jueves 23 de septiembre de 2021
SOCIEDAD El gobierno evalúa controles policiales en la calles
02-01-2021 04:14
02-01-2021 04:14

En parques y plazas hubo fiestas sin cuidados en la noche de cambio de año

Los grupos, en su mayoría de jóvenes, no respetaron el distanciamiento ni usaron tapabocas. En CABA los controles de alcoholemia dieron un 50% menos de positivos que en Navidad.

02-01-2021 04:14

A pesar de que en el último día del año el gobierno de Buenos Aires reportó la detección de 1405 nuevos casos de coronavirus, la cifra -que volvió a mostrar su crecimiento- no amedrentó a miles de personas que se reunieron a festejar la llegada del 2021 en plazas y parques de la ciudad. El problema es que en una alta proporción lo hicieron sin cumplir las mínimas medidas de distanciamiento social y -muchos- también sin usar barbijo.

Estas reuniones sociales armadas para recibir el nuevo año continuaron hasta bien entrada la mañana. Incluso a ese horario ocurrieron algunos incidentes cuando diversos periodistas intentaron hacer notas en Parque Chacabuco y Saavedra, retratando los festejos de decenas de grupos de amigos que celebraban sin respetar protocolos y pese a que la recomendación es hacer reuniones de hasta 20 personas, pero usando barbijos, con distanciamiento y sin compartir vasos ni botellas.

La noche y la madrugada del primer día del 2021 fue un calco de la pasada Navidad, cuando nutridos grupos de jóvenes se reunieron al aire libre con heladeritas, cerveza y música para bailar emitida desde parlantes portátiles. Pero también en esa oportunidad sin respetar el distanciamiento.

En Saavedra, ya a plena luz del día en Saavedra, la Policía de la Ciudad recorrió el parque con patrulleros y megáfonos pidiendo a los grupos que respeten las consignas de cuidado, pero sin demasiado éxito. De todos modos, desde la fuerza de seguridad ciudadana señalaron que, “salvo algún incidente puntual, no hubo problemas” y que “mucha gente se retiró de las plazas ya bien entrada la madrugada”. Lo que no se retiró fueron los restos de la fiesta que mostraron cantidad de botellas, papeles y latas abandonadas en el pasto. 

Estas escenas se repitieron en otros puntos del país como Rosario, Formosa y Mar del Plata. En ciudad de La Plata, la autoridades municipales detectaron 28 fiestas clandestinas algunas organizadas en viviendas particulares y otras en el espacio público. Reuniones que fueron desarticuladas por no contar con habilitación oficial. Y en casi la mitad de estas aglomeraciones los participantes se resistieron a ser “desalojados”.

Estas fiestas espontáneas motivaron a Jorge Rachid -sanitarista e integrante del comité de asesores de la gobernación bonaerense- a cuestionar la actitud, por el riesgo de contagio que implica la gran cantidad de personas que, durante la madrugada, se agolparon en parques y plazas de toda el Área Metropolitana de Buenos Aires.

Alcoholemia. Mientras la fiesta se descontrolaba en plazas y parques, en el último día del año, como en otras celebraciones similares, el Cuerpo de Agentes de Tránsito de CABA reforzó las medidas de vigilancia usuales, sumando diez nuevos controles asentados en avenidas estratégicas de la ciudad. 

Según informó la Secretaria de Transporte, a lo largo de la noche del 31 de diciembre se realizaron 2932 controles, de los cuales 35 casos -el 1,2 % del total-, dio positivo al test de alcoholemia. La noticia, según las autoridades, es alentadora porque esta última cifra representa menos de la mitad de las personas que también superaron el nivel máximo de alcohol durante la tanda de controles realizados en la pasada Nochebuena: hace apenas diez días en esos mismos controles el porcentaje de excesos en el nivel de alcohol representó el 3% del total. 

Todos estos desborde ocurrieron pese a las declaraciones del presidente Alberto Fernández, quien hace pocas hora, tras analizar la noche de fiestas de Navidad, reveló que evalúa -si la situación se descontrola- utilizar las fuerzas de seguridad para “disipar a la gente e impedir aglomeraciones”.

En esta Nota