Soleado
Temperatura:
17º
Ciudad:
Buenos Aires
sábado 21 de septiembre de 2019 | Suscribite
SOCIEDAD / La Plata
viernes 23 agosto, 2019

Cómo pudo atender durante 14 años el falso odontólogo de City Bell

Fernando Cuacci trabajaba en un consultorio junto a su esposa y fue denunciado por mala praxis. Ahora se sumaron más testimonios en su contra. El rol de su mujer.

Galería de imágenes

por Florencia de Sousa


Fotogalería
Imagen de carácter ilustrativo | Al momento de la inspección, el falso odontólogo estaba por atender a una paciente. Foto: Shutterlock

Una denuncia por mala praxis en un consultorio odontológico de La Plata dejó en evidencia que uno de los profesionales que allí atendía no tenía título y tuvo contacto con pacientes durante casi 15 años. Tras darse a conocer la noticia y luego de que trascendiera su identidad, comenzaron a sumarse más presentaciones en su contra. El Colegio de Odontólogos plantense presentó una denuncia penal contra por ejercicio ilegal de la profesión.

Fernando Cuacci fue descubierto en el consultorio, momentos antes de que atendiera a una paciente. La presidenta del Colegio, Natalia Weiler, contó en diálogo con PERFIL: "Recibimos una denuncia anónima de mala praxis hacia ese presunto odontólogo, entonces hacemos una presentación que pasa a la Subcomisión de Habilitaciones, Rehabilitaciones, Verificaciones, Publicidad e Intrusismo, y ahí se constata que el hombre no estaba matriculado. Ante esto, le envían una inspección a su consultorio para corroborar si estaba habilitado el lugar".

falso odontologo 1 08232019
Fachada del consultorio donde atendía Fernando Cuacci en City Bell.  Foto: Gentileza El Día de La Plata

"Cuando se llega al consultorio -ubicado en la calle 473 bis entre 20 y 21- Cuacci atiene la puerta con un barbijo puesto y el ambo y tenía una paciente anestesiada en el consultorio. El inspector se presenta y en ese momento, el hombre le dice a la mujer que estaba por atender que se retire. Él se sacó la chaqueta in mediatamente y el inspector comienza a pedirle el título y la matrícula, a lo que el hombre responde que había estudiado odontología durante unos años pero nunca se recibió debido a problemas personales. En el momento reconoció que no era odontólogo y dijo que ni su familia ni su esposa principalmente, que sí es odontóloga y compartía consultorio con él, lo sabían, y como para minimizar el hecho aseguró que sólo hacía algunos arreglos", precisó la titular del Colegio.

‘Pedime el título’, la campaña de cirujanos plásticos para evitar casos de mala praxis

Denuncia formal. La presentación judicial se radicó el 10 de agosto ante la Fiscalía Nº7 de La Plata, a cargo de la fiscal Virginia Bravo, quien recibió entre las pruebas reunidas fotografías, audios y material audiovisual. 

Más denuncias. Al revelarse la identidad del falso odontólogo, "hemos recibido en pocos días llamados y consultas de gente que se ha atendido con él que estaba indignada y quieren saber dónde tienen que denunciar. Ahora es la ley la que tiene que actuar, por eso nosotros los derivamos directamente a la Fiscalía. En 15 años ha tenido un caudal grande de pacientes, él se presentaba como cirujano, se dedicaba a hacer implantes dentales", reveló Weiler.

Si bien en la denuncia penal consta que Cuacci reconoció que su esposa, a cuyo nombre se encuentra habilitado el consultorio dada que ella sí cuenta con el debido título profesional, ignoraba que él no se ha había recibido en la universidad, en el escrito presentado ante la Fiscalía se le solicita a la Justicia que investigue la participación de la mujer por ser la titular del espacio de atención.

Uno de cada diez argentinos internados sufrió un error médico

La palabra de la esposa. Ante la repercusión de la noticia, la odontóloga y ahora exesposa de Cuacci, Patricia López Akimenco, utilizó su cuenta de Facebook para realizar un fuerte descargo: "Lamentablemente soy una víctima más", sentenció.

"Como muchos habrán leído quiero contarles que lamentablemente soy una víctima más, totalmente ajena a la ilegal actuación de mi ahora ex marido. Juro que carecía de conocimiento alguno sobre la falta de título habilitante para ejercer la profesión. Creí en él, como muchos otros; era mi esposo y es el padre de mis 4 hijos. Nunca dudé de la autenticidad del título exhibido, ni del sello, ni de los certificados de diversos cursos de posgrado. Nunca tuve acceso a ningún documento relacionado con el manejo administrativo del consultorio ya que esa tarea él la cumplía en su totalidad. Argumentado que se los desordenaba, impedía toda consulta de documentación. Tuvo el reparo y la habilidad de que todo eso suceda a fines de evitar que yo tome conocimiento alguno, y así fue... un manipulador, mitómano y estafador. A quien no le importó ni mi exposición y peor aún la de mis hijos", expresó. 

"Creí en él, como muchos otros; era mi esposo y es el padre de mis 4 hijos", aseguró la esposa del falso odontólgo

La mujer completó: "No compartíamos en un mismo momento la atención en el consultorio, salvo muy raras excepciones por alguna interconsulta. Mis días de atención eran pocos ya que priorizaba el cuidado de mi familia. Mi intención va a ser siempre colaborar, tanto con el Colegio de Odontólogos como con la Justicia, en todo lo necesario para poder retomar mi actividad, resguardar a mis pacientes y por sobre todo a mis hijos a quienes les toca vivir esta espantosa situación de la cual, con entereza y la frente bien alta, saldremos. No somos culpables de nada, solo víctimas de un manipulador, mitómano y estafador".

"No somos culpables de nada, solo víctimas de un manipulador, mitómano y estafador", agregó en su descargo

Qué hacer para evitar caer en falsos profesionales. "La comunidad tiene que exigirle al odontólogo que sea el título colgado en la sala de espera con la habilitación correspondiente porque es lo que corresponde. En el caso de Cuacci, él no tenía título y la habilitación no estaba a nombre de él tampoco. Hay que dejar en claro, para tranquilidad de la gente, que no todos los odontólogos ejercen de la misma forma. Nosotros tenemos una ley que nos regula y ampara, que es la 12.754, y vamos por ese camino", explicó la presidenta del Colegio de Odontólogos.

"Por desconocimiento o no de la ley, nos hemos encontrado con colegas que no estaban matriculados o que tenían la matrícula cancelada, por los relevamientos que hacemos desde el Colegio logramos que se vengan a regularizar porque eso es lo que habilita al profesional para ejercer. Aquel que no esta matriculado y no está inscripto en el Colegio de Odontólogos no puede ejercer odontología por más que se haya recibido", concluyó.

FDS/FF


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4759

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.