domingo 25 de julio de 2021
PROTAGONISTAS MONARQUÍA
11-03-2021 14:45

Meghan Markle pensó dedicarse a la política cuando vivió en Argentina

En su último año como universitaria, Meghan Markle fue pasante en la Embajada de Estados Unidos en Buenos Aires. Era 2002, y el país atravesaba su peor crisis económica. En ese contexto, ella analizó tener una carrera política.

11-03-2021 14:45

En la vida de Meghan Markle, la actuación llegó bastante tarde. La actriz que sacudió estos días a la corona británica primero se formó dentro del periodismo y la comunicación e incluso pensó en dedicarse a la política cuando vivió en la Argentina.

A los 20 años, Meghan Markle pasó un temporada en Buenos Aires, donde realizó una pasantía en la sede porteña de la Embajada de Estados Unidos. No en la residencia oficial sobre avenida del Libertador, sino en el edificio de la calle Colombia, donde están las oficinas.

 

meghan markle reaparecio

 

Markle había terminado sus estudios en la Facultad de Comunicación de la Universidad Northwestern y como parte de la carrera –egresó en 2003–, revistió como pasante en el área de prensa y comunicación de la Embajada de Estados Unidos en Argentina. De hecho, aún dos de sus tutores –también jóvenes por entonces– trabajan en esa sede. Fue en 2002, y Argentina atravesaba su peor crisis económica.

17 millones de espectadores vieron la entrevista a Meghan y Harry

En ocasión de la boda de Meghan Markle con el príncipe Harry, PERFIL se contactó con la embajada de Estados Unidos. Y dicho organismo confirmó a PERFIL que la por entonces estudiante trabajó como pasante en 2002, pero por cuestiones legales no podían brindar ni fotos ni información adicional alguna a su paso por esa sede.

 

Meghan Markle y el príncipe Harry

 

Por su parte, en 2013, Meghan Markle mencionó su etapa en Argentina en un reportaje que dio a la revista Vogue: “Argentina atravesaba una devaluación económica y Paul O’Neill, nuestro secretario del Tesoro, estaba allá. Yo tenía 20 años y estaba allá convencida de que haría carrera en la política”.

También Markle dijo que su trabajo en la embajada le sirvió para dar forma a su personaje de Rachel Zane, la abogada de la serie “Suits”.

La carta de Meghan Markle a Hillary Clinton

Según un informe que publicó la cadena británica BBC sobre Meghan Markle, destacan una carta que ella le escribió a Hillary Clinton. Era 1992, Markle tenía 11 años y corría el último de año de la segunda presidencia de Bill Clinton. En esa misiva, la preadolescente escribió a Hillary su queja por el slogan que usaba una publicidad de lavavajillas: “Las mujeres de todo Estados Unidos luchando contra ollas y sartenes grasientas.”

Meghan Markle y príncipe Harry: las 5 frases más impactantes sobre la familia real británica

Al mes, Procter & Gamble –gigante multinacional responsable del aviso– cambió la palabra "mujeres" por "personas". "Fue entonces que tuve conciencia de la magnitud que podían tener mis acciones (…) Había generado un mínimo efecto al defender la igualdad”, señala la BBC que Markle dijo en un reportaje donde refirió esta anécdota.

 

Meghan Harry 20210308

 

Después llegaría la actuación y la política como quizá Meghan Markle la imaginaba en 2002 cuando estuvo en Argentina, pasó a otro plano. No así la cuestión de su orígenes: padre blanco, madre afroamericana.

En una entrevista publicada en la edición norteamericana de Elle dijo: "Si bien en algún momento mi herencia mixta pudo haber creado un área gris alrededor de mi autoidentificación, mantenerme con un pie en ambos (orígenes) me llevó a aceptar quien soy y de donde vengo”.

De hecho, en el sitio oficial de la Northwestern University –de la que egresó en 2003–, dedican un artículo a la inclusión del coro gospel que Meghan Markle tuvo en su boda con Harry. El coro Kingdom actuó para políticos internacionales, la realeza británica, y en actos de renombre mundial.

Pero esta boda fue un escenario para una actuación muy diferente: una donde se casaron culturas dispares y transformó una ceremonia que es típicamente seria y ligado a la tradición, en algo mucho más jubiloso. “Las tradiciones afroamericanas le dieron a la ceremonia su calidez y ligereza, y un sentimiento de unidad en tiempos divididos, algo que no habría estado si la novia hubiera sido una británica blanca, dijo Patrick Johnson, profesor de Estudios de Performance y Estudios Afroamericanos.