domingo 20 de junio de 2021
PROTAGONISTAS la primera dama de chile
27-10-2019 02:10

Cecilia Morel tenía mejor imagen que Piñera hasta que se filtró el audio-gate

La esposa de presidente habló de "invasión alienígena extranjera" y de "vamos a tener que ceder privilegios" en medio del conflicto social. Disculpas y críticas.

Es la clase de primera dama que se acerca al modelo estándar: abocada a temas sociales y de educación, supo hacerse un lugar en la imagen protocolar de la presidencia de Sebastián Piñera en Chile.

En los últimos meses, Cecilia Moral superó incluso la imagen positiva de su marido. Impulsora de los trajes no tan holgados de su marido “y más a medida”, ha cosechado esa cercanía con la gente que tal vez su marido no ha podido lograr. Un ejemplo: en Chile la gente habla de “piñeradas”, cada vez que se refieren a algún blooper del presidente en actos públicos. Uno de los más recordados –y reiterados– es la cantidad de veces que, luego de la aparición con vida de los mineros que quedaron atrapados en la mina de San José en agosto de 2010, Piñera se dedicó a mostrar el papelito original que indicaba: “Estamos bien los 33”. En un video colgado de YouTube, puede verse a Morel detrás de su marido en medio de una gira por Europa diciéndole “¡No lo muestres más!”, mientras Piñera avanza sonriente con ese documento en mano.

Hoy las cosas han cambiado. Sobre todo teniendo en cuenta que la primera dama se volvió protagonista en medio de los días trágicos que vivió Chile esta semana: Morel pasó de ser la compañera compinche que se ríe de las idas y vueltas de su marido a aparecer en los celulares de todo Chile con un audio polémico con la ya célebres frase: “Invasión extranjera y alienígena”. El calificativo salió de un audio que se filtró en medio de la bronca social.

Morel salió enseguida a disculparse. “En un momento en que me sentí sobrepasada por las circunstancias, envié un audio privado que se filtró. Un estado de ánimo personal lo hice parecer como un estado general de gobierno. Lamento el desacierto”, escribió en su cuenta de Twitter. La conversación, parte de envíos de chat en un grupo de amigas con el objetivo de describir la situación que se vivía en el Palacio de la Moneda, se viralizó. “Amiga, creo que lo más importante es tratar nosotros de mantener la cabeza fría, no seguir calentándonos porque lo que viene es muy, muy, muy grave (...) Por favor, mantengamos nosotros la calma, llamemos a la gente de buena voluntad, aprovechen de racionar la comida, y vamos a tener que disminuir nuestros privilegios y compartir con los demás”.   

Vida. Coqueta y habitué de usar marcas extranjeras, la primera dama nació el 14 de enero de 1954. Además de ocupar ese cargo protocolar, es directora del Area Sociocultural de la Presidencia, puesto que ocupó también durante el primer mandato de Piñera, entre 2010 y 2014. Es la cuarta hija de siete hermanos. A los 19 años, poco antes que comience la dictadura chilena en septiembre de 1973, empezó el noviazgo con Piñera, quien era vecino suyo. Se casaron en diciembre de ese mismo año y luego se marcharon a Estados Unidos, donde Piñera estudió un doctorado en Economía.

El matrimonio tiene cuatro hijos: Magdalena, Cecilia, Juan Sebastián y Cristóbal. Entre todos sus hijos, ella y Piñera suman 11 nietos. Ingresó al Instituto Profesional Carlos Casanueva, donde se tituló de orientadora familiar y juvenil, una carrera de asistencia social.

Formó parte también de la Comisión de Justicia y Paz del área pastoral del Arzobispado de Chile y realizó diversas actividades como orientadora en temas de familia e infancia. Ya como primera dama empezó a ocupar todo su tiempo en la Dirección Sociocultural de la Presidencia. Desde que su marido se convirtió nuevamente en presidente en 2018, Morel volvió a estar en la arena mediática. Si bien ella no lo afirma, son varios los que dicen que se hizo varios retoques en su rostro. En una nota que dio el año pasado, expresó que la vuelta al Palacio de la Moneda después de ocho años la encontró más evolucionada. “Creo que la sociedad ha cambiado, uno va cambiando y está más abierto a nuevos temas como puede, valora más las diversidades”, explicó. Cuando le consultaron por cómo era Piñera en la intimidad, dijo ante las risas de los periodistas: “No es de pedirme ayuda en la casa, pero tiene lo típico de todos los hombres que preguntan “¿Dónde está mi peine?” o “¿Viste mi máquina de afeitar?”.

En esta Nota