miércoles 01 de febrero de 2023
SALUD Pandemia de coronavirus

La pandemia del coronavirus obliga a hacer cambios en los tratamientos para el cáncer

En esta segunda entrega, PERFIL ahonda en cómo se deberán adaptar los tratamientos antes de mayo, pico de Covid-19. Los permisos de circulación para los pacientes y canales de ayuda e información.

14-04-2020 21:59

La pandemia del nuevo coronavirus (Covid-19) está afectando más que nunca la provisión de medicamentos, la atención médica e incluso, la vida misma de los pacientes con cáncer. En esta segunda entrega, PERFIL continua informando los cambios que los pacientes y médicos ya están afrontando para adaptar los tratamientos al nuevo contexto. 

El Instituto Nacional del Cáncer (INC), que pertenece al Ministerio de Salud, considera al paciente con cáncer dentro del grupo en riesgo de Covid-19, debido a que diversos tratamientos debilitan el sistema inmunológico, como la quimioterapia, la radioterapia extensa y los trasplantes de médula ósea. Este medio consultó a las principales asociaciones de oncología, a médicos especializados, fuentes oficiales y a una asociación que asiste a pacientes y familiares para responder cómo cambiarán las pautas de los tratamientos; cuáles son las claves para movilizarse en cuarentena; qué trabas siguen registrándose; y dónde conseguir asistencia gratuita e información.

Qué sucederá con los tratamientos

Los oncólogos se preparan para el mes de mayo, cuando se espera que la pandemia alcance su pico en Argentina. Aún así, la Asociación Argentina de Oncología Clínica ya habla de la falta de recursos en la actualidad: “Estamos con recursos en salud limitados de forma moderada” y eso obliga a “priorizar tratamientos con mayores beneficios potenciales” para el paciente y a postergar otros.

Uno de los puntos que deberán modificar es la forma y tiempos de atención. En una exposición virtual realizada el jueves último, el oncólogo Federico Losco, del Instituto Alexander Fleming (también Asociación Argentina de Oncología Clínica), explicó a sus colegas que ya no podrán continuar con sus actividades como venían haciéndolo hasta antes de la llegada del nuevo coronavirus.

Para la atención ambulatoria, Losco propuso “minimizar las visitas, espaciar los turnos de pacientes en tratamiento y evaluar atender más días a la semana para evitar el contacto entre pacientes”. También recomendó “realizar un pre-test a los pacientes que van a tener que asistir a los turnos, llamarlos y detectar síntomas del coronavirus o exposición a casos confirmados o sospechosos”.  


En cuanto a los tratamientos endovenosos, la Asociación sugiere cambiarlos a tratamientos orales cuando sea posible y no perjudique al paciente. También recomienda que las aplicaciones subcutáneas e intramusculares sean aplicadas por los enfermeros en los domicilios de los pacientes. Lo mismo con las extracciones de sangre.

En cuanto a la radioterapia, plantean que hay pacientes adultos con ciertos tipos de cáncer que no podrán ver postergados sus tratamientos, como los que padecen tumores digestivos, tumores cérvico-uterinos, mamarios en ganglios positivos, tumores de cabeza y cuello. 

Si bien, la decisión oficial es no postergar ninguna cirugía oncológica, la institución médica aconseja reprogramar todas las que sean posibles, por lo que los oncólogos deberán “decidir individualmente cada caso y teniendo en cuenta los daños potenciales de retrasar la cirugía”. Esto se debe a que en el exterior, donde el virus avanzó con anterioridad y mayor velocidad, se detectó que “pacientes que se operaron un mes previo a contagiarse con SARS-Cov-2 (o covid-19) tuvieron mayor riesgo de eventos severos” de la infección.

En cuanto a la inmunoterapia, éste tipo de tratamiento no expone al paciente a mayor inmunosupresión, como sí sucede con la quimioterapia. “La recomendación es que sigan realizando el tratamiento pero que los médicos presten especial atención a los síntomas respiratorios”, agregó Losco en su exposición.

Cuáles son las 48 "actividades esenciales" exceptuadas del confinamiento social

Internarse en cuarentena

Hay pacientes que deben hacer decenas de kilómetros para llegar a los centros de salud. PERFIL consultó al Ejecutivo sobre cuáles son las excepciones que deben alegar para poder circular. 

Quienes deban trasladarse para un tratamiento o compra de medicamentos están exceptuados del certificado único de circulación, ya que se los contempla en la excepción personas que deban atender una situación de fuerza mayor” del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU), según informaron en Gobierno. Deben llevar consigo algo que lo acredite: orden médica, de internación, certificado del oncólogo o institución médica.

En cuanto a los familiares, deben realizar un certifica online en la plataforma Trámites a Distancia, donde encontrarán la excepción para familiares que deben acompañar o asistir a personas enfermas. En casos de urgencia, también pueden apelar a casos de “fuerza mayor” y de “asistencia a familiares”.

PERFIL ya contó que uno de los problemas de los pacientes es la restricción para movilizarse. Santiago Bella, de la Asociación Argentina de Oncología Clínica, explicó que tiene consultorio en Córdoba y atiende pacientes de otras provincias que ahora ya no pueden continuar con sus tratamientos, especialmente en Catamarca y San Luis, donde las restricciones para salir y entrar en territorio provincial son mucho más estrictas, explica. 

Ante estas trabas, muchos oncólogos están tratando de reubicar a sus pacientes con otros médicos. Estos problemas obligaron a muchos enfermos a postergar hasta tres semanas sus tratamientos. Tratamientos que les preservan la vida. “Estamos recibiendo pacientes con cáncer que están deambulando frente al cierre de algunas  áreas de oncología porque sus hospitales pusieron todos sus recursos al combate de Covid-19. Tenemos que ver nosotros con qué colegas los derivamos”, contó una médica oncóloga en off.


Dónde encontrar asistencia 

La Asociación Argentina de Oncología Clínica (AAOC) habilitó un servicio gratuito para que pacientes oncológicos y su entorno familiar consulten sobre el covid-19 y el cáncer. Será gratuito y los médicos de la entidad responderán vía correo electrónico a la dirección prevenció[email protected].

Otro sitio de consulta para pacientes y familiares es www.mundocancer.org, de la Fundación Donde Quiero Estar, que incluye información para poder hacer trámites de ANSES, PAMI y permisos durante la cuarentena.

Vicky Viel Temperley, fundadora de la entidad, contó a PERFIL que realizaron un relevamiento de 27 hospitales y centros de salud del país. Sus voluntarios se encontraron con que, en algunos casos, el personal de enfermería que solía atender a los pacientes con cáncer fueron derivados al tratamiento de Covid-19; los voluntarios que acompañaban a los pacientes durante las sesiones de quimioterapia ya no pueden ingresar a las salas; tampoco, en algunos casos, pueden ingresar los familiares de los pacientes que deben quedar internados durante días.

“Estamos viendo que por temor a la pandemia, algunos médicos cerraron sus agendas. Por eso, se está armando una red de oncólogos que ofrecen sus consultorios en la Ciudad de Buenos Aires para que otros colegas puedan atender de manera más resguardada y controlada a sus pacientes de los centros de salud”, contó Julia Ismael, oncóloga clínica, ex directora de Instituto Nacional del Cáncer (INC) y miembro de la AAOC. “Estamos tratando de derivar a la telemedicina todo lo que se pueda pero algunos pacientes necesitan seguimiento personal”, agregó Ismael.

La modernidad

El jueves último, el ministerio de Salud envió un breve informe (menos de tres páginas de contenido) con recomendaciones generales a los médicos oncólogos y pacientes: las básicas (distanciamientos y aislamiento social) y algunas más puntuales, como la telemedicina.

Sin embargo, la atención virtual no es para todos. La falta de preparación de algunos centros de salud para la telemedicina o asistencia virtual -tanto públicos como privados- es otro de los puntos débiles del sistema que esta pandemia dejó en evidencia, coinciden los médicos consultados, pacientes y familiares. 

Como consecuencia de esta falencia, en muchos centros, dejaron de otorgar turnos para nuevos tratamientos porque el personal administrativo y de enfermería se encuentra de licencia, en aislamiento preventivo o redireccionado a las áreas dedicadas a la pandemia, contó Viel Temperley. “Hay clínicas donde están haciendo pocas quimios”, explica.

En IOMA, la obra social de la provincia de Buenos Aires, se registraron retrasos en la entrega de medicación. En la institución dijeron a PERFIL que los reclamos son habituales. “Reclamos siempre. Se realizan miles de tratamientos oncológicos y cada historia de afiliaciones es particular”. La institución tiene 2,2 millones de afiliados.

Viel Temperley explicó que su fundación asiste a los pacientes con dificultades para acceder a los medicamentos, tanto en Ioma y PAMI como en los bancos oficiales de medicamentos. “El problema ahora es que por la cuarentena nadie los atiende para tramitar los reclamos. Las ventanillas están cerradas”.

ED / DS