lunes 03 de octubre de 2022
SOCIEDAD CABA

Cuarentena: disminuyó en un 33% la cantidad de accidentes viales

La baja circulación de vehículos genera que los conductores infrinjan algunas normas de tránsito, como no respetar las velocidades máximas o los semáforos en rojo.

21-04-2020 19:00

A un mes de implementado el aislamiento preventivo obligatorio, la movilidad de la ciudad de Buenos Aires está vivenciando una situación particular. La siniestralidad en las calles de la ciudad de Buenos Aires disminuyó un 33% entre el 20 de marzo, fecha en la que se decretó la cuarentena total, y el 20 de este mes, si se lo compara con el mismo período de 2019, según informaron desde la Secretaría de Transporte y Obras Públicas porteña. En relación con la cantidad de víctimas fatales, en el mismo período se registró una caída del 89%. La única muerte por un siniestro vial se registró el día martes 7 de abril pasado, cuando una persona fue arrollada en la AU Dellepiane.

De  todas maneras, y más allá de la evidente caída de los promedios de siniestros viales, se han producido algunos choques en algunas calles y avenidas de la ciudad. En este sentido, y si bien durante el aislamiento disminuyó el flujo normal de vehículos particulares, en contraposición se mantuvo y aumentó la circulación de ambulancias y patrulleros policiales. Por lo tanto, la calle puede parecer más tranquila, y las personas tienden a adoptar conductas imprudentes -como pasar semáforos en rojo o subir la velocidad del vehículo-, sin tener en cuenta el trabajo de los vehículos de emergencia, que pueden aparecer en forma sorpresiva. En este caso, por ejemplo, durante el fin de semana se produjeron diferentes incidentes de tránsito en las que ambulancias del SAME se vieron involucradas. En una de ellos, viajaba el director del SAME, Alberto Crescenti, que terminó con un hombro luxado.

Cuántos contagiados de coronavirus hay en cada barrio de CABA

En el caso de las avenidas, la General Paz está considerada como la traza con mayor siniestralidad de la Ciudad. En este sentido, durante el periodo 20 de marzo–20 de abril, la cantidad de siniestros totales se redujo se redujo el 86%, mientras que los accidentes fatales se redujeron el 100%. En el caso de los lesionados, en tanto, el registro bajó un 86%.  En este sentido, desde el organismo porteño aclararon que “si bien hay mucho menos flujo vehicular, esto no significa que las personas respeten más las normas de tránsito. Al haber menos vehículos en la calle los conductores suelen acelerar más, o no respetar los semáforos en rojo. Cuando eso pasa, pueden registrarse un mayor número de incidentes viales y de mayor gravedad en los que la velocidad es un claro factor de riesgo implicado. Es muy importante que se respeten las normas de tránsito; que se registren incidentes de tránsito en el marco de la pandemia de coronavirus también es una sobrecarga para la tarea del SAME”, afirmaron desde el edifico de Parque Lezama. 

Fabián Pons, directivo del Observatorio Vial de Latinoamérica (Ovilam) señaló que en el país se dio un fenómeno singular. "Si bien hay menos circulación vehicular, se dieron algunos siniestros en la ciudad que tienen mayor magnitud. Es decir, menor frecuencia siniestral pero con mayor severidad. Tal como pasó con las cuatro ambulancias del SAME que chocaron durante la cuarentena y que salieron del sistema. en este sentido, vale aclarar que el promedio de salida de servicio de una ambulancia es de una al año, ahora en un mes, salieron cuatro del servicio. Este fenómeno urbano se repite en varias ciudades del mundo", señaló el especialista en seguridad vial. 

Desde la Ong Luchemos por la Vida, por su parte, aseguraron que “durante la cuarentena los siniestros de tránsito no han disminuido en la misma proporción que la circulación de personas, y esto es una llamada de atención para los conductores autorizados a circular. Los conductores pueden sentirse más seguros al ver poco tránsito, y optan por circular a más velocidad y respetar menos los semáforos en la creencia de que no hay riesgos, y esto no es así. Mientras que los peatones pueden arriesgarse al intentar cruzar por cualquier parte, confiados en que hay pocos autos circulando”.

Barbijo en el auto: obligatorio en la provincia de Buenos Aires

Por su parte, Juan José Méndez, titular de la Secretaría de Transporte porteña aseguró a Perfil: “Que haya menos autos en las calles no implica no respetar las velocidades máximas y pasar por alto los semáforos en rojo. Hoy más que nunca debemos ser prudentes al volante y respetar las normas de tránsito para prevenir la sobrecarga del sistema de salud con siniestros viales que pueden evitarse".