martes 09 de agosto de 2022
PROTAGONISTAS reacciÓn en cadena y mundial

El retroceso legal de la Corte Suprema de Estados Unidos sacudió a todos los sectores

La fragmentación social que exhibe, otra vez, Estados Unidos con el fallo en contra del aborto legal generó protestas en todo el país. Fuera de allí, y ante el efecto que genera ese atentado a la libertad individual, presidentes de Inglaterra, Canadá y Francia se sumaron al pesar que manifestaron tanto Joe Biden como Barack y Michelle Obama. Y por supuesto, hiperfamosos como Taylor Swift, Kim Kardashian y Stephen King, están activos en redes para despertar conciencias. También la NBA y la liga de básquet femenina. Y empresas de Hollywood como Disney, Netflix y Paramount se sumaron.

25-06-2022 23:55

La Corte Suprema de los Estados Unidos revocó el fallo histórico –Roe vs. Wade–, que estableció al aborto como un derecho constitucional en 1973. Como resultado de esta decisión, se espera que casi la mitad de los estados norteamericanos prohíban o restrinjan severamente el acceso contando con el poder de establecer sus propias leyes en torno a la interrupción de un embarazo. 

Al cierre de esta edición, ya había siete estados  que anunciaron medidas para prohibir el aborto en sus jurisdicciones, y otros siete anunciaron que lo harán en los próximos treinta días. Por el contrario, California, en boca de su gobernador Gavin Newson, anunció que no se plegará y defenderá el derecho de las mujeres. Sus pares de Oregon y Washington también siguen esa línea. El anuncio de la medida de la Corte Suprema también llevó a Joe Biden a expresar: “Es un día triste para el tribunal y para el país, con esta decisión Estados Unidos retrocede 150 años”.   

Obviamente, Trump lo celebró. El ex presidente es en parte responsable de lo sucedido, como otros ex mandatarios republicanos –Bush padre y Bush hijo–; y la actual titular del Congreso norteamericano, Nancy Pelosi, lo reafirmó:  “La Corte Suprema controlada por los republicanos ha logrado el oscuro y extremo objetivo del Partido Republicano de arrebatarles el derecho a las mujeres de tomar sus propias decisiones sobre la salud reproductiva”.

Voces presidenciales. La decisión que revoca un derecho constitucional y que –además– favorece el negocio ilegal y clandestino del aborto desató una ola de críticas tanto de personalidades de la política, de organizaciones de derechos humanos y de famosos populares e internacionales. 

El presidente de Canadá, Justin Trudeau, escribió en Twitter: “Las noticias que llegan de los Estados Unidos son horribles. Mi corazón está con las millones de mujeres estadounidenses que ahora están a punto de perder su derecho legal al aborto. No puedo imaginar el miedo y la rabia que sienten en este momento. Ningún gobierno, político u hombre debería decirle a una mujer lo que puede y no puede hacer con su cuerpo. Quiero que las mujeres en Canadá sepan que siempre defenderemos su derecho a elegir”. 

Por su parte, Emmanuel Macron publicó: “El aborto es un derecho fundamental de todas las mujeres. Debe ser protegido. Deseo expresar mi solidaridad con las mujeres cuyas libertades están siendo socavadas por la Corte Suprema de los Estados Unidos”. Incluso ya anunció que para que Francia no retroceda como el país del norte, buscará que el derecho al aborto quede en la Constitución francesa. Y Boris Johnson dijo:  “Siempre creí en el derecho de la mujer a elegir, me atengo a ese punto de vista y es por eso que el Reino Unido tiene las leyes que tiene”. 

Y Hollywood también. Algunas caras con millones de seguidores y mucho escenario y alfombra roja también hablaron. Selena Gómez opinó que “ver cómo se despoja de un derecho constitucional es horrible. Una mujer debe tener el derecho de ELEGIR lo que quiere hacer con su propio cuerpo. Fin de la historia”. Una militante anti-Trump como Taylor Swift no se calló y compartió el texto escrito por Michelle Obama contra el arrebato del derecho al aborto, y agregó: “Estoy absolutamente aterrorizada de que estemos aquí, que después de tantas décadas de lucha por los derechos de las mujeres sobre sus propios cuerpos, la decisión de hoy nos lo haya quitado”. En esa línea estuvo Kim Karadashian, es decir, retuiteó el texto de Michelle y sumó: “En Estados Unidos, las armas tienen más derechos que las mujeres”. 

Por su parte, Ellen De Generes posteó: “A lo largo de la historia, no se ha confiado en las mujeres. Ni para votar, ni para decidir con quién se casan, y ahora ni para tomar sus propias decisiones sobre su cuerpo. Pero  no dejaremos que esto siga así y obtendremos los derechos que merecemos”. Y la actriz Viola Davis sumó: “¡Ahora más que nunca tenemos que usar nuestra voz y poder! Nosotros, el pueblo”. La cantantes Cardi B, Cindy Lauper, o actrices como Bette Midler y Ariana deBose, fueron otras de las que mostraron su repudio. 

Asimismo, corporaciones como Disney, Netflix, Paramount, Sony y Comcast anunciaron que cubrirán los gastos de viaje de aquellas empleadas que deban trasladarse para realizarse un aborto. 

La NBA en alerta. Del poderoso sector deportivo, también dijeron presente para protestar. Y motivó un comunicado conjunto de las ligas de básquetbol masculina (NBA) y femenina (WNBA). “La NBA y la WNBA creen que las mujeres deben ser capaces de tomar sus propias decisiones en relación con su salud y su futuro, y creemos que esa libertad debe ser protegida”, subrayaron los titulares de ambas ligas, Adam Silver y Cathy Engelbert. “Seguiremos abogando por la equidad de género y de salud, incluyendo la garantía de que nuestros empleados tengan acceso a la atención de salud reproductiva, independientemente de su ubicación”.

El astro de la NBA y líder de Los Angeles Lakers, LeBron James, tuiteó que la decisión de la Corte Suprema se basa “absolutamente sobre el poder y el control”. Y Megan Rapinoe, ícono del fútbol femenino estadounidense y activista, fue contundente: “Vivimos en un país que siempre intenta quitarte lo que tenés de forma innata (…) Esto agravará por completo muchas de las desigualdades existentes, el derecho a la libertad y a la búsqueda de la felicidad. La crueldad es la clave, esto no es provida, es triste y cruel.”

En medio de todo el panorama de fragmentación social, la ironía de Stephen King resume este “logro” de Estados Unidos: “Esta es la mejor Corte Suprema que ha producido el siglo XIX”.