SOCIEDAD
Verano 2024

A pesar del ajuste, más de 22 destinos entrerrianos se sacan chispas en estos carnavales

Con Gualeguaychú y Concordia en primera fila, cada vez más ciudades del litoral salen a competir con las grandes ligas del carnaval de Corrientes. Ofrecen descuentos, despliegue hollywoodense, noches de luna, batucadas, protagonismo entre expertos y también sortean una casa.

Carnavales en Entre Ríos
Carnavales en Entre Ríos | Gtlza. Gobierno de Entre Ríos

¿Quién para a Entre Ríos? Con Gualeguaychú a la cabeza, en enero la provincia volvió al ruedo estival para defender su bien peleado título de “el carnaval del país”.

Si bien es cierto que el carnaval nacional nació con tonada correntina, en Paso de los Libres y la ciudad de Corrientes, los corsos del rey Momo se irradiaron desde esos dos polos hacia el resto del litoral argentino

No sin derecho, el carnaval de Gualeguaychú se autoproclama “Carnaval del país” y lo cierto es que no sólo no se achica sino que cada año más localidades salen al ruedo con sus batucadas a competir con las grandes ligas correntinas. En estas fechas, la alegría entrerriana desborda la provincia.

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

Hay mucho y variado para elegir entre el menú de opciones: Concepción del Uruguay ($1200 en puerta; $1000 anticipada; $ 200 la silla para ver los desfiles desde calle Carosini hacia Bv. Constituyente); Hasenkamp (sólo hay dos comparsas, Malibú y Marumbá, pero la originalidad es que prestan trajes para que los asistentes bailen y desfilen con ellos); Santa Elena ($1300, la entrada general; $700 jubilados y menores de 6 a 12 años. Y gratis discapacitados y menores hasta 5 años); Gualeguay (K´rumbay, Sambá Verá y Si-S desfilan en el corsódromo; $1400 entrada general y $750, anticipadas).

Carnavales en Entre Ríos
Comparsas de Entre Ríos. Aunque redujeron algunos gastos en vestuario, el despliegue es impresionante.

La ciudad dde Victoria convoca en la zona portuaria a partir del 3 de febrero, pero habrá tres presentaciones más el 10, 12, y 17, con una entrada muy accesible, $ 1500 en compra anticipada, y $ 2000 en las boleterías del corsódromo.

La cita en Colón es en la Plaza Washington; Federación se perfila con la originalidad de un “Desfilódromo”, el José Luis Silvestri; San José se acopla con “cinco noches para los tradicionales Corsos Sanjosesinos”. Y la grandiosa Paraná no quiere quedarse atrás: también dice presente con dos noches imprecisas (chequear en https://www.parana.gob.ar/agenda) que urgen ser precisadas. 

Carnavales de antes: de Sarmiento y el pomo de agua, a las serpentinas y los bailes en estadios

Casi hasta quedarnos sin nafta o sin aliento, siguen las firmas de carnaval en la más meridional de las provincias mesopotámicas del país: Chajarí, Federal, La Paz, Bovril, Feliciano, Maciá, Nogoyá, Villa Domínguez, Villaguay, Rosario del Tala, Crespo y Caseros andan casi a los codazos publicando sus propuestas en sus sitios web.

Desde luego Concordia merece una atención especial. Con un corsódromo bien moderno y de 15.000 plazas, 207 km más al norte que Gualeguaychú, esta ciudad se perfecciona un poco más cada año para anotarse en las competencias de verano. 

Un intendente kirchnerista suspendió el carnaval por las medidas económicas de Milei

Las batucadas de Ráfaga, Emperatriz, Imperio y Bella Samba comenzaron a fin de enero, continuaron el domingo pasado y se prolongarán el 11, 18 y 20 de febrero. El precio de ingresar fue in crescendo con el correr de los fechas y es variado. En principio, una entrada general para la quinta y sexta noche de carnaval cuesta $3700, si es compra anticipada; $5200 en puerta; $1000 para menores de 12; y $5200 para el bolsillo flaco de los jubilados. Y estar sentado es otra cosa: $ 6000 la silla en el sector más económico durante esos encuentros.

Carnavales en Entre Ríos
Corso participativo. En el Corsódromo de Hasenkamp, quienes quieran mayor protagonismo pueden desfilar con trajes de comparsa. Contactarse con Malibú (0343) 4930-583 y Marumbá (0343) 4930-355.

La cita a la luz de la luna en “el corso más pasional del país”, siempre será en el corsódromo local, ubicado en la vieja Estación Norte del Ferrocarril de Concordia, que puede albergar a 15.000 personas, no poca cosa. El corsódromo Atanasio Bonfiglio abre sus puertas a las 20hs, pero el espectáculo arranca a las 22hs.

La gran cereza del postre es que durante el último encuentro se rifará una vivienda, según anunció exultante Luis Sánchez, Director del Ente Permanente de Carnaval. Durante cada noche entrerriana, el azar selecciona cinco números entre los asistentes. Los elegidos participarán por el sorteo de una casa americana de 36 metros cuadrados. Los bonos para el certamen se venden todos los días en la Plaza 25 de Mayo y en la oficina de la empresa Viviendas Roca (Urquiza 847); sólo cuesta $ 2000 y trae dos números.

Carnavales en Entre Ríos
El gobernador de Entre Ríos, Rogelio Frigerio, sorpresa y media en primera fila. 

La fiesta en Concordia tendrá bises con la presentación ya confirmada del cuarteto La Konga, el viernes 23 de febrero. Informes: Turismo Concordia, Urquiza 636, Tel: 0345 4212137 | 0345 4213905

Carnaval en Gualeguaychú

En Gualeguaychú el Corsódromo José Luis Gestro, inaugurado en 1997 sobre la vieja estación del ferrocarril puede albergar cada año a 35.000 espectadores sentados a lo largo de 500 metros de largo para ver en primera fila la generosa pista de baile de 10 metros de ancho (lejos, la mayor de Argentina). Es difícil competir con tanto despliege, pero el resto de las localidades no se achican. 

Carnavales en la Ciudad de Buenos Aires: en 2024 sólo habrá 8 corsos callejeros

Tempranero y casi como regalo de los Reyes Magos, el corso entrerriano comenzó el 6 de enero y el mismísimo flamante gobernador de la provincia, Rogelio Frigerio tomó la tijera sin titubear y cortó las cintas para que estallara la primera de las diez noches de festejos gualeguaychenses que tendrá, en esta edición número 42, el corso de la ciudad.

Carnavales en Entre Ríos
Carnavales 2024. El gobernador Rogelio Frigerio cortó las cintas en Gualeguaychú para dar inicio a los festejos.

Junto al mandatario provincial se encontraban Mauricio Davico, intendente de la ciudad, y Victoria Giménez presidenta de la Comisión del Carnaval. Entre batucadas y destellos, las 4 horas de esa fiesta inaugural pasaron volando entre las caderas de unas 20 mil personas que no trastabillaron ni un solo ritmo, haciendo honor al hashtag del año, #vuelvelapasion.

Como es de rigor, la primera pasada correspondió a Papelitos, la comparsa ganadora de los Carnavales 2023. Le siguieron Marí Marí (Club Central Entrerriano), Kamarr (Club Sirio Libanés) y O’Bahía (Club de Pescadores). La versión 2024 del corso de la ciudad lleva el nombre de Estela María Samacoits de Maradey, una mujer insoslayable en la historia del Carnaval del País.

Estela fue una de las gestoras del “Carnaval de la Risa” que despuntó en el Club Juventud Unida, cuando un grupo de padres le pusieron alegría al verano y armaron una murga infantil, cosiendo vaqueros y chalecos con tiras de papel crepé. Esa noche nació Papelitos del Oeste, comparsa que se lleva muchos de los aplausos más sentidos en el Carnaval de Gualeguaychú.

Carnavales en Entre Ríos
Ingenio. cada comparsa de Gualeguaychú compite por la mejor “batucada” (orquesta de percusión al estilo brasilero) y la mejor “pasista” (Bailarina principal que baila frente a la batucada).

Podría decirse de Estela fue el alma mater del carnaval de la ciudad que, hace 14 años, fue noticia mundial por el conflicto de las papeleras sobre la margen derecha del río Uruguay. Miembro de Curita Gaucho, Agrupaciones Tradicionalistas, la Fundación Evita y presidenta de la Fiesta Internacional de Pesca del Pejerrey y Lanzamiento (FIPPYL), fue la primera socia mujer del Club Central Entrerriano. Mujer casi de armas tomar, Estela fue una colaboradora asidua del Tiro Federal, club para el cual ofreció el garaje de su propia casa para entrenar a los pariticipantes de La Diablada, el semillero de la futura comparsa Ará Yeví, en 1986.

Un año entero de trabajo para admirar el empuje de más de 1000 músicos y bailarines incansables, ataviados con más de 50.000 plumas y acompañados por 12 carrozas temáticas.

Para los días por venir, todavía se consiguen entradas que arrancan en $11000, con mesas para 4 desde $42.000 (ventas 03446- 424365 / 431283  (whatsapp 03446- 347566). Y lo que resta por delante será una competencia cuerpo a cuerpo, sobre los hombros de Buenos Aires.