domingo 25 de julio de 2021
SOCIEDAD en costanera sur
10-07-2021 00:22

Harán un parque en el predio en el que IRSA busca construir su barrio de lujo

Con la creación de este espacio verde, la Ciudad impulsa, además, el desarrollo en el lugar del barrio Solares de Santa María. Necesita doble lectura y audiencia pública.

10-07-2021 00:22

En los próximos días comenzará a circular en la Legislatura porteña un proyecto de ley, enviado por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, que tiene por objetivo urbanizar una de las zonas de la Capital Federal que más dolores de cabeza le generaron, primero al macrismo y luego al gobierno de Horacio Rodríguez Larreta. 

Se trata del predio de la ex Ciudad Deportiva de Boca Juniors del cual IRSA, la empresa desarrolladora del holding de Eduardo Elsztain, es dueña y pretende erigir allí su proyecto de alta gama Solares de Santa María (ver aparte). 

En ese predio, de 70 hectáreas, pegadas al Barrio Rodrigo Bueno y a la Reserva Ecológica, el Ejecutivo porteño proyecta construir un parque público de 47 hectáreas (67% del total), que fueron cedidas por IRSA a la Ciudad. En las 23 restantes, el grupo empresarial desarrollaría su proyecto residencial, siempre y cuando cuente con los votos necesarios del recinto legislativo.  

La iniciativa se enmarca en un plan más ambicioso del gobierno porteño que abarca el predio de IRSA, el desarrollo del futuro Parque Salguero (predio de Costa Salguero) y la refuncionalización del Macro y Microcentro porteños.

Para ello, el Ejecutivo porteño impulsará, a través de la Secretaría de Desarrollo Urbano, un plan de leyes con medidas y acciones denominadas Convenios Urbanísticos (CU) a través de los cuales, estiman en la Ciudad, se potenciarán “ iniciativas público-privadas” en esas zonas del ejido urbano. “La empresa desarrolladora presentó este convenio urbanístico con el que la Ciudad no solo recuperará otra salida al río, sino que revitaliza una tierra que estaba abandonada desde hace treinta años”, aseguró Álvaro García Resta, secretario de Desarrollo Urbano.  

Según explicó el funcionario, el acuerdo se firmará en los próximos días y luego será debatido en la Legislatura. Dado que es una norma sobre el espacio público, la ley es de doble lectura y audiencia pública.

En este sentido, García Resta señaló que con el nuevo proyecto de ley “se ajustará la normativa vigente –que permite solo usos deportivos–, para que allí se amplíen. Además del parque público y áreas de recreación, en la futura urbanización habrá un área para residencias y locales comerciales y de gastronomía”.  

El convenio, además, establece que IRSA se encargará de la construcción del futuro parque, y de su mantenimiento y conservación por diez años. “La empresa también se encargará de las obras de infraestructuras de toda la zona”, aseguró García Resta en su charla con PERFIL.  

La contraprestación de IRSA hacia la Ciudad también contempla fondos para presupuestos destinados a Innovación, Ciencia y Tecnología, y para el Fondo de Desarrollo Sostenible de la Ciudad (Fodus). Para estos fines, y de acuerdo con el funcionario porteño, “el aporte de IRSA rondaría los 250 millones de dólares”.

Las otras tierras.  Además de impulsar el desarrollo de un nuevo parque en la Costanera Sur y habilitar la construcción de un emprendimiento inmobiliario, el gobierno porteño mantiene su pretensión de reconvertir los  usos del predio de Costa Salguero. En este caso, se trata de 13,3 hectáreas (74% del total) sobre las que habrá espacios verdes, áreas de entretenimiento y culturales, además de locales gastronómicos. Mientras que en las restantes 4,7 hectáreas (26%) se presume la construcción de edificios residenciales, de oficina y comercios. Actualmente el proyecto está frenado ya que la ley que lo habilitaba fue declarada inconstitucional.

En el caso del Macro y Microcentro porteños, la propuesta apunta a refuncionalizar los edificios de oficinas en residenciales para potencializar y revitalizar el área. “Sabemos que el Centro porteño es el lugar más interconectado con la Ciudad, con el subte y el Metrobus. donde todo está a 15 minutos. Queremos que la zona deje de funcionar exclusivamente como un centro financiero y que se convierta en un barrio más de la Ciudad, para que los vecinos lo elijan para vivir”, aseguró, por último, García Resta.

 

Un negocio que lleva años de polémica 

Luego de que en 1991 la sociedad Santa María del Plata adquiriera las tierras de la ex Ciudad Deportiva de Boca Juniors por 22 millones de dólares y en 1997 pasaran a mano de IRSA, Eduardo Elsztain proyectó allí un megaemprendimiento vip de 11 torres de cincuenta pisos cada una con áreas náuticas, de servicios y zonas comerciales. Si bien el proyecto siempre contó con el visto bueno del oficialismo, en especial del macrismo, la propuesta nunca fue aprobada por la Legislatura.

En 2011 el planteo contemplaba una inversión de 600 millones de dólares para construir un “nuevo Puerto Madero” en ese predio de 70 hectáreas, pero no fue aprobado.

En 2016 IRSA firmó un acuerdo con el Gobierno por el que cedía 29 hectáreas para uso público. En el resto de la tierra se construiría el complejo Solares de Santa María con una inversión de US$ 2 mil millones. Pese a la oferta de financiar la urbanización de la villa lindera y mejorar un asentamiento de La Boca, el proyecto tampoco fue aprobado.