundaciones como Madres y Abuelas. Dudas sobre el destino de los montos asignados. El rol de Javier Grosman.

Javier Grosman, el hombre que maneja el presupuesto de la Unidad del Bicentenario
| Cedoc

La transferencia discrecional de fondos suele ser uno de los puntos clásicos más investigados por fiscales y legisladores de la oposición. Y la Unidad del Bicentenario sorprendió también en aspecto dado que no sólo sirvió para para implementar las fiestas del kirchnerismo con su presupuesto propio sino además para financiar gobiernos provinciales, universidades y Madres de Plaza de Mayo.

Según un informe publicado por el diario La Nación, la Unidad del Bicentenario, liderada por el exproductor musical Javier Grosman, transfirió $ 178 millones entre 2010 y 2013.

Esto no les gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

Las grandes beneficiarias fueron las universidades bonaerenses según la información que se desprende de 21 planillas del Ministerio de Economía que analizó el matutino. La Universidad de Tres de Febrero recibió más de $ 66 millones en los últimos cuatro años, mientras que la Universidad de General San Martín obtuvo $ 26 millones.

Por su parte, la UBA, la Universidad Tecnológica Nacional y la Universidad Nacional de La Plata recibieron 2 millones de pesos las primeras, y $1,4 millones la última. En total, la Unidad del Bicentenario aportó casi $ 104 millones a las universidades. También aparecen otros rubros como "universidades sin discriminar" o "universidades nacionales sin especificar", cuyas transferencias son de $ 2 millones por cada ítem. Asimismo, los gobiernos provinciales recibieron en total $54 millones.

Uno de los gastos más polémicos son los asignados a las fundaciones, cuyos destinos no son del todo claro.

La Fundación Madres de Plaza de Mayo percibió una transferencia de más de tres millones de pesos en distintas partidas. "La primera partida fue utilizada para hacer el stand para el Bicentenario, ese pañuelo gigante que se expuso sobre la 9 de Julio", explicó un vocero de la entidad. "Lo de 2011 no sabemos qué pasó. En ese época estando (Sergio) Schoklender en retirada... pudo haber pasado cualquier cosa", aseguró a La Nación.

En tanto, Abuelas también recibió fondos de la Casa Rosada en 2010. Fueron $1,3 millones que se utilizaron para montar el stand para festejar en el Paseo del Bicentenario.

En las últimas horas, el diario Clarín reveló que Grosman, el mencionado titular de la Unidad del Bicentenario, sería "el verdadero poder en el área cultural del Gobierno nacional". Según el matutino, no sólo dirigiría desde la sombras el Ministerio de Cultura, sino que habría sido él en realidad quien propuso el nombre de Teresa Parodi para estar al frente de la cartera.