viernes 10 de julio de 2020 | Suscribite
SOCIEDAD / Nueva realidad
miércoles 27 mayo, 2020

La UCA explicó por qué su último informe no mide pobreza

El Observatorio de la Deuda Social aclaró que el estudio publicado este martes evalúa el empleo, ingresos y otros indicadores en medio de la pandemia.

Vulnerables. Las personas sin hogar presentan una serie de problemáticas que se agravan a medida que aumentan los índices de pobreza. Foto: pablo cuarterolo
miércoles 27 mayo, 2020

“La medición de indicadores de pobreza y desarrollo humano del Observatorio de la Deuda Social Argentina (ODSA) se hace entre julio y octubre de cada año, con una metodología estándar que permite comparaciones interanuales. La encuesta (N. de R. Covid-19)  es una versión abreviada de la Encuesta de la Deuda Social Argentina (EDSA) y no permite una medición comparativa fiable de la tasa de pobreza por ingresos”, explicó a Perfil el sociólogo Agustín Salvia, responsable del organismo, que este martes reveló un informe denominado EDSA-Covid-19, realizado entre el 7 y el 10 de este mes a 500 hogares de AMBA relevados telefónicamente. 

La intención del informe -que está disponible en la web del Observatorio y comprende varios informes técnicos- es medir no sólo la adhesión ciudadana a las políticas del aislamiento social, las crisis en la ocupación y caída en los ingresos y el acceso a los servicios de salud sino también el empobrecimiento y desigualdades sociales en tiempos de pandemia. 

“La medición de la pobreza (N. de R.: que el ODSA releva cada año y que generó una fuerte repercusión en los últimos días de 2019) requiere de una Canasta Básica Alimentaria-Canasta Básica Total realistas ajustadas a los consumos, y eso no existe en este contexto, no hay oferta ni demanda de determinados bienes y servicios”, agregó Salvia a este medio. 

La pobreza infantil en 2001 fue del 74%; en la pospandemia sería del 60%

“Medir la pobreza por ingreso en una semana-mes de cuarentena no es metodológicamente correcto, es muy variable y poco confiable. Así como lo hacemos en cada año, esperamos brindar nuestras estimaciones de pobreza por ingreso, empleo y pobreza multidimensional a principios de diciembre. Esperamos que así sea, está todo listo para iniciar los trabajos de entrevista a los hogares cuando salgamos de la cuarentena”, detalló. 

El informe revela que el 57,6% de las familias sufrió una caída en sus ingresos derivada de la cuarentena en la zona metropolitana. “A pesar de esas transferencias de ingresos del Estado, el balance de la encuesta muestra una realidad compleja y dramática: uno de cada 10 trabajadores perdió el empleo; 4 de cada 10 trabajadores enfrentaron suspensión por licencia o aislamiento de la actividad; el 60% de los hogares redujeron los ingresos, 35% lo mantuvieron y 5% pudieron ahorrar”, detalló Salvia este martes. 

Aislamiento en el AMBA. En el contexto de crisis agravada por el Covid-19, no solo hay más pobres, sino que los pobres crónicos son más pobres, y cabe pronosticar un empeoramiento en los próximos meses. Las decisiones de gobierno adoptadas tienen como supuesto una predicción acerca del crecimiento de la epidemia y de su letalidad, ante lo cual la mejor estrategia posible es el aislamiento social y obligatorio. En este contexto, les corresponde a las ciencias sociales preguntarse sobre la plausibilidad de los supuestos, la pertinencia de las medidas, su alcance e impacto, los costos presentes y futuros de las decisiones adoptadas”. 

Según el informe, se manifiesta un alto grado de acuerdo con esta medida entre los habitantes del AMBA: un 77.7% de las personas expresó estar totalmente de acuerdo mientras que un 20.3% reveló estar parcialmente de acuerdo. Tan solo un 2.0% se mostró en desacuerdo.  Estas tendencias se mantienen para cada aglomerado urbano bajo análisis. Más de tres cuartos de los habitantes de CABA como del Conurbano Bonaerense están totalmente de acuerdo con el aislamiento social y obligatorio y aproximadamente un quinto respondió estar parcialmente de acuerdo. 

Para la ONU, la pandemia llevaría a 130 millones de personas a la extrema pobreza

Entre las personas que habitan hogares pobres, el porcentaje de adhesión total a esta medida se incrementó a 83.5% mientras que para sus pares no pobres, disminuyó a 75.3%. Un 15.3% de las personas que viven bajo la línea de pobreza, señaló estar parcialmente de acuerdo mientras que esta cifra aumentó a 22.3% para sus pares no pobres.  

Aquellas personas que conviven con niños/as han mostrado una mayor adhesión al aislamiento social y obligatorio (80% respondieron estar totalmente de acuerdo mientras que el porcentaje descendió a 75.4% para las personas en hogares sin niños). En consecuencia, 18% de personas convivientes con niños mostró estar parcialmente de acuerdo, mientras que 22.5% las personas que viven en hogares sin niños respondió estar parcialmente de acuerdo.

“Las políticas de salud adoptadas por el gobierno nacional registran un considerable grado de acuerdo por parte de la sociedad: 62.7% de las personas que viven en el AMBA se manifestaron totalmente de acuerdo con las mismas, 31.3% parcialmente de acuerdo, 3.9% en desacuerdo y 2.1% totalmente en desacuerdo. Estos niveles de acuerdo no tienen diferencias significativas cuando se los observan al nivel de la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano Bonaerense”, detalla el estudio.  

Sin embargo, existen diferencias al analizar los datos según la condición de pobreza de las personas. El estar totalmente de acuerdo con las políticas de salud se intensifica en el caso de los pobres (69.4% frente al 60.2% entre quienes no son pobres). El 5.2% y 2.7% de las personas no pobres están bastante o totalmente en desacuerdo con las políticas de salud, mientras que entre los pobres estos porcentajes no alcanzan el 1%.

CFE / DS

 

 

Drop here!


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5052

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.