sábado 10 de abril del 2021
SOCIEDAD Homicidio simple con dolo eventual
04-04-2021 00:34

“La condena es un alivio”, aseguran los protagonistas directos del caso Veppo

Tras la sentencia al periodista, hablan la hermana de Cinthia Choque, la agente de tránsito fallecida en el siniestro vial; y Santiago Siciliano, sobreviviente del incidente.

04-04-2021 00:34

Cuando Cinthia Choque y Santiago Siciliano se apostaron en el control de Tránsito de Figueroa Alcorta y Tagle el 9 de septiembre de 2019, nunca imaginaron que cumplir con sus tareas habituales iba a costarles la vida (a Choque) y dejarles lesiones irreversibles (a Siciliano). Esa madrugada fatídica, los agentes del cuerpo de tránsito de la Ciudad de Buenos Aires fueron atropellados por Eugenio Veppo, cuando circulaba a gran velocidad por la avenida Figueroa Alcorta. Por este siniestro vial el conductor fue condenado –en fallo unánime– a 9 años y 3 meses de prisión el martes pasado, luego de que el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 14 considerara al periodista autor de los delitos de “homicidio simple en concurso ideal con lesiones graves, ambas figuras a título de dolo eventual”.

Tras la sentencia, PERFIL habló con la familia de Cinthia y con Santiago, a fin de saber qué representó para ellos el fallo, luego de un año y medio de juicio.  

“Es un alivio la condena,  porque se mantuvo la carátula inicial de homicidio simple con dolo eventual”, aseguró Graciela Choque, la hermana de Cinthia. “Fue muy importante que se mantuviera, ya que vislumbrábamos un panorama muy complicado cuando el fiscal Fernando Klappenbach pidió en su alegato una condena de 5 años y 10 meses de prisión. El Tribunal reconoció que Veppo sabía lo que hacía y, por lo tanto, tenía que hacerse cargo”, agregó Gabriela, de manera contundente.

 “Más allá de la condena, sabemos que a Cinthia no la vamos a ver más, nada la va a devolver. Veppo en algún momento saldrá de la cárcel y estará con su familia. Mis sobrinas perdieron a su mamá y mis padres a una hija, nunca será lo mismo para nosotros. No vamos a oír nunca más su risa contagiosa”, aseguró Gabriela, en su charla con este diario.

Con relación a sus sobrinas, de 5 y 8 años, Gabriela contó que Cinthia se desvivía por ellas. “Era una mamá muy presente, en todo sentido. Había pedido trabajar los fines de semana para estar más tiempo con ellas en la semana y atenderlas, sobre todo a la más chiquita, que iba al jardín de infantes. Para los cumpleaños, por ejemplo, se encargaba de todo. Desde preparar la piñata hasta la confección de los trajes de disfraces para las nenas”.

Más adelante, y sin ocultar su emoción, Gabriela contó que “con el tema de las audiencias, las chicas preguntan mucho por su mamá y están muy sensibles. Son situaciones que nos parten al medio, no sabemos qué responderles, cómo contenerlas”, enfatizó Gabriela.

Con lesiones graves. Santiago, por su parte, consideró que “la condena a Veppo es la más adecuada, sobre todo si tenemos en cuenta la pena que pedía el fiscal. Espero que esta condena sea ejemplar. Veppo ahora está preso y por unos cuántos años no va a atropellar a nadie, pero hay muchos ‘veppos’ en la calle. Tiene que haber más enseñanza de seguridad vial”, señaló Sicialiano.

En relación con su estado de salud, el agente de tránsito contó que perdió el 50% de la visión de su ojo derecho, y con la imposibilidad de realizar actividades de impacto. “No puedo correr, saltar, ni mucho menos retomar mis clases de boxeo. Tengo una placa en el lado frontal del parietal derecho de mi cabeza. En el tobillo derecho tengo cinco clavos, lo cual me impide caminar bien y me afecta en la cadera. Solo puedo andar en bicicleta y con muchos cuidados”, explicó Santiago.

Según contó el joven de 32, padre de un niño de 10, antes del incidente mi vida pasaba por trabajar, tocar la batería, era sesionista en diferentes grabaciones, y estudiar en la escuela de Música Popular. “Estudiaba para ser músico instrumentista, pero el siniestro y después la pandemia frenaron todo. No pude avanzar más”, agregó.

Respecto a su recuperación, Siciliano aseguró que tiene inconvenientes para conseguir turnos de kinesiología. “En la obra social (OSBA) me piden una orden del traumatólogo, pero tampoco consigo turnos, está todo colapsado por la pandemia. Por cuestiones económicas, tampoco estoy teniendo atención psicológica. Se me hace muy cuesta arriba”, puntualizó el joven.  

En relación con su estado actual, Santiago afirmó que se encuentra de licencia en su trabajo en el Gobierno de la Ciudad, del que forma parte como planta transitoria luego del incidente vial.

Sobre Veppo, Santiago contó que nunca habló con él. “No tuve la oportunidad. Sí hablé con el papá, quien me pidió disculpas. De todas maneras, no descarto hacerlo en algún momento. No para reclamarle nada, lo compadezco. Va a pasar unos cuantos años preso y sabiendo que mató a una chica”, concluyó.

 

Cómo fue la causa

◆ El 9 de septiembre de 2019 Eugenio Veppo atropelló y causó la muerte de Cinthia Choque. Además causó lesiones graves a Santiago Siciliano. Estaban apostados en el puesto de control de tránsito de Figueroa Alcorta y Tagle.

◆ Tras el incidente, Veppo escapó del lugar. Circulaba a más de 100 km/h. 

◆ El martes 30 de marzo fue condenado a 9 años y 3 meses de prisión, por ser considerado autor de homicidio simple en concurso ideal con lesiones graves, ambas figuras a título de dolo eventual.

 

Cómo son los controles  

Las condiciones operativas implementadas en los puestos de control de tránsito en la Ciudad de Buenos Aires están diseñadas con estándares internacionales, recomendadas por la OMS y trabajadas con la organización Bloomberg Philantrophies.

Entre las principales características de los controles efectuados por el cuerpo de agentes de tránsito, se destacan los elementos que se utilizan en los mismos.

Según explican desde la Secretaría de Transporte porteña, cuando se establece un control, ya sea en avenidas o calles, se señalizan con carteles luminosos, conos, valizas, camionetas.

Se realizan en horarios diurnos y nocturnos, los 365 días del año.  Por lo general se colocan las unidades móviles (autos) en parte frontal del puesto y de ser posible una segunda unidad en el extremo final del puesto.

Se busca tener unos 50 metros aprox. para realizar la detención. Depende de la vía. Los agentes cuentan con ropa reflectante para ser más visibles, y se prioriza su seguridad por sobre el flujo de autos.

La ubicación de los puestos no está basada únicamente por concentración de bares y restaurantes, sino también recorridos más frecuentados, introducir elementos de aleatoriedad, utilizar vías emblemáticas y vías con mayor capacidad para tratar de cubrir todas las zonas de la Ciudad.

En esta Nota