jueves 01 de diciembre de 2022
SOCIEDAD MUNDIAL QATAR 2022

Mundial "low cost": el argentino que pide comida en las calles de Qatar y bebe agua de las fuentes

Nada lo detiene. Recorrió 24 mil kilómetros en un mes y medio. Subsiste con lo mínimo en las calles qataríes ya que el alojamiento es caro. Vendió una camioneta y discutió con su pareja para cumplir su sueño: ver en vivo a Messi con la celeste y blanca.

10-11-2022 23:05

Hay hinchas capaces de cualquier cosa con tal de ver las mágicas actuaciones del seleccionado argentino en el Mundial de Qatar 2022. Es el caso del chubutense Lucas Villarroel, oriundo de Trelew, que recorrió una travesía de 24 mil kilómetros para asistir a la Copa del Mundo y lleva un estilo de vida "low cost" en la calles qataríes, ya que viajó al país musulmán con apenas 1000 euros. "Hay que hacer el esfuerzo porque la recompensa va a ser linda", se ilusionó mientras palpita la previa de la competencia.

Se llama Lucas, es argentino (nacido en Trelew) y se distanció de su tierra hace un mes y medio con un objetivo claro: llegar a la sede de la Copa del Mundo para alentar a la selección dirigida por Lionel Scaloni.

Qatar 2022: manual de buenos modales para no terminar preso durante el Mundial

El chubutense recorrió un trayecto de 24 mil kilómetros que incluyó paradas en Lima, Madrid, Barcelona, París, Turquía y finalmente Qatar, país al que arribó el 7 de septiembre.

"Quiero aguantar hasta el final para ver si puedo conseguir un ‘ticket’ para la final. Hay que hacer el esfuerzo porque la recompensa va a ser linda", comentó en diálogo con TyC Sports.

El aficionado argentino admitió que viajó con 1000 euros y se ve obligado a minimizar sus gastos diariamente ya que el hospedaje en Qatar "es caro", según sus palabras.

Lucas Villarroel y su Mundial
FOTOS: Instagram / elpelucanosabee

Lucas Villarroel y su Mundial

El Mundial "gasolero" de Lucas Villarroel

Por lo tanto, tiende a ahorrar dinero por todos los medios posibles: carga el teléfono en los shoppings, pide comida en las calles, frecuenta restaurantes para dormir y conectarse a internet e incluso bebe agua en las fuentes distribuidas en las plazoletas.

Eso no es todo: además confesó que se peleó con su novia y vendió un vehículo de su abuelo para conseguir la plata para viajar al Mundial, porque su mayor ambición es ver a Lionel Messi en la gran final de la Copa del Mundo.

"Vine por todo lo que representa Scaloni, la ´Scaloneta´, Leo Messi. Discutí con mi novia. Tenía una camioneta antigua que me había dejado mi abuelo. La vendí, ya no me importaba nada. Arranqué en caliente porque no quería estar más allá", explicó el fanático.

Lucas Villarroel y su Mundial

Lucas Villarroel y su Mundial

CA/ED