Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
sábado 16 de noviembre de 2019 | Suscribite
SOCIEDAD / PREMIOS PERFIL 2019
jueves 17 octubre, 2019

Andrés Duprat, en los Premios Perfil: "Hay un auge de rescatar a las artistas mujeres"

El director del Museo Nacional de Bellas Artes, espacio distinguido en el rubro Gestión Cultural, aseguró que 2000 personas visitan a diario el espacio. Mirá el video.

por Ramón Indart

Andrés Duprat, director del Museo Nacional de Bellas Artes. Foto: Captura de pantalla

El miércoles 16 de octubre en el Centro Cultural Kirchner se realizó la onceava edición de los Premios Perfil a la Inteligencia. En esta ocasión, en el rubro Gestión Cultural el galardón fue para el Museo Nacional de Bellas Artes. Andrés Duprat, director del espacio, habló con PERFIL antes de recibir la distinción. 

—¿Cómo se atrae a los jóvenes para que consuman la cultura en la Argentina?
—En el caso del Museo Nacional de Bellas Artes, se trata de un espacio que tiene una colección de arte superlativa y la forma de modernizar y atraer al público joven es ahora, por ejemplo, audio vías que es una App que te bajás cuando entrás, y después hay un montón de actividades de distintos niveles desde jovencísimos hasta gente más informada, mediante la cual se les da herramientas de abordaje a las obras, pero hay que pensar que no son obras de video-arte general o arte contemporáneo, sino que son las colecciones desde Antigua Roma hasta anteayer. El Museo de Bellas Artes está muy instalado, tiene el máximo acervo de arte de la Argentina y uno de los más importantes de Latinoamérica, entonces está dentro del circuito, no tenemos problemas de afluencia de público. Vienen más de 2000 personas por día. Está articulado con la sociedad y la sociedad educativa. Es un museo muy exitoso en cuanto a audiencias, está muy bien ubicado y tiene muchas actividades, una colección increíble y muestras temporarias muy atractivas. 

—¿La situación del país repercute en la gente que se acerca?
—No, para nada. Es bastante continuo los visitantes, donde el 35% son turistas. Cualquier persona que viene a Buenos Aires, una de sus primera visitar es al museo, no por mérito de nuestra gestión sino que está instalado porque es un lugar que tiene 120 años de trayectoria y está instalado como el Teatro Colón u otros hitos de la cultura. 

El Bellas Artes se suma al homenaje a Julio Le Parc con una muestra de sus obras más tempranas

—Actualmente ¿cuántas obras se exhiben?
—El Museo tiene cerca de 13 mil obras y se exponen más o menos 900 por un tema de capacidad del edificio y cantidad de salas. Los museos no exponen todo el acervo, sino una parte y después rotan. También hacemos exposiciones temporarias que rotan por las provincias con parte de la colección y se muestra también en otras sedes. 

—¿Existe lo que se puede decir una línea editorial de un Museo de lo que se expone en determinada etapa de la historia de un país, de una gestión?
Si uno mira la historia sí existen prioridades institucionales. Los museos priorizaron tal tipo de muestra o exhibición. Ahora hay un auge de rescatar a las artistas mujeres, que las hubieron siempre pero por un clima de época fueron soslayadas y quedaron a la sombra de los artistas hombres. Si tuviera que hablar de líneas, en el Museo tenemos las muestras homenajes a nuestros grandes artistas en vida como (Julio) Le Parc o Carlos Alonso. Me parece que es una obligación de este gran museo para con los artistas. Ahora inauguramos una sala de arte precolombino permanente para brindar una perspectiva de arte Latinoamericanista a un museo que es más europeísta.

—¿Qué diferencia encontrás entre el artista de los años ‘70, ‘80, ‘90… con los de ahora?
—Es un cambio bastante notable porque ahora se ha perdido un poco esa bohemia de los ‘60 y ‘70 en el cual el mercado no era tan presente, no estaba tan estipulado entonces el artista, sobre todo en una ciudad como Buenos Aires, vivía la bohemia de los bares. Hoy veo que todo está más regulado para bien y para mal, en el cual está el sistema de galerías, los coleccionistas, los curadores, las instituciones y hay una especie de reglamento.

 —¿Por qué ocurre eso?
—Eso es porque se ha profesionalizado la práctica a niveles superlativos, incluso en el mal sentido de la palabra. Lo bueno que tenía la práctica artística era la libertad, la creación e ir por fuera del canon pero hoy se  ha regulado. Igual lo veo en otros campos no sólo en el arte y la cultura. Cuando yo era un joven director de museo, los referentes artistas o críticos como Felipe Noé; Miguel Briante, personajes un poco salvajes a mis ojos de 20 años, era lindísimo porque vivían esa bohemia de los 20 años por fuera del interés comercial de colocar una obra en el mercado. Veo que ahora está todo más regulado, hay artistas quizás más obedientes pero no es culpa de ellos sino del sistema. 

—¿De qué edad estamos hablando cuando nos referimos a artistas que recién comienzan?
—A finales de los 20 años se considera un artista joven. El artista aprende que hay un sistema y los pasos que tiene que seguir, la beca y la residencia en tal lado, hay como una ilusión de carrera a seguir y la verdad que en cuanto a la creación artística prefiero los caminos sui generis.

‘Apagón’ en el Bellas Artes para visibilizar el machismo en el arte

—¿Sigue teniendo Buenos Aires esos caminos sui generis que decís?
—Cada vez menos porque terminan doblegando la voluntad de cualquier joven que también necesita tener visibilidad y mostrar sus cosas. Cuando no hay caminos marcados, te los tenés que hacer vos. Tiene de bueno que cuando estás haciendo un camino, lo estás haciendo realmente personal. Si vos te metés en una estructura y caminos preexistentes, corrés el riesgo de que te formateen de determinada manera.

—Apuntando a este público joven que al ver todo ¿qué consejo le darías?
—Que busquen adentro suyo y no tanto afuera, que no respondan a las "órdenes" que viene de afuera de 'tenés que hacer esto' o 'te conviene hacer lo otro', sino que traten de escucharse hacia adentro porque si realmente lo que tienen para decir es interesante, eso va a romper ese esquema y los va a poner realmente en un lugar interesante. 

En sus más de 120 años, el Museo Nacional de Bellas Artes formó una colección de más de doce mil piezas de diferentes períodos artísticos, nacionales e internacionales que incluye pinturas, esculturas, dibujos, grabados, textiles y objetos. Además posee biblioteca artística con más de 150.000 volúmenes y recoge expone el mayor patrimonio de arte de la Argentina, esto lo constituye como una de las instituciones culturales más relevantes del continente.

F.D.S./


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4815

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.