sábado 01 de octubre de 2022
PROTAGONISTAS apuñalaron al escritor indio

Salman Rushdie está con pronóstico reservado y se le aumentó la seguridad

El escritor indio fue acuchillado mientras estaba en el escenario de un audiorio de una institución de las afueras de Nueva York. La seguridad de Rushdie se intensificó, hay reserva sobre el posoperatorio y cuál será su ubicación al salir del hospital. El agresor fue detenido, se llama Hadi Matar, tiene 24 años, y se desconocen las motivaciones de su acto.

13-08-2022 02:34

Los últimos partes médicos emitidos sobre  Salman Rushdie solamente decían que este había sido intervenido quirúrgicamente y se mantenía reserva respecto de cómo estaba su salud y si se lo trasladaría a algún lugar cuando se terminara la operación. 

El escritor, de 75 años, estaba en el escenario de la Chautauqua Institution –en el estado de Nueva York– en una conferencia literaria, cuando un persona irrumpió, lo derribó de un golpe y luego lo apuñaló en más de una oportunidad ante el estupor de los presentes, muchos de los cuales lo único a lo que pudieron atinar fue a tomar imágenes y videos con sus teléfonos celulares. 

El primer informe policial decía lo siguiente: “El 12 de agosto de 2022, alrededor de las 11:00, un hombre sospechoso subió corriendo al escenario y atacó a Rushdie y a un entrevistador, que resultó herido en la cabeza. Rushdie sufrió una aparente puñalada en el cuello y fue transportado en helicóptero a un hospital del área. Su estado aún no se conoce”. Esta persona de género masculino fue detenido por la policía y en algunas imágenes tomadas por aficionados se lo puede observar a cara descubierta y rodeado por las fuerzas policiales. 

Dónde sucedió. La Chautauqua Institution se autodefine en su sitio oficial como “una comunidad de artistas, educadores, pensadores, líderes religiosos y amigos dedicados a explorar lo mejor de la humanidad. Ya sea que sea su primera visita o la quincuagésima, nuestra promesa es la misma: se obtendrá sabiduría, se generarán recuerdos, la vida se enriquecerá. El cambio positivo está a tu cargo”. Este espacio de artes escénicas de junio a septiembre invita a importantes artistas y celebridades como Salman Rushdie, relacionados con las artes visuales, la danza, el teatro y la música. Y ayer viernes, el escritor iba a dar allí una conferencia junto a Henry Reese, a quien Chautauqua Institution describió como “cofundador y presidente de City of Asylum en Pittsburgh, que se fundó en 2004 para brindar refugio en Pittsburgh a escritores exiliados bajo amenaza de persecución”. 

En el caso de Rushdie, el programa del evento decía que él es “uno de los autores más célebres de nuestro tiempo,  autor de catorce  novelas, cuatro obras de no ficción y una colección de cuentos, además de ser coeditor de dos antologías. Rushdie, ganador de muchos de los premios literarios más importantes del mundo, se desempeñó como presidente fundador en 1994 del Parlamento Internacional de Escritores (ahora la Red Internacional de Ciudades de Asilo), una organización formada para crear estructuras capaces de ayudar y apoyar a los escritores perseguidos, y lo que finalmente se conoció como la Red de Ciudades de Asilo.” Y el tema de la charla que ambos iban a dar se llamaba “Más que un refugio”.

Luego del hecho violento, la Chautauqua Institution tenía un mensaje en su sitio oficial que decía: “Pedimos sus oraciones por Salman Rushdie y Henry Reese, y paciencia mientras nos enfocamos completamente en coordinar y cooperar con los oficiales de policía luego del trágico incidente en el Anfiteatro hoy. Todos los programas de la institución se cancelan por el resto del día”.

Amenaza. Más allá del estupor lógico que generó el intento de asesinato de Salman Rushdie, el hecho en sí mismo volvió a poner en primer plano la amenaza de muerte que cierne sobre el escritor desde que en 1989 el ayatolá Ruhollah Jomeini, emitió una fatwa –o edicto– pidiendo la muerte del escritor por la publicación de su libro Los versos satánicos, que además de estar prohibido en Irán, es considerado por algunos musulmanes extremistas como un texto blasfemo. 

En ese libro aparecen ciertos detalles que los religiosos condenaron. Por ejemplo, que se usara el nombre Ayesha –que fue la esposa más joven de Mahoma– aplicado  a una prostituta; también llamar bastardo a Abraham; y la historia de Salman Farsi, que fue compañero de Mahoma y que aparece ridiculizado en la novela. 

En un momento incluso se puso precio a la vida de Rushdie: tres millones de dólares para quien acabe con él. En 2012, una fundación religiosa iraní aumentó la recompensa por Rushdie de 2,8 a 3,3 millones de dólares, y cuatro años después, a 3,9 millones de dólares. 

Hubo un tiempo en que el escritor desestimó esa amenaza con el argumento de que no había “prueba alguna” de que hubiera gente interesada en la recompensa. “Lo que es verdad es que yo viví todo lo del ataque (de Jomeini) contra mi libro como algo muy excepcional”, dijo hace unos años Rushdie a un medio español. “Hoy esas cosas no parecen inusuales. Es algo mucho más grande que un escritor o un libro. Personalmente, siento que he pasado mucho tiempo de mi vida con eso, y, más o menos, he perdido todo el interés en el asunto.”

 En el presente, el gobierno de Irán tomó distancia del decreto de Jomeini pero eso no quita que entre fundamentalistas religiosos el sentimiento anti-Rushdie siga latente. Al cierre de esta edición se informó que Hadi Matar, de 24 años, fue quien acuchilló a Rushdie. No se sumó si la motivación fue individual o por orden de algún grupo extremista.

En esta Nota