lunes 30 de enero de 2023
POLITICA Chats filtrados

Waldo Wolff defendió a Marcelo D'Alessandro y mostró cómo "hackear chats"

El diputado de Juntos por el Cambio explicó en televisión cómo modificar una conversación por aplicaciones de mensajería instantánea.

06-01-2023 13:26

Hace unos días, Waldo Wolff afirmó en A24 que una parte de los chats entre Marcelo D´Alessandro y funcionarios de la Corte Suprema de Justicia eran ciertos. Luego del pedido de licencia del ministro de Seguridad y Justicia de la Ciudad de Buenos Aires, el diputado de Juntos por el Cambio reapareció en tevé, esta vez en el programa A dos voces, que conducen Edgardo Alfano y Marcelo Bonelli en la pantalla de TN, para mostrar cómo fácilmente se puede modificar una conversación por aplicaciones de mensajería instantánea.

En diálogo con los conductores, Wolff aseveró: "Acá hay un ambiente de espionaje ilegal y de manipulación de chats". Con su celular en la mano, comenzó a mostrar el chat que había tenido con la producción del programa: "Hoy me citó su producción, este es chat real que tuve con su producción. Me citan para las 21.50 y yo le contesto 'Llamame por favor'. Me llamó y me dijo por donde entrar. Yo me metí en YouTube y encontré un tutorial de cómo modificar un chat. Le pedí a un amigo que subiera la foto del productor de TN a su chat. Chateamos y le puse lo mismo que había hablado con su productora. Al final me puso '¿querés una cerveza antes salir al aire?'".

Chats filtrados de D'Alessandro: para el ministro de Justicia no hay dudas que son verdaderos

Mostrando el final de la conversación con su amigo que se hizo pasar por la producción de A dos voces agregó "así de simple se puede armar una opereta".

El video de Wolff con el "tutorial" para poder modificar chats se viralizó en las redes y muchos usuarios se preguntaban si era una broma o el legislador estaba hablando en serio.

Chats filtrados de Marcelo D'Alessandro: qué hipótesis se manejan sobre el hackeo al ministro de la Ciudad

El 19 de octubre pasado Marcelo D'Alessandro tuvo la impresión de que su teléfono celular no funcionaba bien. Los "síntomas" del dispositivo tecnológico fueron in crescendo hasta que se dio cuenta de que alguien había logrado intervenirlo: un hackeo

En los últimos años, y más aún en los últimos meses, las estafas virtuales o telefónicas se multiplicaron en la Argentina. Son muchas las personas que sin darse cuenta terminaron brindado algún dato o información que involuntariamente terminó allanando el camino para que les roben el acceso a sus redes sociales y suplanten su identidad para pedir dinero a contactos o robar información.

Chats filtrados: la denuncia de Gerardo Zamora pasó a los tribunales de Comodoro Py

Con D'Alessandro eso no ocurrió. Apenas se dio cuenta de lo que había pasado, activó para tratar de recuperar el control de su teléfono con la ayuda de colaboradores y de la empresa operadora de su servicio de telecomunicaciones. 

Todo eso lo plasmó en una denuncia que presentó ante la Justicia porteña donde aseguró que fue víctima de una simulación de identidad. Ello a través de hackers que gestionaron un nuevo chip a su nombre

En concreto, el ministro que tomó licencia de sus funciones políticas después de que se filtraran sus conversaciones y se desatara un escándalo político-judicial dijo en la presentación que el hackeo fue a las 15:26 de ese día. "Sujetos no identificados simularon mi identidad y por vía remota gestionaron un cambio de chip SIM card". La información la pudo obtener, según supo PERFIL, a través de un informe solicitado a la empresa Telefónica. 

1. La hipótesis del "SIM swapping"

Del informe de la empresa surje la teoría que más peso tiene: que D'Alessandro fue víctima de una maniobra conocida como "SIM swapping". 

Se trata de un ataque digital clásico, que consiste en la suplantación de la tarjeta SIM del teléfono celularPor medio de esa técnica, los delincuentes usan técnicas para acceder a los datos privados de las víctimas: pueden manejar aplicaciones de mensajería social como WhatsApp, Messenger o Telegram, solo por mencionar algunas. 

El acceso permite que también puedan hacerse pasar por la víctima pasando inadvertidos. Pueden hacer llamados o enviar mensajes, sacar capturas y ver la información que está guardada en el dispositivo pescado. 

En el caso de D'Alessandro se supo que hubo acceso a la APP Telegram porque parte del contenido fue filtrado a través de internet. Pero eso no indica que los hackers no hayan tenido acceso a otros datos del funcionario porteño. 

En la filtración de los supuestos chats aparecen, además de las conversaciones "falsas y adulteradas" de acuerdo a sus dichos, una importante cantidad de audios y fotos enviadas por medio de esa aplicación de mensajería. 

Uno de los pocos datos que trascendió de la investigación provino del informe de Telefónica: el chip con el que se logró suplantar al teléfono de D'Alessandro fue comprado en la localidad de El Dorado, Misiones. PERFIL se contactó con funcionarios de Seguridad de la Provincia y la localidad pero no hubo respuestas. 

2: La hipótesis de un sofisticado software

Pero hay una segunda teoría que circuló en los últimos días aunque menos alimentada. Fue mencionada a este medio por un conocido perito informático y también en una nota del periodista Raúl Kolmann en Página/12. Se trataría del uso de un sofisticado software de espionaje o spyware que permite un acceso mucho más amplio a los dispositivos.

Se trata de Pegasus, un sistema comercializado a nivel mundial por la compañía israelí NSO Group. Está entre los más sofisticados del mercado ya que permiten penetrar smartphones a un nivel en el que llegan a activar hasta la cámara y el micrófono del dispositivo. 

La teoría es preocupante y, de ser así, el funcionario además de ser hackeado habría sido víctima de una maniobra de espionaje ilegal que ya denunció ante la Justicia y públicamente. 

JP / AS / MCP