domingo 25 de julio de 2021
SOCIEDAD 20 ANIVERSARIO DEL ATAQUE TERRORISTA
17-03-2012 01:00

La causa por el atentado a la Embajada de Israel, sin detenidos ni juzgados

Desde su inicio, la Corte Suprema es la que lleva la investigación, pero no tuvo mayor éxito con las órdenes de captura emitidas. Los reclamos. Fotos históricas.

17-03-2012 01:00

A 20 años de uno de los atentados más cruentos en la historia argentina, este viernes se conmemoró el ataque a la Embajada de Israel, en donde murieron 29 personas, de las cuales sólo pudieron ser identificadas 22. Sin embargo, la causa judicial está estancada.

El 17 de marzo de 1992, a las 14.47, una bomba destrozó el edificio de la sede diplomática, ubicada en la esquina de las calles Arroyo y Suipacha. La explosión provocó, además de los muertos -que según las fuentes oscilan entre 29 y 45- heridas a 250 personas que estaban en el edificio, y sus inmediaciones. Lo que en su momento se investigó como una bomba en los pisos inferiores de la embajada, resultó ser un coche bomba, una camioneta Ford F-100 cargada con explosivos.

Por aquel momento, fue calificado como el "peor atentado terrorista en la historia argentina", hasta que poco más de dos años después, el 18 de julio de 1994, otro coche bomba se incrustó en la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), matando a unas 85 personas.

Stand by. Desde el comienzo, la investigación judicial fue llevada adelante por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en el expediente 143/1992, que ya suma unos 24 tomos. La Embajada de Israel no asumió el rol de demandante en el proceso penal, ni tampoco lo hizo el Estado argentino. Los únicos querellantes fueron los sobrevivientes, o sus deudos, en tanto particulares damnificados. A pesar de los peritajes realizados, lo cierto es que nunca se detuvo a un solo sospechoso.

No obstante, se solicitó la captura de Imad Mougniyieh, jefe del grupo terrorista Hezbollah, que también fue acusado del ataque a la AMIA. Junto a él, se buscó al ciudadano colombiano Samuel Salman El Reda, descendiente de libaneses y supuesto activista del Hezbollah en la zona de la Triple Frontera. Mougniyieh jamás se presentó en los tribunales nacionales: fue asesinado en Siria en 2008.

La causa pasó por cuatro jueces de Instrucción y distintas conformaciones del Máximo Tribunal. En diciembre de 2006, la Corte dispuso proseguir con la investigación -delegada desde 1997 al secretario penal Esteban Jorge Canevari de la Secretaría Judicial Nº 3- y rechazó la posibilidad de que el caso prescriba, pero no accedió a tipificarlO como "crimen contra la humanidad", como lo solicitó uno de los querellantes.

Los más de 5 mil movimientos que tuvo el expediente, las exhortaciones de los presidentes Néstor Kirchner y luego Cristina Fernández de Kirchner -quien formó parte de la comisión bicameral de seguimiento de los atentados- y los pedidos de capturas internacionales, no pudieron lograr que la causa avance. Los responsables de la embajada declararon en contadas oportunidades que esperan además que se identifique a la conexión local necesaria para perpetrar el ataque. Esa línea de investigación sostiene que funcionarios iraníes y fundamentalistas islámicos planificaron el ataque con la complicidad, y posterior encubrimiento, de las autoridades y fuerzas de seguridad argentinas.

Silencioso homenaje. Miembros de la comunidad judía decidieron hace doce años levantar un memorial en honor a las víctimas. La iniciativa tuvo varias dificultades. En principio, la Embajada había vendido el predio, en el cual se pensaba construir un hotel-boutique. Ante la idea, sobrevivientes y familiares pidieron conservar el lugar como un espacio para la memoria. Finalmente, el predio fue adquirido por el Proyecto Hatikva, encabezado por el arquitecto León Wasserman, por algo más de dos millones de pesos.

La compra del terreno y la construcción de la plaza, donada a la Ciudad de Buenos Aires, supuso una inversión cercana a los dos millones y medio, facilitados con créditos bancarios del Banco Mayo. Años más tarde, y por una deuda remanente de uno de esos préstamos, la plaza estuvo a punto de ser rematada.

Nuevo edificio. Las autoridades de Israel anunciaron esta semana que construirán en Argentina una nueva sede diplomática. "Ningún otro edificio provisorio de varios pisos, sino un edificio ejemplar para preservar la memoria de las víctimas", afirmó el canciller de Israel, Avigdor Lieberman. Para muchos, la memoria sigue en Arroyo, en el lugar fue resultó ser testigo de la trágica agresión.

En esta Nota