7th de March de 2021
SOCIEDAD supera a la media regional
01-09-2019 02:22

Casi el 10% de las viviendas porteñas no tienen ocupantes

En Puerto Madero, donde cinco de cada diez inmuebles son considerados “de lujo”, la cifra asciende al 30%. ONG’s proponen sanciones impositivas a los propietarios.

01-09-2019 02:22

Un informe reciente del Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC), registró que el 9,2% de los inmuebles porteños son ociosos. Es decir que hay un total de 138.328 propiedades que no cumplen su función de hogar, mientras que hay más de 7.500 personas en situación de calle y otras 300 mil en villas o asentamientos precarios.

Se trata de la primera vez que se realiza un estudio de estas características –del que además participaron otros organismos públicos y ONG’s–, donde el número se determinó a partir de un promedio de consumo eléctrico de una heladera.

El documento detalla que la mayor cantidad de viviendas vacantes se encuentran en la parte norte de la Ciudad. La Comuna 1 (Puerto Madero, San Telmo, Montserrat, Constitución y Retiro) tiene el 11,8% de propiedades ociosas, y es seguida por la Comuna 2 (Recoleta) que llega al 10,2%. Además, estos dos distritos porteños poseen la mayor cantidad de viviendas en todo el territorio, con el 9% y 7% del total, junto a la Comuna 14 (Palermo) que tiene el 9,9% de las casas y el 9,5% de ellas están desocupadas. Por su parte, la Comuna 8 (Villa Lugano, Soldati y Riachuelo) son las que menos casas vacantes tienen, con un 5,4%.

“La mayoría de estas viviendas desocupadas cumplen la función de depósito de bienes de valor o inversión futura”, dice Pablo Vitale, codirector de la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ), que participó del estudio junto al Ministerio Público de la Defensa porteño, el Centro de Estudios Legales y Sociales y el Centro de Estudios Económicos y Urbanos. “El 30% de las viviendas de Puerto Madero están vacías”, dice Vitale.

Para Jonathan Baldiviezo, del Observatorio del Derecho a la Ciudad, “la construcción de viviendas no estuvo destinada a fines sociales, sino para los sectores más ricos que utilizan las propiedades como un instrumento financiero o un lugar de ahorro de capitales”. Según la Dirección General de Estadísticas y Censos, de las 195 mil edificaciones que se hicieron entre 2005 y 2018, el 50% son lujosas.

En comparación, Vitale explica que la cifra del 9,2% de ociosidad de viviendas está por encima de la media latinoamericana y europea. El informe detalla que en Londres es del 2%, mientras que en ciudades como San Pablo llega al 7%. “Otros países superan a Buenos Aires, como Santiago de Chile que tiene el 10%, pero no tiene el mismo déficit habitacional que los porteños”, cuenta Vitale.

El informe dice que “este resultado evidencia la necesidad de generar políticas públicas que faciliten el acceso a un hábitat digno” y adelantan que próximamente difundirán un nuevo documento que muestre cómo avanzaron las viviendas ociosas entre 2005 y 2018. Para Vitale, la problemática existe porque “el propietario tiene la idea que puede hacer lo que quiera con su inmueble, pero es una idea errónea porque todos los bienes son regulados”. Entonces, explica que “el valor de una vivienda está determinado por el uso que se le da como tal y por su localización, no por el costo de los ladrillos. Cuando la propiedad no se usa para lo que se debiera, se está cercenando el derecho a otra persona”.

Las organizaciones que participaron del informe proponen diversas soluciones a la problemática, a partir de los modelos regulatorios que se implementan en Estados Unidos y Europa. “Proponemos un subsidio para quien necesite reacondicionar su propiedad y un alquiler con tarifa social; y sanciones impositivas a quienes tengan viviendas ociosas”, agrega.

En esta Nota