sábado 28 de enero de 2023
PROTAGONISTAS MURIÓ A LOS 95 AÑOS

Benedicto XVI, el alemán que renunció al trono para ser un Papa en las sombras

Joseph Ratzinger llegó como guardián de la Fe, se presentó como un "simple y humilde trabajador de la viña del Señor" y enfrentó los principales problemas de la Iglesia. Pasó sus últimos años de vida en un monasterio pero con fuerte influencia en la jerarquía vaticana.

31-12-2022 07:27

El papa emérito Benedicto XVI dijo reiteradas veces, en los últimos años, que sus fuerzas físicas estaban sufriendo “un lento declive” y que esto lo llevó a la conclusión de que ya se encontraba peregrinando a la Casa de Dios. Finalmente, el que fuera el Papa número 265 de la Iglesia católica falleció tranquilamente, siendo el más longevo de los sucesores de San Pedro y aquel que se atrevió a dejar el trono para ser un Papa en las sombras.

Durante sus ochos años de pontificado Benedicto XVI encaró los problemas de la Iglesia católica, como los casos de abusos sexuales a menores o la reforma del Banco Vaticano, escándalos que condujeron al Papa alemán a su abdicación.

 Joseph Ratzinger 20211109

 Joseph Ratzinger 20211109

 Joseph Ratzinger 20211109

 Joseph Ratzinger 20211109

En el trayecto, El Vaticano reconoció 4.000 casos de abusos sexuales a menores por parte de clérigos y Benedicto pidió una profunda renovación de la Iglesia, recordando que "la ayuda de curación a las víctimas debe ser la preocupación principal de la comunidad cristiana, y debe ir de la mano de una profunda renovación de la Iglesia a todos los niveles".

Su renuncia se hizo efectiva el 28 de febrero, cuando empezó la Sede Vacante hasta la celebración del Cónclave y la elección de Francisco el 13 de marzo de 2013. A partir del día en que se hizo efectiva su renuncia, el 28 de marzo, Benedicto XVI empezó a ser llamado Papa emérito y comenzó a vestir la sotana blanca simple.

Joseph Ratzinger 20211109

Joseph Ratzinger 20211109

Joseph Ratzinger 20211109

Joseph Ratzinger 20211109

La vida de Benedicto tras la abdicación

Su primer alojamiento fue Castel Gandolfo, la residencia de verano de los pontífices, y después comenzó una nueva vida en el monasterio Mater Ecclesiae junto a las cuatro 'memores Domini' (Rossella, Loredana, Carmela y Cristina), las laicas consagradas de Comunión y Liberación que lo asistieron desde entonces, y su secretario particular. Allí, el Pontífice emérito se dedicó a la lectura, a los paseo, a dormir la siesta y a rezar.

El papa Francisco aseguró que la renuncia de Benedicto XVI fue una "lección para todos" de humildad y piedad y reconoció que el retiro de oración y recogimiento al que está dedicando su vida es un ejemplo de "teología de rodillas".

"Él ha hecho y hace teología de rodillas porque, antes incluso que ser un grandísimo teólogo y maestro de la fe, se ve que es un hombre que cree verdaderamente, que ora verdaderamente; se ve que es un hombre que personifica la santidad, un hombre de paz, un hombre de Dios", escribió en un prefacio para el libro 'Enseñar y aprender el amor de Dios', primer volumen de la serie 'Joseph Ratzinger/Benedicto XIV. Textos selectos'.

 Joseph Ratzinger 20211109

Joseph Ratzinger 20211109

Joseph Ratzinger 20211109

Los motivos de la renuncia de Benedicto XVI

Años después, Benedicto XVI reconocería en una entrevista que renunció al pontificado porque tenía la convicción de que no podría viajar a Brasil para asistir a la Jornada Mundial de la Juventud en Río de Janeiro en julio de ese año. "Tenía dos convicciones bien precisas: después de la experiencia del viaje a México y Cuba, ya no me sentía en la capacidad de hacer un viaje tan fatigoso", explicó. Así, precisó que el hecho de estar impedido para realizar el viaje a Brasil "era una circunstancia por la cual la renuncia era un deber".

Sin embargo, había un trasfondo mucho más controvertido. La renuncia se produjo después de un año marcado por el denominado caso Vatileaks, el escándalo de la filtración de documentos reservados, que concluyó con la concesión de la gracia por parte de Benedicto XVI a su exmayordomo, Paolo Gabriele. Además, abordó la reforma del Banco Vaticano y en 2010 promulgó el documento para luchar contra el blanqueo de dinero en las instituciones financieras vaticanas, el primero decretado por un Papa. Y en 2009 revocó la excomunión a los obispos ordenados por Lefebvre y abrió las puertas de la Iglesia de Roma a los tradicionalistas anglicanos.

Joseph Ratzinger 20211109

Joseph Ratzinger 20211109

Joseph Ratzinger 20211109

 Joseph Ratzinger 20211109

Una vez retirado en Mater Ecclesiae, cerca de los muros de la Ciudad, el papa emérito inicialmente cumplió su promesa de llevar una vida de oración, ayuno, contemplación silenciosa e investigación académica, pero pronto comenzó a intervenir en temas acuciantes para la Iglesia, como la crisis de abuso sexual, culpando particularmente a la laxitud moral en la iglesia, los defectos en la ética teológica y una cultura más amplia del relativismo moral. Su contribución a un libro de un cardenal conservador sobre la necesidad mantener el celibato en el clero fue vista como un intento estratégico de socavar las ideas de Francisco, y de impulsar la causa de un ala combativa ultraconservadora de la Iglesia.

Un "simple y humilde" siervo de Dios considerado un "papa en las sombras"

La abdicación de Benedicto XVI y la entronización de Bergoglio significó la primera vez en 800 años que convivían dos papas en El Vaticano, una dualidad que provocó tantas habladurías que el cardenal Gerhard Müller, prefecto emérito de la Congregación para la Doctrina de la Fe, se vio obligado a aclarar públicamente que el único Papa es Francisco: “Ninguna confusión. No tenemos dos papas, existe uno solo Francisco. Se dice Papa emérito por cortesía, pero en realidad Benedicto XVI es obispo emérito”, tuvo que decir. Los rumores sobre la injerencia silenciosa de Benedicto XVI en muchos asuntos de la iglesia jamás cesarían.

Según diversos informes, el ala conservadora de la jerarquía vaticana pronto se alineó en torno al papa emérito y ejerció presión frente a Francisco, que se presentó como un renovador del catolicismo. Las afirmaciones de Francisco de que, cuando fue sometido a una cirugía, "algunas personas" lo "querían muerto" y ya "preparaban el cónclave", dejó al descubierto la existencia de dos cortes enfrentadas por la doctrina.

 Joseph Ratzinger 20211109

 Joseph Ratzinger 20211109

 Joseph Ratzinger 20211109

joseph ratzinger

“Hubo indicios de un problema desde el principio cuando Benedicto eligió el título de ‘papa emérito’, en lugar del ‘obispo emérito’ más eclesiológicamente apropiado, continuó vistiendo la sotana papal blanca y decidió continuar su residencia dentro de los muros del Vaticano”, escribió Richard Gaillardetz, profesor de teología católica en el Boston College.

Benedicto XVI, cuyo nombre de bautizo es Joseph Ratzinger, nació en Marktl am Inn, en la Diócesis de Passau (Alemania), el 16 de abril de 1927. Destacó por sus estudios de filosofía y teología en la Escuela superior de Frisinga, en donde posteriormente fue profesor, y en la Universidad de Munich, en Baviera.

Ordenado sacerdote en 1951, dos años después recibió su doctorado en teología y fue entonces cuando se convirtió en catedrático de Dogma e Historia del Dogma en la Universidad de Ratisbona, donde ocupó también el cargo de vicerrector de la Universidad. Participó en las cuatro sesiones del Concilio Vaticano II de 1962 a 1965 como consultor teológico del entonces Arzobispo de Colonia (Alemania), el cardenal Joseph Frings.

El cardenal Ratzinger, conocido como el "guardián de la fe" por su condición de Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe durante veinte años, fue elegido como sucesor del Papa Juan Pablo II el 19 de abril de 2005, cuando, según declaró posteriormente, ya "esperaba retirarse pacíficamente". Durante su primera aparición en el balcón de la Basílica de San Pedro, tras un cónclave de dos días, se mostró sorprendido de que le hubieran elegido a él, "un simple y humilde trabajador de la viña del Señor".