lunes 02 de agosto de 2021
PROTAGONISTAS BATALLA FAMILIAR
11-11-2020 16:04

Britney Spears dejará de cantar si su padre sigue controlando su vida

La cantante quiere que su padre James Spears deje de ser su "guardián legal". Dice tener miedo de él y amenaza con abandonar los shows si no le quitan ese poder.

11-11-2020 16:04

La relación de Britney Spears con su padre pasa por el peor momento. James Spears es el “guardián legal” de la artista desde 2008, año en el que sufrió un colapso por su adicción a las drogas, pero durante los últimos meses ella inició una demanda en la justicia de California para que él dejará de cumplir ese rol. Si bien la cantante logró establecer a sus propios abogados, la jueza de la causa no aprobó la suspensión de James y ahora la rubia asegura que no volverá a realizar shows mientras esta situación continúe. 

 

Britney Spears junto a su padre Jamie
James y Britney Spears

 

“Mi clienta me informó que le tiene miedo a su padre y por lo tanto, no volverá a trabajar si su padre no deja de ser el responsable de su carrera”, le aseguró Samuel D. Ingham III, abogado de la artista, a la jueza Brenda Penny.  Por su parte, la abogada de James Spears indicó que bajo su tutela la cantante no solo se recuperó de las adicciones sino que también logró una fortuna que hoy alcanza los 60 millones de dólares

Por el momento, la figura de “guardián legal” que tiene el padre de Britney sobre ella se extiende hasta febrero del 2021. Pero antes de esa fecha él podría solicitar una expansión, pedido que siempre fue aprobado a lo largo de los últimos años. Por ese motivo la artista continúa la batalla legal y espera que sea la corte de California la que remueva a James de su actual función. 

Britney Spears junto a su padre Jamie
James y Britney Spears

 

En medio de esta disputa familiar, los seguidores de Britney Spears comenzaron una campaña bajo el lema #LiberenABritney. Según ellos, el padre de la cantante quiere controlarla en contra de su voluntad para quedarse con su dinero. Mientras tanto, el propio James responde que son teorías conspirativas y que solo busca el bienestar de su hija. En las próximas semanas la jueza de la causa deberá tomar nuevas decisiones y ambas partes esperan que la situación se resuelva antes de fin de año.